logo
Hombre angustiado apoyado en un espejo | Fuente: Getty Images
Hombre angustiado apoyado en un espejo | Fuente: Getty Images

Mi marido me engañó, así que lo hice llorar a él y a su amante como venganza

Susana Nunez
14 may 2024
23:15

Los engaños de mi esposo me convirtieron en una mujer vengativa. Tras más de una década de lo que yo creía felicidad conyugal, en un giro del destino, descubrí la verdad sobre mi matrimonio. Lee lo que hizo que él y su amante me llamaran, ¡suplicando MI ayuda!

Publicidad
Mujer mayor disgustada sentada con una taza | Fuente: Getty Images

Mujer mayor disgustada sentada con una taza | Fuente: Getty Images

Vivir tras descubrir la infidelidad de mi marido fue como atravesar una tormenta interminable. Me llamo Maya, de 54 años, y Steven, de 55, y yo llevamos juntos casi veinte años.

Todo el tiempo pensé que éramos felices y estábamos de acuerdo, hasta que descubrí accidentalmente que me engañaba. Un día estaba en la ducha cuando le llegó un mensaje al teléfono.

Tomé distraídamente el aparato y lo leí.

Mujer alterada mirando un teléfono | Fuente: Pexels

Mujer alterada mirando un teléfono | Fuente: Pexels

Publicidad

¡Vale! Antes de que saquen conclusiones precipitadas, ¡NO estaba fisgoneando! Los teléfonos de Steven y mío eran iguales, y los habíamos recibido unos dos días antes. Así que los mensajes y los tonos de llamada seguían siendo los preestablecidos. El mensaje que recibió mi marido decía:

"Estoy deseando quedar contigo más tarde para cenar. Pero el postre es la parte del menú que más espero".

Mujer feliz hablando por teléfono | Fuente: Pexels

Mujer feliz hablando por teléfono | Fuente: Pexels

Mi marido se estaba dando una ducha rápida después del trabajo porque supuestamente tenía una "reunión de trabajo" con unos clientes más tarde. En mi negación, anoté el número. Decidí llamar a la persona que había enviado el mensaje antes de enfrentarme a Steven o suponer lo peor.

Actué con normalidad cuando mi esposo, bien vestido y oliendo bien, dijo: "Llegaré tarde a casa. No me esperes levantada, ¿vale?". Me dio un beso de despedida y, mientras se alejaba, lo miré por la ventanilla.

Publicidad

Marqué el número que le había enviado el mensaje antes.

Mujer de aspecto triste mirando por la ventana | Fuente: Pexels

Mujer de aspecto triste mirando por la ventana | Fuente: Pexels

Resultó que era una mujer, una joven de 22 años llamada Stella, que se atrevió a insultarme por teléfono. Yo era la tonta de la situación, porque ella era plenamente consciente de que estaba destrozando mi matrimonio.

Sus palabras, agudas e implacables, me persiguieron: ¡llamarme "bruja gorda y fea"! "He echado un vistazo a tu foto de perfil en las redes sociales, ¡y ahora entiendo por qué Stevie te engaña!". Estaba demasiado conmocionada para responder mientras intentaba procesar la desfachatez de esta joven que continuó diciendo:

"También deberías plantearte sonreír menos. Cuando lo haces, te salen arrugas en los ojos y en tu frente reseca!".

Publicidad
Mujer alterada hablando con alguien por teléfono | Fuente: Getty Images

Mujer alterada hablando con alguien por teléfono | Fuente: Getty Images

Ni siquiera me dio la oportunidad de responder mientras decía: "Gracias por la llamada, abuela. NUESTRO HOMBRE ha sido bueno conmigo durante los últimos cuatro años. Tengo que irme, he quedado con él dentro de un rato. Hasta luego". El teléfono quedó en silencio, y sus palabras fueron la confirmación de que mi marido se iba a reunir con ella.

Me sentí furiosa y desconsolada al oír la verdad. Lo que yo creía que era un matrimonio feliz era todo mentira. No pude evitar echarme a llorar mientras lo asimilaba todo. A pesar del dolor, sabía que tenía que resurgir de esas cenizas, más fuerte y decidida.

