logo
Niño sostiene su carta para Santa mientras mira por la ventana | Foto: Getty Images
Fuente: Niño sostiene su carta para Santa mientras mira por la ventana | Foto: Getty Images

Padres leen la carta de su hijo a Santa y renuncian a sus trabajos al día siguiente - Historia del día

Vanessa Guzmán
24 ene 2023
09:00

Cuando los padres de Eric deciden leer su carta a Santa para poder comprarle lo que quiere para Navidad, encuentran un mensaje que les rompe el corazón.

Publicidad

"Mamá", dijo Eric al tirar suavemente de la manga de su madre.

"Sí, Tina, lo actualicé ayer". La mamá de Eric se giró hacia el niño brevemente, mostrándole un gesto con la mano para que esperara antes de señalar su teléfono.

Eric suspiró y se alejó. Tenía ocho años y era lo suficientemente grande como para saber que esperaría mucho tiempo una vez que su madre comenzara a hablar con sus colegas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Regresó a la sala. ¡Él y papá habían estado viendo una caricatura, pero ahora papá también estaba ocupado con su teléfono!

"Oye, Eric, disculpa la interrupción, pero tengo que responder este mensaje rápidamente". El padre de del pequeño le dedicó una breve sonrisa mientras usaba su teléfono.

"Está bien, pero ¿puedo...".

"Te dije que estoy respondiendo un mensaje, Eric. Espera".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Eric se acurrucó en el sofá. Era casi la hora de ir al patio de recreo. Había esperado todo el día a que sus padres regresaran a casa, ¡y no quería esperar más!

"¿Eric?". Mamá entró en la sala con el ceño fruncido. "Lo siento, cariño, pero hoy no puedo ir contigo al patio de recreo. Ha habido un gran problema en el trabajo que tengo que arreglar, pero aún puedes ir con tu papá".

"En realidad, también tengo algo importante que hacer en el trabajo". El padre de Eric se sentó a su lado en el sofá. "Lo siento, pero siempre podemos ir mañana".

Lee también: Pareja cumple el dulce deseo de unas mellizas tras descubrir que su carta viajó más de mil kilómetros

Publicidad

"¡Pero siempre dicen eso, y nunca sucede!", expresó Eric, levantándose del sofá.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Lo siento, hijo, pero debemos trabajar para ganar suficiente dinero para vivir una vida feliz. Lo entiendes", dijo el padre de Eric.

Publicidad

Eric se cruzó de brazos. Siempre era por dinero y por trabajo. Entendió que necesitaban dinero para comprar cosas, pero ninguna de esas cosas lo había hecho tan feliz como estar con sus padres.

Las lágrimas comenzaron a caer de sus ojos. Todo lo que quería era ir al patio de recreo con mamá y papá, pero ellos siempre querían trabajar.

"Te lo compensaremos este fin de semana". Mamá le puso una mano en el hombro y se agachó a su lado. "Santa visitará el centro comercial para recoger las cartas de todos los niños. ¿Te gustaría ir a verlo?".

Eric miró a mamá. Ya no estaba seguro de creer en Santa, pero quería estar con mamá y papá, por lo que asintió con la cabeza.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"¡Grandioso!", le respondió su madre con una sonrisa. "Será mejor que empieces a pensar en lo que quieres que Santa te traiga para Navidad".

Publicidad

Eric pasó los siguientes días trabajando en su carta a Santa. Por la noche, después de la cena, hablaba con sus padres sobre lo que estaba poniendo en su lista, a menos que estuvieran ocupados con el trabajo.

El sábado por la mañana, se despertó emocionado de ir al centro comercial y ver a Santa. Entró a la cocina, donde esperaba encontrar a sus padres preparando café, pero, en cambio, la abuela Ana estaba allí.

"Hola, Eric". La abuela le sonrió. "Tu mamá y tu papá tenían que ir a trabajar hoy, así que me pidieron que te cuidara. ¡Escuché que vamos a hacer un recado importante para entregarle tu carta a Santa en el centro comercial!".

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"No, ya no quiero ir". Eric se dio la vuelta.

"Pero, ¿cómo sabrá Santa qué regalarte para Navidad?", señaló su abuela.

Publicidad

Eric se secó las lágrimas de los ojos. Solo había una cosa que quería para Navidad.

A última hora de la noche, los padres de Eric llegaron a casa y agradecieron a la abuela Ana por cuidar de Eric con tan poca antelación.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Siempre estoy feliz de cuidar a mi nieto", respondió la mujer mayor, "pero ha pasado la mayor parte del día encerrado en su habitación. No quiso ir al centro comercial a ver a Santa".

"¿No lo hizo? Pero estaba tan emocionado por eso". La mamá de Eric frunció el ceño.

"Creo que estaba emocionado de pasar el día con ustedes dos". Ana extendió la mano para acariciar la mano de la mamá de Eric. "Sé que ambos tienen que trabajar muy duro, pero es importante hacer tiempo para su hijo".

La mamá y el papá de Eric se miraron, ambos sintiéndose culpables.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Después de que la abuela Ana se fue, Jaime y su esposa fueron a la habitación de Eric. Ya se había dormido, pero se le notaban las marcas de lágrimas en sus suaves mejillas. Su mamá se inclinó para besarlo en la frente y notó la carta para Santa en su mano.

