logo
Mujer mayor mirando por la ventana. | Foto: Getty Images
Fuente: Mujer mayor mirando por la ventana. | Foto: Getty Images

Mujer solitaria nunca celebra nada hasta que oye una vocecita cantando en su cumpleaños 86 - Historia del día

Una mujer mayor que nunca había celebrado ninguna ocasión de repente escuchó una hermosa y dulce voz cantando cumpleaños. Su vida nunca volvió a ser la misma desde entonces.

Publicidad

“¿Cuándo es su cumpleaños, Sra. Corvino?”, le preguntó Tadeo a la mujer mayor que siempre lo cuidaba cuando su madre no podía.

La señora había dedicado toda su vida al trabajo y, después de jubilarse, notó lo solitaria que había sido. Por lo tanto, se ofrecía como voluntaria en organizaciones benéficas.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Además, todos los vecinos sabían que siempre estaba dispuesta a cuidar niños por un precio más bajo que las niñeras regulares. Tener a esos niños cerca la hacía sentir menos sola.

Y la pregunta de Tadeo la hizo pensar en la vida y lo que hacía en los días especiales. Para ella, su cumpleaños no era un día importante en absoluto.

Otras personas daban demasiada importancia a las ocasiones, pero la Sra. Corvino nunca lo había hecho. La mayoría de las festividades o días especiales no tenían importancia. El Día de Acción de Gracias, comía queso a la parrilla y pedía pollo frito para Navidad.

Lee más: Anciana solitaria recibe regalos de desconocido cada día: el último fue una casa nueva - Historia del día

Publicidad

El 4 de julio lo pasaba mirando televisión y tratando de ahogar el ruido de los fuegos artificiales. En Halloween dejaba un gran balde de dulces con una señal para que no la molestaran. Hacía eso para evitar que los niños hicieran “truco o dulce” en su casa.

Su cumpleaños era el día más solitario de todos. Sus padres no habían sido las mejores personas y recordaba haber asistido a fiestas para celebrar los días especiales de otros. Pero ella nunca celebraba. Nunca recibió regalos y, con el paso de los años, dejó de importarle.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Por eso, también había olvidado que se acercaba su cumpleaños número 86. “En realidad, Tadeo. Mi cumpleaños es dentro de unos días”, respondió ella.

Los ojos del niño se iluminaron con sus palabras. “¿En serio? ¿Va a hacer una fiesta? ¿Puedo ir? ¿Son todos adultos? ¿Habrá globos?”, preguntó el chico emocionado.

“Cálmate, niño”, se rio la mujer mayor. “No, no va a haber nada de eso. Nunca celebro mi cumpleaños. Eso es para niños como tú. Soy demasiado vieja”.

“¡NO! Mi abuela hace fiesta en su cumpleaños”, protestó Tadeo, frunciendo el ceño.

“Bueno, eso depende de ella”.

Publicidad

“Entonces, usted debería hacer una”, insistió el niño.

“No”, respondió la Sra. Corvino y finalmente tuvo una idea. “¿Qué tal si compramos algunas galletas, chico?”.

“¡Siiii!”.

Ese truco siempre funcionaba, especialmente en niños de cinco años como Tadeo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Llegó el cumpleaños de la mujer mayor, y el día transcurría tan agradable y tranquilo como de costumbre. Esperaba que uno de los vecinos la necesitara para cuidar niños pronto porque extrañaba a los pequeños.

Había muy buena gente en su ciudad, y la mayoría de los chicos de su calle eran educados, curiosos, simpáticos y encantadores.

Pero como nadie había llamado todavía, la Sra. Corvino decidió salir a su porche trasero y trabajar en su tejido. Escuchó que otra vecina, la Sra. García, estaba embarazada por tercera vez, y sería bueno hacerle ropa de bebé, así que se puso a trabajar.

Lee también: Señora solitaria recibe su primer pastel en su 100º cumpleaños de un chico que dice ser su nieto - Historia del día

Publicidad

Se relajó y se olvidó del mundo mientras enhebraba la aguja y el hilo hasta que una vocecita comenzó a cantar cerca.

Levantó la mirada y vio a Tadeo caminando hacia ella desde su jardín con un pastel con velas encendidas y escuchó la canción con más claridad.

“Feliz cumpleaños a ti...”, cantaba el niño, sonriendo alegremente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Detrás de él, la mujer mayor vio a la madre del chico, Tania, que sonreía con resignación. La Sra. Corvino no sabía qué hacer cuando ambos se acercaron y Tadeo terminó su canción.

“¿Y bien? Sople las velas. ¡Espere, pida un deseo primero y luego apague las velas!”, insistió el niño.

La mujer mayor se encogió de hombros e hizo lo que le pidió. Tanto él como su madre aplaudieron y la felicitaron. “¡Feliz cumpleaños, Sra. Corvino!”, dijo Tania mientras le besaba la mejilla.

“Tadeo me contó que usted no celebraba y pensó que sería buena idea comprarle un pastel”.

Publicidad

“No deberías haberlo hecho. Realmente no celebro”, respondió en voz baja al oído de la madre del niño.

