logo
Señora mayor y niña trabajando en un jardín. | Foto: Shutterstock
Señora mayor y niña trabajando en un jardín. | Foto: Shutterstock

Mi nieta se salta su fiesta de cumpleaños para ayudarme con mi jardín, su padre enfurecido viene más tarde - La historia del día

Guadalupe Campos
01 sept 2023
03:00

Mi nieta, Tina, decidió saltarse la fastuosa fiesta de cumpleaños que había organizado su padre y pasó el día conmigo, cultivando un huerto y aprendiendo a coser. Pero mi hijo, Gary, irrumpió en mi casa y montó un escándalo hasta que vio algo impactante que lo cambió todo para él.

Publicidad

Mi hijo, Gary, organizó una lujosa fiesta para su hija Tina -mi nieta- y decidió no invitarme porque nos habíamos peleado una semana antes. Me sorprendió enseñando a Tina a trabajar en el jardín cuando vino a recogerla y me dijo que su hija nunca tendría que cavar en la tierra. Iba a convertirse en una mujer de negocios.

"¡Madre! ¡Quiero más para mi hija! ¿No lo entiendes?", me gritó aquel día, y yo asentí.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

"Ya lo sé, pero esto es lo que le gusta a Tina. Aún puede convertirse en empresaria y dedicarse a la jardinería. Sólo tiene nueve años y cumplirá diez dentro de unos años", lo tranquilicé, pero Gary se tomó la cabeza con rabia.

"Tenía tierra bajo las uñas y ni siquiera había terminado los deberes. Está teniendo problemas con las matemáticas y necesita ver a un tutor, ¡no perder el tiempo contigo!".

Publicidad

"¡MÍRENSE LAS DOS! ¡ESTÁN CUBIERTAS DE SUCIEDAD! ¡LORENA! ¡ESTO ES UNA VERGÜENZA! ¡HAY UNA SALA LLENA DE GENTE ESPERANDONOS!"

"Soy la única que la cuida todos los días. Tú y tu mujer no le prestan atención. Una niña de su edad quiere pasar tiempo con su familia y sus amigos, no estudiar todo el tiempo", expresé, pero él salió furioso de la casa, arrastrando a Tina.

Sabía que mi hijo quería lo mejor para su hija. Su padre y yo no teníamos mucho dinero, así que él tuvo que trabajar para conseguirlo todo y llegó a tener un éxito increíble. Pero el dinero cambia a la gente, y no es la parte más importante de la vida. Él y su mujer hacían carrera y apenas prestaban atención a su única hija.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

No tenía muchas ganas de pasar el día sola, sabiendo que Gary había organizado una fiesta que a Tina no le gustaría. Sus amigos ricos y sus hijos mimados estaban en un gran salón, y mi hijo estaba deseando presumir de su riqueza. Probablemente ni siquiera habían invitado a ninguno de los amigos íntimos de Tina de su barrio. Estaría tan aburrida, vestida con un vestido caro que seguro odiaría.

"Bueno, al menos tengo una sorpresa esperándola la próxima vez que venga", me dije y salí a mi jardín. Sabía que Gary y su mujer tendrían que traerla de vuelta porque tampoco se fiaban de niñeras. Mi hijo sólo necesitaba superar su último ataque.

Justo cuando cogí mi regadera y me dirigí hacia los arbustos de mi jardín, oí un sonoro y emocionado: "¡Abuela!"

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

Me giré y vi a Tina corriendo hacia mí, agitando la mano en el aire y sonriendo alegremente. Al fondo, vi a mi nuera, Lorena, junto a su coche, y cuando nuestras miradas se cruzaron, se encogió de hombros.

Entendí entonces que Tina había pedido venir a verme en lugar de ir a su elegante fiesta. A Gary eso no le iba a gustar.

Pero no iba a estropearle su cumpleaños. Tina abrió la puerta trasera y vino hacia mí con los brazos abiertos. Agradecí ese abrazo. Era la chica más dulce del mundo, y me mataba que Gary no pudiera verlo. Debería permitírsele ser ella misma.

Le hice señas a Lorena para que se acercara, y ella vino y se puso a trabajar en el jardín con nosotras, con todo y su caro atuendo y sus zapatos de tacón.

Pero nuestra diversión duró poco porque oí el chirrido delator del coche de mi hijo en la entrada y le oí dar un portazo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Publicidad

"¡MAMÁ! ¡LORENA! ¡POR EL AMOR DE DIOS! ¿Qué hacen aquí?"

Se enfureció, entrando a pisotones en mi jardín.

Lorena levantó las manos en señal de defensa para intentar calmarle. Pero él siguió gritando.