Ella tomó la misiva y le hizo un gesto al padre de Eric para que la siguiera.

"Vamos a leer la carta", le susurró a su esposo. "Entonces podemos asegurarnos de comprarle a Eric los regalos que quiere para Navidad".

"Es una gran idea", precisó Jaime, sonriendo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Se sentaron juntos en el sofá y desdoblaron el papel. Solo había una solicitud en la lista de deseos de Eric, y sus padres lloraron.

"Querido, Santa, por favor, ¿puedes darles mucho dinero a mi mamá y a mi papá para que puedan pasar más tiempo conmigo en lugar de trabajar todo el tiempo? Los extraño mucho".

La mamá de Eric miró a los ojos de su esposo. "Jaime, ¿qué podemos hacer? No puedo soportar la idea de que nuestro trabajo haga que Eric sea tan infeliz, pero tampoco podemos renunciar".

"Podemos, Tania". Jaime tomó las manos de su esposa entre las suyas. "Recibí una oferta de trabajo de una empresa de marketing rival".

Publicidad

Tania frunció el ceño. "¿Por qué no dijiste nada?".

"Estaba esperando para discutirlo contigo, pero ahora creo que será mejor para nuestra familia si lo tomo". Jaime se acercó más a su mujer. "La jornada laboral es menor y el salario mucho mejor. Estaré ganando suficiente dinero para que tú también puedas renunciar y buscar un trabajo menos exigente".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¿Estás seguro?".

Jaime asintió. "Te mostraré los correos electrónicos que recibí de ellos. Acordamos darle a Eric los regalos que pidió en esta lista, y este trabajo nos permitirá hacerlo".

Tania abrazó a su esposo, sus lágrimas de tristeza fueron reemplazadas por lágrimas de alegría.

Al día siguiente, los padres de Eric renunciaron a sus trabajos. Pasaron todos los días de las vacaciones de Navidad jugando con Eric, dando paseos y llevándolo al patio de recreo.

Eric estaba más feliz de lo que había estado en mucho tiempo. No podía creer que su deseo de Navidad se hubiera hecho realidad.

Publicidad

Lee también: Niño escribe de nuevo su carta a Santa y le pide ayuda para maestro sin hogar - Historia del día

Cuando sus padres comenzaron nuevos trabajos, a Eric le preocupaba que todo volviera a ser como antes, pero pronto se disiparon sus temores.

Todas las noches, los padres de Eric guardaban sus teléfonos para pasar tiempo con su hijo. Nunca cancelaron sus planes de fin de semana para volver a salir con Eric, y él creció sabiendo que sus padres siempre estarían ahí para él.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Los niños necesitan pasar tiempo con sus padres: Puede ser un desafío equilibrar el trabajo y la vida familiar, pero es importante priorizar pasar tiempo de calidad con los niños.

  • Todos los padres cometen errores: La crianza de los hijos es difícil, y nadie puede esperar hacerlo a la perfección.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Indigente ayuda a una niña llorosa a encontrar a sus padres en la estación de tren: la familia lo lleva al viaje de su vida - Historia del día

12 de octubre de 2022

Madre en duelo llora por el poco tiempo que pasó con su hijo fallecido: un día escucha su voz en la sala - Historia del día

11 de noviembre de 2022

Hace 13 años fue la última vez que vi a mi hija, hoy recibí una carta de Navidad de ella - Mi Historia

16 de enero de 2023

Un hombre se pierde el cumpleaños de su padre, envía un regalo y pasado un año lo visita: ve el paquete intacto en el porche - Historia del día

15 de noviembre de 2022

"Su madre ya no está aquí", le dicen a los hijos cuando visitan a su mamá por primera vez en el asilo de ancianos - Historia del día

02 de enero de 2023

Pobre niña cuida del caballo enfermo de un niño rico: pronto recibe la finca como recompensa - Historia del día

14 de octubre de 2022

Nuestros nietos decidieron salvar nuestro matrimonio de 49 años y gastaron sus ahorros en la luna de miel que nunca tuvimos - Historia del día

23 de noviembre de 2022

José recibió un tren de juguete por Navidad cuando tenía 6 años: a los 71 se enteró de que podía hacerlo rico - Historia del pasado

12 de enero de 2023

Dueño del cine permite que entren indigentes para mantenerse calientes por la noche: ve allí al hijo que una vez lo dejó - Historia del día

10 de enero de 2023

Abogado paga los medicamentos de niña pobre tras conocerla en la fila: pronto se convierte en parte de su familia - Historia del día

08 de octubre de 2022

Niños eligen pasar la Navidad con su abuelo pobre en lugar de con su madre millonaria - Historia del día

13 de enero de 2023

Hombre saca a una niña de auto en llamas y desaparece: ella le devuelve el favor años después en el hospital - Historia del día

06 de octubre de 2022

El día después de que mi prometido desapareció de nuestra boda, lo vi firmando papeles en la oficina de mi padre - Historia del día

13 de diciembre de 2022

Maestra ve a estudiante huérfana compartiendo el almuerzo con un indigente y se entera de que es su padre - Historia del día

16 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited