logo
Hombre besando a mujer mayor maternal en la frente | Foto: Shutterstock
Fuente: Hombre besando a mujer mayor maternal en la frente | Foto: Shutterstock

Viudo lucha por criar a sus hijos y cuidar de su suegra: luego se entera de herencia de $300.000 - Historia del día

Vanessa Guzmán
06 dic 2022
05:40

Julio y su suegra Rebeca eran dos personas muy diferentes que nunca se llevaron bien, hasta que perdieron a la persona más importante de sus vidas. La tragedia los llevó a compenetrarse y quererse.

Publicidad

Julio y la madre de Erica vivían discutiendo por cada pequeña cosa. Las ganas de debatir nunca desaparecían y siempre estaban enfrentándose por cualquier tontería.

Rebeca era una mujer tradicional, feligresa y temerosa de Dios, que pensó que había criado a su hija para que fuera igual. Pero cuando Erica decidió casarse con un aspirante a artista llamado Julio, que no creía en Dios, su madre sabía que nunca podría aceptarlo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Julio la veía como una mujer ortodoxa que era mezquina e hiriente, mientras que Rebeca lo veía como un perezoso, rebelde y tatuador que no era digno de su hija. Y ninguno de los dos desperdiciaba una sola oportunidad para discutir y tratar de derrotar al otro.

"¡Me estoy cansando de esto, Julio!", expresó un día Erica. Estaba enfadada, pero no quería despertar a sus hijos adolescentes, que acababan de quedarse dormidos tras otra pelea entre los adultos de la familia.

"Mamá está envejeciendo y sabes lo nerviosa que puede ponerse por las cosas pequeñas. No es como si te odiara...", dijo.

Julio lanzó sus manos al aire y frunció el ceño. "Esto es lo que siempre haces. ¡Siempre te pones de SU lado!".

Publicidad

Mientras Erica observaba a su esposo irse corriendo a otra habitación, supo que iba a ser otro de esos días en los que intentaría cuidar a sus dos adolescentes en crecimiento y a dos adultos adicionales que actuaban como adolescentes.

Lee también: Mujer regaña a su suegra todo el tiempo hasta que Beatriz, de 82 años, queda paralítica - Historia del día

Julio también se estaba cansando de las peleas. "¡Está empezando a afectarme como esposo y padre, por el amor de Dios! No importa lo que haga, ¡nunca seré lo suficientemente bueno a los ojos de esa mujer!", Julio se desahogó en una de las salidas nocturnas con sus amigos.

Publicidad

El hombre decidió distanciarse de Rebeca tanto como pudo. Evitaba acompañar a Erica y los niños cuando iban a visitarla todos los fines de semana. Hasta que un día, Erica llegó a casa llorando y preocupada.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Rebeca había tenido una terrible caída en su casa del pueblo y los médicos dijeron que no caminaría durante varias semanas.

"¡Nunca la había visto llorar de dolor así, Julio! Tenemos que cuidarla. Vendrás a visitarla mañana, ¿verdad?", preguntó Erica con ojos esperanzados.

Julio le acarició el cabello a su esposa y miró hacia otro lado. No iba a visitar a la mujer que no lo soportaba. Y no importaba lo mucho que Erica intentara convencerlo, el corazón herido de Julio le impidió ir.

Y luego, un día, cuando los niños estaban en casa y Erica se había ido a ver a su madre, Julio recibió una llamada que rompió su corazón en un millón de pedazos, pedazos que nunca podría volver a armar. Era desgarrador. Erica había muerto trágicamente en el largo camino entre su esposo y su madre.

Publicidad

Julio pasó días de llanto incontrolable, luego el vacío de la casa que aún olía a Erica, y luego las preocupaciones de cómo lograría que sus hijos de 16 y 14 años atravesaran la mayor tragedia de sus vidas.

A kilómetros de distancia, Rebeca estaba sola y se había olvidado de comer, dormir o secarse las lágrimas. Ignoró la luz del sol y se quedó debajo de su manta hasta que llegara la noche y pudiera llorar de nuevo.