“¡Vamos a cortar el pastel!”, exigió Tadeo.

“Bueno, solo si la Sra. Corvino quiere compartir”, le dijo Tania, fingiendo regañarlo.

“Claro, vamos a cortarlo”, concedió la mujer mayor, y entraron a comer el postre. Estaban disfrutando de la delicia de chocolate cuando sonó el timbre.

Para sorpresa de la Sra. Corvino, apareció otro vecino con su hijo. Estaban sosteniendo varios platos de bocadillos y un regalo para ella.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

“¡Feliz cumpleaños, Sra. Corvino!”, repitieron, y la mujer mayor no tenía idea de lo que estaba pasando. Otros padres y sus hijos del barrio llegaron igual. Sin notarlo, estaba celebrando una fiesta de cumpleaños en su casa.

Publicidad

La gente le llevó regalos y comida. La abrazaron, besaron y felicitaron. También le agradecieron sus esfuerzos con el cuidado de sus niños. Alguien puso música y su casa estaba ruidosa, llena de gente y alegre por primera vez.

La Sra. Corvino no sabía cómo sentirse, pero estaba distraída por recibir a todos. Más tarde descubriría que Tadeo les había contado a sus amigos sobre su cumpleaños.

Todos los niños les habían dicho a sus padres que había una fiesta de compartir en su casa. Por suerte, a nadie le importó que ya hubieran cortado el pastel de cumpleaños.

Cuando terminó la noche, algunos de los vecinos la ayudaron a limpiar y se fueron. La mujer mayor se sentó en su cama para descansar y pensó en el día.

Publicidad

Había sido muy loco. Se había sentido muy extraño celebrar su propio cumpleaños y había sido genial recibir personas a las que les importaba.

Se sintió conmovida y sus lágrimas comenzaron a brotar. No estaba segura de que fueran lágrimas completamente felices, pues se había perdido de maravillosos momentos a lo largo de los años.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Sin embargo, ese día especial lo recordaría por el resto de su vida.

Sus vecinos se volvieron más cercanos a la mujer mayor después de esa fiesta y ella comenzó a prepararse para celebrar más ocasiones.

La invitaron al Día de Acción de Gracias a la casa de alguien y pasó la Navidad con otro vecino. Por primera vez en su vida, ella misma repartió dulces en Halloween y se sentó afuera para disfrutar de los fuegos artificiales el 4 de julio.

De repente, había color en su vida. Había algo que esperar todos los días. Entendió por qué la gente celebraba y disfrutaba de todas esas festividades: eso les hacía la vida más brillante y alegre.

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La Sra. Corvino era lo suficientemente amable como para cuidar a los niños y los vecinos estaban dispuestos a corresponder: Los vecinos acudieron a celebrar su cumpleaños y contribuyeron a la comida compartida porque le estaban agradecidos.

  • Se deben celebrar las ocasiones especiales. Disfruta tu vida tanto como sea posible: Disfruta de las festividades con tu familia o seres queridos, o incluso solo. Pero no las dejes pasar porque recordarás esos momentos para siempre.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Hombre invita a vecina anciana y solitaria a su casa para cenar: al día siguiente, un coche de policía se detiene frente a su casa - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra
Publicaciones similares

Pandillero es el único que visita a la anciana en su cumpleaños 100: su hijo llega y no puede reconocer su hogar - Historia del día

28 de septiembre de 2022

Señora solitaria recibe su primer pastel en su 100º cumpleaños de un chico que dice ser su nieto - Historia del día

23 de octubre de 2022

Mi vecina mayor no dejó entrar a nadie a su casa durante 50 años hasta que mi hijo se presentó en su puerta - Historia del día

24 de septiembre de 2022

Niño promete regar las plantas de la anciana cuando ella se muda a un asilo: halla una nota en la tierra - Historia del día

16 de agosto de 2022

Joven ayuda a anciana ciega a llegar a casa: ella lo recompensa llevándolo a refugio subterráneo en el bosque - Historia del día

26 de agosto de 2022

Mujer mayor renuncia a su pensión para alimentar a 3 huérfanos: años después la visitan en un jet privado - Historia del día

29 de octubre de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

Señora de 85 años celebra su cumpleaños sola en la residencia de ancianos hasta que una mujer la pasa a buscar - Historia del día

22 de octubre de 2022

Mujer celebra su cumpleaños 100 sola hasta que hombre que no ha visto en 60 años aparece en su puerta - Historia del día

14 de agosto de 2022

Anciano organiza fiesta de cumpleaños para el hijo de madre militar, un bus lleno de soldados llega a su finca después - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Maestra de 70 años que nunca tuvo una fiesta de cumpleaños oye a alguien gritar su nombre desde la calle en su día - Historia del día

19 de agosto de 2022

Hombre invita a familiares a celebrar Acción de Gracias un mes antes: al reunirse descubren que él falleció la víspera - Historia del día

19 de octubre de 2022

Hombre cuida de un anciano solitario: un día lo ve con un bolso lleno de dinero en la puerta de su casa - Historia del día

11 de octubre de 2022

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited