logo
Un hombre y una mujer conmocionados | Fuente: Amomama
Un hombre y una mujer conmocionados | Fuente: Amomama

Mis hijastros codiciosos mintieron a mi esposo moribundo diciéndole que robé sus joyas y mi marido sabio les dio una lección

Guadalupe Campos
10 jun 2024
08:45

Imagínate tener hijastros que te odian sólo por ser la mujer que eligió su padre. Se desvivieron por intentar apartarme de la vida de su papá, hasta que lo llevaron demasiado lejos. Esta vez, mi amado esposo los puso en su sitio de una forma que no pudieron negar.

Publicidad
Un hombre y una mujer alterados reaccionando ante algo | Fuente: Freepik

Un hombre y una mujer alterados reaccionando ante algo | Fuente: Freepik

Yo, Emily, estoy en deuda con Dios por haber pasado 30 años viviendo enamorada de mi marido, William. Pero no diría lo mismo de la mala relación que tuve con mis hijastros, los hijos de William.

No es que no lo haya intentado con ellos, pero desde que conocí a mis hijastros, se han desvivido por faltarme al respeto. Para colmo, ¡han tratado de tenderme trampas CONSTANTEMENTE! No sé qué decir, queridos lectores, pero nunca he hecho nada para merecer su ira.

Una mujer y dos hombres mirando un teléfono mientras traman algo | Fuente: Pexels

Una mujer y dos hombres mirando un teléfono mientras traman algo | Fuente: Pexels

Publicidad

Hace poco, a nuestra pequeña familia le lanzaron una bola curva cuando a William le diagnosticaron cáncer. He luchado para aceptar su diagnóstico porque estar enamorada y unida a una persona durante tres décadas no es ninguna broma.

Sin embargo, si tuviera que ser sincera, ha sido duro para TODOS nosotros. Por desgracia, el diagnóstico de mi marido, por difícil que fuera, no impidió que sus hijos intentaran hacerme parecer una mala persona a sus ojos durante sus últimos días.

Un hombre consuela a su mujer | Fuente: Pexels

Un hombre consuela a su mujer | Fuente: Pexels

Después de estar tanto tiempo con él, habría pensado que, al menos, se habrían resignado a mi presencia permanente en la vida de William. Pero no fue así. El viernes pasado, estábamos celebrando juntos lo que yo creía que era una encantadora cena familiar.

Publicidad

Anna, la hija de William, de repente me cogió el bolso. Sacó sus joyas supuestamente "perdidas" y gritó: "¡Mira lo que he encontrado, madrastra, uy!". Sin perder un segundo y sin detenerse a dejarme responder, añadió:

"¡Así que resultaste ser una LADRONA en nuestra familia! Papá, ¡los ladrones no merecen tu dinero!".

Joyas y un libro desparramados de una bolsa | Fuente: Pexels

Joyas y un libro desparramados de una bolsa | Fuente: Pexels

Como estas falsas acusaciones llevaban años produciéndose, mi marido conocía perfectamente las intenciones de sus hijos conmigo. "¿Qué significa...? Sabes qué, tienes razón, chiquilla", dijo aparentemente resignado a la verdad.

Yo seguía sorprendida con la boca abierta cuando él, sorprendentemente, me miró con intensidad. No sabía que al momento siguiente me revelaría algo que cambiaría las cosas en nuestra familia ¡PARA SIEMPRE!

Publicidad
Una expresiva mujer gesticulando con la mano | Fuente: Pexels

Una expresiva mujer gesticulando con la mano | Fuente: Pexels

Antes de que pudiera volver a hablar, Anna continuó: "Papá, no puedes dejar que se salga con la suya. No se merece nada de ti". Su rostro se llenó de confusión y dolor antes de responder a su hija adulta que se comportaba como una niña malcriada.

William respiró hondo y dijo: "Antes de decir nada, quiero contar algo que oí anoche". Se colocó cómodamente antes de continuar, ¡señalando que éste iba a ser un relato interesante!

Un hombre mayor hablando con una mujer más joven | Fuente: Pexels

Un hombre mayor hablando con una mujer más joven | Fuente: Pexels

Publicidad

"Los oí a ti, a Ana y a tus hermanos hablar de cómo planeaban tenderle una trampa a mi esposa para deshacerse de ella", reveló. Me quedé estupefacta al oír que todo esto estaba planeado de antemano. Pero una parte de mí estaba mucho más enamorada de mi marido sabiendo que seguía de mi lado.

Continuó: "Dijiste que querías que pareciera una ladrona". Anna y sus hermanos palidecieron, balbuceando excusas. "Papá, no es lo que parece. Nosotros...", murmuró Anna. William levantó la mano para silenciarla, diciendo:

"Ya, basta. Silencio. Ya me he decidido".

Una mujer emocionada sostiene un teléfono mientras intenta explicarse | Fuente: Freepik

Una mujer emocionada sostiene un teléfono mientras intenta explicarse | Fuente: Freepik

Mi querido Esposo estaba bastante débil en ese momento, pero seguía decidido a dirigir la casa. Lo que hizo a continuación nos dejó a todos sorprendidos. Sacó su testamento del bolsillo de la chaqueta y lo puso sobre la mesa.

Publicidad

"He actualizado mi testamento después de oír ese repugnante plan", reveló sin levantar la voz ni un milímetro. "Mi esposa, tu madrastra, ha estado a mi lado durante 30 años, y no permitiré que su codicia manche su nombre".

Una mujer reacciona conmocionada | Fuente: Freepik

Una mujer reacciona conmocionada | Fuente: Freepik

¡CASI ME DESMAYO cuando oí lo que dijo a continuación!

"Todo será para ELLA. En cuanto a ustedes tres, no recibirán nada hasta que demuestren que pueden cambiar y mostrar respeto". Sus caras pasaron del asombro a la ira al darse cuenta de la gravedad de sus actos.

"¡No es justo!" gritó Anna, con lágrimas de frustración en los ojos.

"¿Justo?" replicó William, con voz firme. "Intentaron inculpar a una mujer inocente. Esto es más que justo".

Publicidad
Un hombre reacciona con incredulidad ante algo | Fuente: Pexels

Un hombre reacciona con incredulidad ante algo | Fuente: Pexels

Sinceramente, me sentí mal por ellos, pero también sabía que hacía tiempo que su padre debía haber tomado medidas estrictas. Al ver que les había salido el tiro por la culata, mis hijastros se marcharon furiosos y humillados. Al día siguiente, recibimos llamadas y mensajes furiosos de ellos, pero William se negó a ceder.

En sus últimos días, mi marido, enfermo, se aseguró de que su decisión de aquella noche fuera inquebrantable. Incluso grabó un mensaje de vídeo explicando sus acciones. En él, declaraba el amor y la confianza que me tenía, haciendo imposible que mis hijastros impugnaran su voluntad.

Un marido consuela a su mujer que llora | Fuente: Pexels

Un marido consuela a su mujer que llora | Fuente: Pexels

Publicidad

En el vídeo, se mostraba en su sano juicio al decir:

"A mis hijos, ustedes se lo buscaron. Aprendan a respetar a los demás. Quizá, algún día, comprendan las consecuencias de sus actos. A mi amada esposa, tienes mi amor y gratitud eternos.

Confío en ti y te quiero con todo mi ser y sé que harás lo correcto por mis hijos cuando llegue el momento, aunque no se lo merezcan. Mi último deseo es que los cuatro se cuiden unos a otros en mi ausencia. Eso me haría el hombre más feliz".

Un hombre grabándose sentado en el suelo | Fuente: Pexels

Un hombre grabándose sentado en el suelo | Fuente: Pexels

Tras la muerte de William, cumplí sus deseos y me aseguré de que se honrara su legado. Mis hijastros estaban furiosos pero impotentes y sabían que ahora yo tenía la sartén por el mango. Francamente, no me importaban el dinero ni las propiedades de mi difunto marido, lo único que quería era que volviera conmigo.

Publicidad

Estuve acribillada por el dolor durante mucho tiempo. Pero por suerte tenía a su madre, a mi familia y a mis amigos en quienes apoyarme. Lo que no esperaba que ocurriera era que mis hijastros acabaran entrando en razón. No me mentiré a mí misma y diré que fue porque me querían, ya que estoy segura de que la riqueza de su difunto padre influyó mucho.

Tres mujeres celebrando un cumpleaños | Fuente: Pexels

Tres mujeres celebrando un cumpleaños | Fuente: Pexels

Con el tiempo, intentaron reconciliarse. Pero dejé claro que el respeto y la integridad no eran negociables. Un día, Anna me llamó, con una voz más suave que nunca. "Siento lo que hicimos. Nos equivocamos".

Suspiré, sintiendo una mezcla de tristeza y alivio. "No se trata del dinero, Anna. Se trata de la traición", le expliqué, aún afligida. "Tu padre te quería y quería que aprendieras de tus errores".

Publicidad
Una mujer de aspecto neutro hablando con alguien por teléfono | Fuente: Pexels

Una mujer de aspecto neutro hablando con alguien por teléfono | Fuente: Pexels

Recordando los términos de mi difunto marido, insistí: "Demuéstrame que has cambiado y podremos hablar". Al final, la sabiduría y la previsión de William protegieron nuestro amor. También enseñó a sus codiciosos hijos una lección que nunca olvidarían.

Su legado perdura, no sólo en los bienes que dejó, sino en la lección de integridad y respeto que inculcó a sus hijos.

Una mujer sonriendo mientras sostiene un teléfono | Fuente: Pexels

Una mujer sonriendo mientras sostiene un teléfono | Fuente: Pexels

Publicidad

En la historia de Emily, ella no era la madrastra malvada, pero en la siguiente, ¡Jane sí que lo es! Esta mujer intentó estropear el día especial de su hijastra, pero su marido, el padre de la hijastra, ¡defendió a su hija a lo GRANDE!

Mi madrastra hizo pedazos mi vestido de graduación, por suerte mi padre me protegió y le dio una lección

Una semana antes de mi último baile de graduación, mi madrastra Jane se volvió malvada. Mi padre se casó con Jane hace seis años, trayendo consigo a su hija, Amy. Aunque al principio mi madrastra trató de incluirme en sus actividades y en las de Amy, ellas dos se volvieron cada vez más unidas y me excluyeron.

Una mujer pasando el rato con dos chicas adolescentes | Fuente: Pexels

Una mujer pasando el rato con dos chicas adolescentes | Fuente: Pexels

En nuestro último año, ¡el baile de graduación se convirtió en un GRAN acontecimiento! Estaba emocionada, sobre todo porque salía con Mason. Decidida a comprarme el vestido de mis sueños, hice turnos extra en la cafetería y cuidé niños. Finalmente, ahorré lo suficiente y me compré el vestido, con el apoyo orgulloso de mi padre.

Publicidad

Al volver a casa después del trabajo, me sorprendió encontrar a Jane y Amy usando trozos de mi vestido para pulir plata. Mi madrastra afirmó con suficiencia que creía que era un vestido de segunda mano. Cuando reveló la verdad y dijo que yo no podía eclipsar a Amy, rompí a llorar.

Una adolescente sentada en el suelo llorando | Fuente: Pexels

Una adolescente sentada en el suelo llorando | Fuente: Pexels

Mi padre lo oyó y se puso furioso. Rompió un vestido que había hecho creer a Jane que era su vestido de novia y le dijo que arreglara la situación. La experiencia me quitó las ganas de ir al baile. Pero el día del evento, mi padre me sorprendió con un vestido nuevo y me arregló el pelo.

También me reveló que se iba a divorciar de Jane, pues se había dado cuenta de lo mal que me trataba. Mi padre me aseguró que nuestro futuro estaría lleno de nuevos retos, como la universidad, pero sin la negatividad de Jane.

Publicidad
Un padre y una hija felices abrazados | Fuente: Pexels

Un padre y una hija felices abrazados | Fuente: Pexels

Esta obra está inspirada en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Accidentalmente encontré la cuenta de Reddit de mi malvada madrastra - Sus acciones exigían venganza

08 de junio de 2024

Descubrí lo que mi tirana madrastra había estado ocultando desde la muerte de mi padre - Tendrá su merecido

07 de marzo de 2024

Iba a besar a mi novio en el altar cuando, de repente, una desconocida entró corriendo y me arruinó el vestido

01 de marzo de 2024

Oí a mi marido decirle a sus amigos que luzco peor que su ex - La lección que le di es una locura

24 de abril de 2024

Mi suegra de 51 años me suplicó que adoptara a sus gemelos recién nacidos tras su muerte - Historia del día

06 de junio de 2024

Atrapé a esta mujer usando mi vestido y destruyéndolo, pero el Karma la golpeó inmediatamente después

23 de mayo de 2024

Dejé a mi esposo después de que me utilizara como cocinera y niñera de sus hijos - 15 años después, su hija me hizo llorar

05 de junio de 2024

10 Invitados de boda de pesadilla que arruinaron por completo el gran día

22 de marzo de 2024

Mi marido se niega a cuidar de nuestros 2 hijos diciendo que se cansa en el trabajo - Su ultimátum fue la gota que derramó el vaso

24 de abril de 2024

Mujeres se sinceraron sobre sus bodas canceladas tras conocer la verdad sobre sus otras mitades

13 de marzo de 2024

Una mujer abre la puerta y ve a una niña llorando que dice que su madre está en casa - Historia del día

22 de abril de 2024

La sorpresa que le di a mi madrastra en mi cumpleaños 18 puso su mundo patas arriba

06 de marzo de 2024

Mi marido usaba mi tarjeta de crédito sin preguntarme, así que le di una lección

12 de abril de 2024

Mi madrastra me echó de casa cuando dejé de cocinar para ella y sus hijos — Pero el karma contraatacó al instante

30 de mayo de 2024