No había dicho una palabra ni visto un rostro humano desde el funeral de Erica hacía una semana. Entonces, cuando escuchó un golpe en su puerta y la palabra "¡Mamá!", viniendo del otro lado, se apresuró a ver quién era.

Publicidad

"¡¿Julio?!". Nunca habría adivinado que era él. Después de todo, nunca visitaba su casa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

La mujer mayor quería estar enojada, pero al mirar la sonrisa sin vida de Julio y sus ojos ablandados, pudo ver que él estaba tan destrozado como ella. No podía creer que fuera el mismo hombre despreocupado que le había quitado a su hija.

Publicidad

Rebecca observó cómo Julio llenaba su cocina con alimentos y abría todas las cortinas. Quitó las telarañas del techo y revisó toda la casa en busca de reparaciones.

"Vamos a dar un paseo, Rebeca", dijo Julio, sosteniendo la mano de su suegra con una fuerza reconfortante y ayudándola a ponerse de pie por primera vez en meses.

Las dos almas afligidas cruzaron el camino vacío del pueblo esa tarde, finalmente bajaron la guardia y se abrazaron como una familia.

Julio no se dio cuenta cuando el sol se había puesto esa noche, y finalmente caminó hacia su auto para irse. "Recuerda lo que te dije", dijo Julio, dándose la vuelta por última vez, "los niños y yo estaremos aquí para recogerte. ¡Te llevaremos a casa con nosotros, donde perteneces!".

Publicidad

Con lágrimas en los ojos, Rebeca saludó y murmuró suavemente: "¡Te amo, hijo!". Cuando vio que su auto desaparecía en la distancia, se preguntó si él había escuchado esas palabras.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Rebeca siguió esquivando cortésmente la solicitud de mudarse de su antiguo hogar, incluso cuando Julio y los nietos la visitaron y trataron de persuadirla durante un mes. Pero Julio siguió regresando, siguió cuidándola. Y no dijo una palabra de los problemas que tenía para llegar a fin de mes con toda la responsabilidad adicional.

Eventualmente, el corazón de Rebeca se ablandó. Una noche, llamó al teléfono de Julio para decirle que estaba dispuesta a mudarse. Pero fue su nieto quien contestó.

"¿Oh, papá? Llegó a casa hace una hora y acaba de salir para su turno de noche en el hotel. Olvidó su teléfono".

"Pensé que tu papá trabajaba en el centro comercial". Rebeca estaba sorprendida.

Publicidad

"Bueno, sí. Ese es su trabajo de día. También tomó un turno de noche como limpiador. Y trabaja los fines de semana en un bar".

Rebeca se quedó sin palabras después de saber lo duro que Julio había estado trabajando. Por sus conversaciones recientes, podía decir que él también estaba atravesando por algunos problemas.

Cuando Julio se dio cuenta de que Rebeca lo había llamado, recibió otra llamada telefónica. Era del hospital. Rebeca había tenido un ataque al corazón.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Julio hizo todo lo posible por llegar rápido al hospital, pero la vida solo les dio una hora juntos. Y en esa hora, Rebeca logró hacer algo increíblemente amable por el hombre que amaba a su hija.

"Hijo", dijo ella, sosteniendo sus cálidas manos. "Me he equivocado contigo. Nunca pensé que eras lo suficientemente bueno para mi hija. Pero lo que no pude entender sobre ti en todos estos años, me lo mostraste en solo un mes".

Julio trató de contener las lágrimas al darse cuenta de que la luz de Rebeca se estaba desvaneciendo lentamente.

"Hijo, tienes una gran tarea por delante. No es solo criar a tus hijos o darles todo lo que puedas. Es hacer todo eso sin perder la esperanza cuando las cosas se ponen difíciles. Ahora, me hubiera encantado mudarme contigo y los niños, ayudarte a cuidarlos y cuidarte a ti también. Pero ha llegado mi hora. Y antes de irme, quiero que tengas algo". Diciendo esto, le pidió a Julio que abriera su bolso y sacara un sobre.

Publicidad

"Eso", Rebeca suspiró. “Es una herencia que recibí de una tía lejana una semana antes de que nuestra Erica falleciera. Quería dejarle esto solo a ella. 'Nunca a ese marido perezoso suyo', pensé. Pero yo te he visto crecer, te he visto luchar y no rendirte". Rebeca sonrió entre lágrimas.

