logo
Hombre paleando nieve. | Foto: Getty Images
Hombre paleando nieve. | Foto: Getty Images

Viudo limpia a diario el patio de vecina mayor postrada en cama: un día no la encuentra adentro - Historia del día

Georgimar Coronil
14 feb 2023
01:00

Un hombre se hizo amigo de su vecina mayor y la ayudaba a diario a limpiar su patio. Pero un día, la anciana desapareció misteriosamente de la casa y Noah encontró un desolador cartel de "SE VENDE" en el jardín.

Publicidad

Mientras Noah se sentaba a la mesa de la cocina de su nueva casa, no podía evitar pensar en cómo había cambiado su vida en los últimos meses. El hombre perdió a su esposa, quien falleció de cáncer y asumió el papel de padre soltero.

Chris, Tomás y Henry eran niños tranquilos y obedientes, pero Noah intentaba compaginar la paternidad y el trabajo. Era profesor y un día recibió una oferta de empleo en una pequeña escuela. Las horas de trabajo eran menos y el sueldo no era muy bueno, pero lo aceptó, con la esperanza de encontrar un mejor equilibrio en la vida.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Supongo que no está tan mal", se dijo a sí mismo cuando sonó el timbre. Cuando abrió la puerta, se encontró con una mujer mayor. Llevaba una tarta de cerezas en las manos.

Publicidad

"Hola, jovencito", le dijo alegremente. "Soy la señora Garner, y vivo al lado de tu casa. Verás, es agradable tener nuevos amigos, así que pensé que debía hacerte una visita. Esto es para ti y tus hijitos", añadió, entregando la tarta.

"Oh, es muy amable de su parte", dijo. "Por cierto, soy Noah. Gracias por la tarta. ¿Le apetece tomar té?".

"Me encantaría. Gracias", respondió la anciana.

Noah le sirvió té y galletas y le contó que se había mudado a una nueva casa tras la muerte de su mujer.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Debe de ser duro para ti, pero esa oportunidad de trabajo suena bien. Me alegro de que la aceptes", expresó.

"Gracias", respondió Noah. "Es un poco solitario aquí, sin embargo. No conozco a nadie, y mis hijos… no me siento seguro dejándolos solos".

"¡Oh, cariño, entonces te vendría bien ayuda!", le aconsejó la Sra. Garner. "Vivo sola y no tengo a nadie. ¿Qué tal si te ayudo?".

"Gracias, pero… ¿está segura? No quiero agobiarla".

"Estoy encantada de poder ayudarte", respondió la señora Garner.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"Hablando de eso", Noah hizo una pausa. "Me he dado cuenta de que su patio necesita mantenimiento… ¿Qué tal si yo lo limpio por usted?".

Publicidad

"Bueno, si insistes, entonces está bien. Gracias, Noah".

Así que Noah comenzó a limpiar el patio de la Sra. Garner todos los días, y pronto, se hicieron buenos amigos. Él sabía que ella era frágil y solitaria, y necesitaba ayuda, así que la visitaba a menudo y la ayudaba.

Una mañana, Noah tardó en palear la nieve y la señora Garner se rompió la cadera tras resbalar con el hielo. Llamó inmediatamente al 911 y se quedó a su lado hasta que llegaron los paramédicos.

Por desgracia, la señora Garner estaba postrada en cama y no podía moverse. Noah y sus tres pequeños hijos cuidaban de la anciana, le llevaban comida y escuchaban sus maravillosas historias.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Noah también enseñó a la señora Garner a caminar de nuevo, con la esperanza de que se levantara de la cama y saliera de casa. A veces se preguntaba por qué no había fotos familiares en su hogar, y una vez intentó preguntárselo, pero a ella se le salieron las lágrimas y no volvió a preguntarle nada más.

Un día, Noah pasó por su casa a cenar y se quedó perplejo cuando ella le pidió que dejara de ayudarla.

"No necesito que me quites la nieve de la entrada y no pienso salir de casa, Noah", le dijo.

"¿Se encuentra bien, señora Garner?", preguntó él, confuso. "¿Le molesta algo?".

"¿Qué podría molestar a una anciana como yo? Solo quiero quedarme en mi casa, y no quiero ser una carga".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Usted no es una carga, señora Garner", respondió Noah. "Estoy encantado de ayudarla, igual que usted me ayuda con mis hijos. Y todo nuestro trabajo será en vano si no empieza a caminar de nuevo. Quiero ayudarla".

Con lágrimas en los ojos, la señora Garner dijo: "Tienes un corazón precioso, cariño. Gracias por todo lo que haces por mí".

"No hay problema, Sra. Garner. Solo le estoy devolviendo el favor", le dijo Noah a la mujer mayor aquel día.

Sin embargo, nunca imaginó que ella se iría de casa una semana más tarde, y que encontraría un cartel de "SE VENDE".