Mujer angustiada y emocional | Fuente: Getty Images

Mujer angustiada y emocional | Fuente: Getty Images

Publicidad

La decisión de divorciarme del que había sido mi compañero durante quince años fue angustiosa, pero necesaria. Pero no podía marcharme sin más, ¡no sin asegurarme de que comprendían la gravedad de sus actos! ¿Mi venganza? Fue calculada y fría, y cambiaría nuestras vidas para siempre.

El día de mi venganza, me permití un pequeño acto de bondad hacia mí misma. Tomé un trozo de chocolate para levantar mi estado de ánimo. Con el chocolate derritiéndose en mi lengua, me dirigí al lugar de trabajo de Steven.

Lo más dulce de mi venganza era que sabía que mi ex apreciaba mucho su trabajo, sobre todo después de conseguir el ascenso que siempre había deseado.

Trozos de chocolate y bayas | Fuente: Pexels

Trozos de chocolate y bayas | Fuente: Pexels

Durante el proceso de divorcio, descubrí que Stella era su compañera de trabajo. Así fue como se conocieron. Las semanas previas a mi plan habían estado ocupadas con la planificación y la recopilación de pruebas.

Publicidad

Cuando Stella me confirmó venenosamente su aventura en la llamada que mantuve con ella, lo grabé. ¡Ella, sin saberlo, selló su destino! También me había enviado los chats inapropiados entre Steven, Stella y sus colegas.

Él y algunos de sus compañeros de trabajo mantuvieron chats y conversaciones inapropiadas en las que hablaban de su aventura con Stella. Y lo que es más grave, las pruebas innegables de su romance en el trabajo infringían la ética de la empresa.

Mujer en bata y pijama con el teléfono y el portátil | Fuente: Pexels

Mujer en bata y pijama con el teléfono y el portátil | Fuente: Pexels

Cuando entré en la oficina de recursos humanos de su empresa, sentí que se iba a hacer justicia. La directora de RRHH, una mujer severa con una actitud muy seria, me escuchó mientras exponía las pruebas.

Se reprodujeron las grabaciones, en las que resonaban las duras palabras de Stella y las risas engañosas de Steven. Las capturas de pantalla de conversaciones lascivas parpadeaban en la pantalla del ordenador, pintando un cuadro claro de mala conducta.

Publicidad
Dos mujeres discuten sobre algo | Fuente: Freepik

Dos mujeres discuten sobre algo | Fuente: Freepik

También señalé a la mujer de RRHH que el comportamiento de mi ex, Stella y sus colegas era espeluznante. Señalé que podría dar lugar a demandas por acoso sexual, convirtiendo a la pareja en un lastre para la empresa.

La voz de la responsable de RRHH cortó la tensión. "Esto es muy preocupante, señora Harper. Nos tomamos estos asuntos muy en serio". La mujer prometió que se tomarían medidas severas contra todos los implicados, especialmente contra Steven y Stella.

Nos dimos la mano antes de salir de la oficina y dirigirme a mi nuevo hogar.

Dos mujeres examinando papeles | Fuente: Freepik

Dos mujeres examinando papeles | Fuente: Freepik

Publicidad

Cuando llegué a casa, cayeron en la cuenta de la gravedad de la situación. Recibí una llamada de Steven suplicándome entre lágrimas: "Maya, por favor, esto no es lo que parece. Tienes que volver a la oficina y explicarle las cosas a la directora de RRHH. Podemos discutirlo...".

"¿Discutirlo?", interrumpí, con la palabra afilada como un cuchillo. "¿Qué hay que discutir, Steven? ¿Tu traición? ¿Tus mentiras?".

intervino la voz de Stella, temblorosa de miedo. "Maya, lo siento mucho, no pensé...".

"¿No pensaste que llegaríamos a esto?", dije, con voz fría e inquebrantable. "Deberías haberlo pensado mejor".

PAreja hablando con alguien por teléfono | Fuente: Freepik

PAreja hablando con alguien por teléfono | Fuente: Freepik

La decisión había sido rápida. Steven y Stella fueron despedidos en el acto. Sus carreras, que habían antepuesto a nuestro matrimonio, se desmoronaron bajo el peso de sus decisiones. Me invadió una calma serena.

Publicidad

Les deseé una "vida feliz" juntos con la misma frialdad que me habían mostrado a mí y bloqueé sus números. Ahora, mientras estoy aquí sentada relatando esta historia de traición y venganza, me dirijo a ustedes, queridos lectores.

Mujer con su teléfono | Fuente: Pexels

Mujer con su teléfono | Fuente: Pexels

Ejecuté un plan que no sólo les castigaba por sus acciones, sino que también protegía a los demás de su comportamiento tóxico. Sin embargo, me pregunto: ¿estaba justificada mi venganza o me pasé de la raya?

¿Qué opinas tú? ¿Se equilibró la balanza de la justicia, o dejé que el dolor de la traición me convirtiera en alguien que no soy? Discutámoslo.

Mujer contemplando algo | Fuente: Pexels

Mujer contemplando algo | Fuente: Pexels

Publicidad

En general, mi historia tuvo un buen final, ¡pero la de Liz te dejará pasmado! Esta pobre mujer pensaba que había encontrado a un soltero atractivo, pero se enteró por las malas de que ella era la amante.

Mi prometido me mintió sobre su situación, ¡así que le di una lección que nunca olvidará!

Liz Samuels pensó que le había tocado la lotería cuando se comprometió con Jake. Él le pintó un cuadro vívido de un divorcio difícil y un nuevo comienzo. Ella, sumida en el romance, no vio las banderas rojas.

En una cena con los amigos de Jake, Hanna y Danny, el ambiente era más de thriller que de comedia romántica. Hanna, con miradas frías y comentarios mordaces, no tardó en soltar una bomba: Jake no estaba divorciado.

Mujer disgustada | Fuente: Getty Images

Mujer disgustada | Fuente: Getty Images

Publicidad

Resulta que la supuesta "ex" de Jake era su actual esposa. La pobre Liz era, sin saberlo, la otra mujer. Tras sacudirse el susto, urdió un plan con Diana, la esposa de su amante, para dar un pequeño giro a su propia trama.

Convirtieron el engaño en empoderamiento, transformando el supuesto piso de soltero de Jake en un hotel boutique temático sobre historias de engaño y redención. El proyecto fue un éxito, haciendo que tanto Liz como Diana se independizaran económicamente, mientras que él acabó perdiendo algo más que su credibilidad.

Cama de una habitación de hotel | Fuente: Pexels

Cama de una habitación de hotel | Fuente: Pexels

Liz y Diana incluso transformaron sus anillos de compromiso y boda en símbolos de resistencia y nuevos comienzos. Ahora, no sólo son socias, sino amigas íntimas que a menudo comparten sus historias con los huéspedes de su hotel, ¡demostrando que toda nube de engaño tiene un resquicio de triunfo!

Publicidad

¿No está la vida llena de sorpresas?

Dos mujeres felices compartiendo | Fuente: Getty Images

Dos mujeres felices compartiendo | Fuente: Getty Images

Esta obra se inspira en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Descubrí que mi marido se burla de mí delante de sus amigos y le di una lección que nunca olvidará

10 de mayo de 2024

3 historias de sucios infieles cuyas traiciones se descubrieron de la forma más inesperada

29 de marzo de 2024

Mi familia me obligó a darle mi boda totalmente planeada a mi hermana porque ella está embarazada

28 de febrero de 2024

3 historias sobre infieles que se enfrentaron al karma

13 de marzo de 2024

Mi novio se fue a un viaje de despedida de soltero con solo mujeres - El karma golpeó fuerte cuando se supo la verdad

10 de mayo de 2024

Compré el mejor vestido que podía permitirme, pero mi suegra no me dejó ponérmelo

27 de marzo de 2024

Descubrí que mi nuera dio a luz a un niño que no era de mi hijo y no la dejé salirse con la suya

20 de marzo de 2024

La amante de mi marido no tenía idea de cómo me veía yo, así que ideé un brillante plan de venganza

25 de abril de 2024

Mis codiciosos hijos no podían esperar mi muerte, les di una lección brillantemente - Historia del día

12 de marzo de 2024

Mis padres me dieron 10.000 dólares para pagar la universidad — Me sorprendió saber lo que querían a cambio

25 de abril de 2024

¿Me equivoqué por avergonzar a mi exesposo delante de su familia?

15 de marzo de 2024

En funeral de esposo, esposa se inclina para besarlo por última vez y lo ve parpadear - Historia del día

22 de enero de 2024

Infiel mete a hijastro en un lío y la esposa despechada le da la vuelta a la tortilla - Historia del día

13 de febrero de 2024

Prohibí a mi hijo que se hiciera amigo de la hija pobre del jardinero de la escuela, pero después cambió mi visión de la vida

07 de marzo de 2024