"¡MÍRENSE LAS DOS! ¡ESTÁN CUBIERTAS DE SUCIEDAD! ¡LORENA! ¡ESTO ES UNA VERGÜENZA! ¡HAY UNA SALA LLENA DE GENTE ESPERANDONOS!".

"¡NO! ¡Ninguno de ellos me espera! ¡Son tus amigos, no los míos! ¡No quiero esa fiesta! ¡Lo único que quiero es estar con la abuela y hacer jardinería! También me está enseñando a coser. ¡Esto es todo lo que quería para mi cumpleaños! ¡Mi familia junta y feliz! ¡Y nadie más! ¡Ningún estúpido vestido! ¡Nada de comida estúpida y asquerosa!".

Le di unas palmaditas en la espalda, ofreciéndole consuelo, y Gary se quedó inusualmente callado. Nunca había oído a su hija levantar la voz y, desde luego, nunca dirigiéndose a él. Tuve que hablar.

"Tina, ¿por qué no entras? Tengo tu regalo preparado en el salón", le sugerí y la empujé un poco hacia dentro.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Los mayores se quedaron fuera y le expliqué a mi hijo que los niños tenían que ser niños. Tenía que escuchar a su hija en lugar de dictarle lo que él creía que debía hacer. Le dimos una infancia normal y prosperó en el futuro. No había razón para creer que Tina no haría lo mismo.

Gary finalmente pareció entenderlo, y todos entramos. En retrospectiva, creo que la escena que teníamos ante nosotros conmocionó más a mi hijo que el arrebato de Tina.

Yo había restaurado la vieja máquina de coser de mi madre, una máquina antigua y cara que ya no se podía encontrar, y Tina ya la estaba usando como si llevara años haciéndolo.

Levantó la vista cuando entramos y sonrió alegremente, con su anterior arrebato olvidado. Gary sonrió a su hija y me saludó con la cabeza.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Pexels

Hizo algunas llamadas, canceló la fiesta elegante pero hizo que trajeran a mi casa la tarta original y algo de buena comida. Comimos juntos como una familia, y mi nieta estaba más feliz que nunca.

Todo cambió después de ese día. Gary dejó de ser tan duro y a Tina se le permitió ser una niña, cubierta de suciedad y con una sonrisa en la cara.

Y por si te lo preguntas, creció cosiendo y diseñando ropa, abrió su propia boutique a los 20 años y nos hizo sentir orgullosos a todos.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Hay que dejar que los niños sean niños el mayor tiempo posible. Los padres quieren lo mejor para sus hijos, pero a veces, no se dan cuenta de lo mucho que los presionan. Por suerte, Gary vio el error de su forma de actuar y cambió, permitiendo a Tina prosperar.
  • Nunca olvides que la familia siempre debe ser lo primero. Gary no tenía sus prioridades en orden, así que quería presumir y esperaba demasiado de su niña. Por suerte, el arrebato de Tina y las palabras de su madre le demostraron lo equivocado que estaba.
Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Mi hijo prendió fuego a la costosa cartera que me regaló mi nuera por mi cumpleaños tras ver lo que había dentro

25 de abril de 2024

Encontré un extraño anillo en el coche de mi esposo que puso mi vida patas arriba

26 de marzo de 2024

Madre soltera con dos hijos tiene que vivir en un pequeño garaje - Historia del día

29 de marzo de 2024

Mis nuevos vecinos me hacían bullying, así que mi hijo único me ayudó a darles una valiosa lección

03 de abril de 2024

Mi corazón se detuvo al ver lo que mi suegra le hizo a mi hijo en su segundo cumpleaños

21 de marzo de 2024

Prohibí a mi hijo que se hiciera amigo de la hija pobre del jardinero de la escuela, pero después cambió mi visión de la vida

07 de marzo de 2024

4 conflictos familiares provocados por suegras que tomaron giros inesperados

15 de abril de 2024

Gente comparte sus peores historias con su suegra

01 de febrero de 2024

10 Invitados de boda de pesadilla que arruinaron por completo el gran día

22 de marzo de 2024

Pagamos la deuda de nuestra nuera como regalo, pero ella montó un escándalo al respecto - Luego recibió un buen llamado de atención

18 de abril de 2024

Una superestrella adoptó a este niño — Fue la mejor madre hasta el día en que huyó con pocos céntimos en el bolsillo

01 de abril de 2024

Niña con discapacidad no es admitida en un restaurante el día de su cumpleaños, y ella les da una lección - Historia del día

16 de abril de 2024

Mi corazón se detuvo al ver lo que mi suegra le hizo a mi hijo en su 2º cumpleaños

20 de febrero de 2024

Nuestra vecina no dejaba de husmear en nuestros ingresos, así que le dimos una llamada de atención

02 de abril de 2024