Esa mañana, Noah se sorprendió al no hallarla en la vivienda. Tenía una llave de repuesto, así que pudo acceder a la casa de la Sra. Garner. De repente, vio a un hombre dentro de la vivienda.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"¿Hola?", dijo Noah desde el porche. "¿Necesita algo?".

El hombre se puso tenso. "Bueno, ¿quién es usted?", preguntó.

"Soy el vecino de la dueña", se presentó Noah. "Y usted es…".

"Soy Pedro", dijo el hombre. "Soy su hijo, en realidad. Solo estaba comprobando qué arreglos hay que hacer antes de vender la casa".

Pedro le dijo a Noah que había trasladado a la señora Garner a una residencia de ancianos y que estaba poniendo su casa en venta.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Noah le preguntó por la dirección de la residencia y por qué no la visitaba nunca, y Pedro respondió: "Me mudé aquí la semana pasada por una oportunidad de trabajo, y mi mujer y mis hijos me necesitan… Mamá requiere de mucha atención. No puedo estar a su lado porque tengo mi propia familia, así que la he trasladado a una residencia".

Publicidad

Noah se sintió mal de que el hijo de la señora Garner no se preocupara por ella y de pronto recordó lo deprimida que había estado antes.

Cuando la visitó en la residencia de ancianos, ella sollozó sobre sus hombros, explicándole lo sola que se sentía después de que su marido muriera y Pedro se mudara.

Noah insistió en que se fuera a vivir con él y sus hijos, pero ella se negó diciendo que no quería molestarle. Pero cuando volvió al día siguiente con sus hijos y trató de convencerla de nuevo, ella no pudo negarse.

"Usted ha sido nuestra familia, señora Graner", le dijo Noah. "Y nunca la hemos considerado un estorbo. Nos encantaría tenerla en casa".

fff

fff

Publicidad

Así que mientras ella era rechazada por su hijo, Noah y sus niños le dieron un hogar amoroso a la Sra. Garner. Y Pedro no tardó en probar de su propia medicina.

Cuando Noah fue a recoger a sus hijos al colegio, se encontró con Pedro frente al despacho del director y se enteró de que su hija era muy irrespetuosa con los profesores y otras personas mayores.

"Bueno, los niños hacen lo que ven", le dijo Noah mientras se alejaba con sus hijos. Pedro se sintió avergonzado por lo que había hecho. Luego se presentó en el porche de Noah unos días después y se disculpó con la señora Garner por no haber sido un buen hijo.

Con el tiempo, Pedro mejoró y ahora visita a menudo a la señora Garner.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Trata a los demás como quieres que te traten a ti: Pedro se dio cuenta de que había tratado mal a su madre cuando vio a su hija faltarle el respeto a las personas mayores que la rodeaban.
  • Todos estamos conectados por los lazos de la humanidad y nos necesitamos unos a otros: La Sra. Garner ayudó a Noah y a sus hijos, y el joven y sus hijos la acogieron como a un miembro más de la familia.

Comparte esta historia con tus amigos. Quizá les alegre el día y les sirva de inspiración.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Publicaciones similares

Abuela muda susurra palabra solemne, alertando a nieta de que está en peligro - Historia del día

23 de enero de 2024

Arruiné el cumpleaños de la madre de mi prometido con mi regalo

26 de abril de 2024

Mamá comparte bonito vídeo familiar en las redes sociales, al día siguiente la policía llama a su puerta - Historia del día

23 de enero de 2024

Una mujer abre la puerta y ve a una niña llorando que dice que su madre está en casa - Historia del día

22 de abril de 2024

A un viudo le impiden embarcar vuelo con su bebé recién nacido y Meredith, de 82 años, lo ayuda - Historia del día

18 de abril de 2024

Hombre se burla constantemente de esposa desempleada por no hacer nada, halla nota después de que se la lleva una ambulancia - Historia del día

21 de febrero de 2024

Oí susurrar a mi esposo y a nuestra niñera - El secreto que ocultaban destruyó todo en lo que creía

13 de mayo de 2024

Policía falso detiene a mujer pobre sin saber quién es ella en realidad

23 de enero de 2024

Mi novio almuerza semanalmente con mi abuela en secreto y no puedo dejar de llorar al enterarme del motivo

22 de mayo de 2024

Mi novia quería presentarme a sus padres - Si tan solo hubiera sabido quién era su madre

22 de marzo de 2024

Descubren a un esposo engañando a su esposa y actúa como si no pasara nada - Historia del día

27 de febrero de 2024

Mujer estaba segura de que su marido había muerto hasta que se topó con su nuevo perfil de Tinder - Historia del día

05 de marzo de 2024

Mi mamá desenmascaró a la niñera que durante 5 años fue considerada parte de nuestra familia

27 de marzo de 2024

La gente revela los testamentos más locos que ha visto nunca

23 de enero de 2024