"Es tuyo ahora. No es suficiente para cambiar tu vida. ¡Pero esto es todo lo que tengo, y esto es todo lo que puedo hacer por ti, hijo!".

Lee también: Mujer rica echa de la casa a su suegra pobre y después encuentra una nota en la mesa - Historia del día

Julio no abrió el sobre hasta dos días después, cuando se le cayó del bolsillo de la chaqueta mientras estaba de pie junto a la tumba de Rebeca.

Publicidad

Era un cheque por $300.000. Julio se derrumbó ante el recuerdo final de su suegra, cómo ella le había hecho prometer que usaría ese dinero para él y los niños. Recordó cómo habían sufrido todos estos años y cómo mejorarían sus vidas gracias a la herencia de su suegra.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

El viudo recordó a su esposa y le habló al cielo: "Erica, cariño, hice lo mejor que pude por tu mamá. ¡Ahora, ella es toda tuya!".

Al año siguiente, Julio abrió una pequeña empresa de materiales de arte y gracias a sus incansables esfuerzos, logró ganar suficiente dinero para mantener la educación y el futuro de los niños. La vida de Julio se volvió más fácil y nunca se olvidó de visitar la tumba de Rebeca todas las semanas.

"Te amo, mamá", susurró Julio, preguntándose si el alma de la dulce anciana todavía podría escucharlo de alguna manera.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad
  • No te preocupes por las diferencias con tus seres queridos; tu amor es más fuerte que eso: Julio y Rebeca pasaron años enojados y discutiendo entre ellos cuando ambos eran buenos seres humanos que formaban una familia.

  • La muerte tiene una forma de acercar a las personas: El esposo y la madre de Erica, quienes siempre pelearon cuando ella estaba viva, se convirtieron en el hombro del otro para llorar después de su muerte.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra
Publicaciones similares

Chofer de bus lleva a una mujer en trabajo de parto al hospital y adopta a su hijo huérfano 2 años después - Historia del día

10 de noviembre de 2022

Mamá de 3 niños que lloran de hambre descubre que no puede pagar sus hamburguesas: una voz le dice "No te preocupes" - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Niño le promete a su madre hacer 1000 buenas acciones al mes y accidentalmente la salva de ser despedida - Historia del día

07 de octubre de 2022

Niño ayuda a su mejor amigo con su abuela enferma: años después, abogado lo llama para recibir su recompensa - Historia del día

29 de agosto de 2022

Joven policía pasa la noche en sótano frío con una anciana: al día siguiente se retira para siempre - Historia del día

19 de agosto de 2022

Pandillero es el único que visita a la anciana en su cumpleaños 100: su hijo llega y no puede reconocer su hogar - Historia del día

28 de septiembre de 2022

Huérfana le muestra a hombre rico un dibujo de su abuela: él se desconcierta al ver la imagen de su madre - Historia del día

09 de agosto de 2022

Madre soltera de 4 muere en accidente de tránsito con su hijo mayor, los niños sobrevivientes conocen a su padre en el funeral - Historia del día

22 de noviembre de 2022

Chico es el único que asiste al funeral de la abuela, a pesar de que ella lo desheredó - Historia del día

14 de agosto de 2022

Nuestros nietos decidieron salvar nuestro matrimonio de 49 años y gastaron sus ahorros en la luna de miel que nunca tuvimos - Historia del día

23 de noviembre de 2022

Hombre saca a una niña de auto en llamas y desaparece: ella le devuelve el favor años después en el hospital - Historia del día

06 de octubre de 2022

Hija de conserje va al banco a buscar su herencia y el cajero se ríe de ella hasta que abre la caja de seguridad - Historia del día

30 de noviembre de 2022

Enfermera mayor adopta a niño discapacitado que nadie quiere: 8 años después, la madre biológica exige que se lo devuelvan - Historia del día

25 de noviembre de 2022

Hombre invita a vecina anciana y solitaria a su casa para cenar: al día siguiente, un coche de policía se detiene frente a su casa - Historia del día

17 de noviembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited