logo
Mujer con un bebé | Fuente: Freepik
Mujer con un bebé | Fuente: Freepik

Mientras mi marido estaba de vacaciones, su amante llamó a mi puerta con un bebé en brazos

Susana Nunez
24 jun 2024
02:15

Esta loca historia me ocurrió hace unas semanas. Dios mío, no te lo vas a creer, pero tiene que ver con mi marido, SU AMANTE, yo y mi SUEGRA. Resumiendo: ¡intentaron echarme de MI PROPIA CASA!

Publicidad

Permíteme empezar diciendo que todo lo que hay en esta casa es mío. Soy propietaria de la empresa que financió cada mueble, cada pared y cada ventana. Mi negocio es mi orgullo y mi alegría, y trabajé incansablemente para construirlo desde cero.

Retrato de mujer segura de sí misma | Fuente: Pexels

Retrato de mujer segura de sí misma | Fuente: Pexels

Stan, mi pareja, nunca contribuyó ni un céntimo a la hipoteca ni a las facturas. Esta casa, mi santuario, está únicamente a mi nombre. Así que puedes imaginar mi conmoción cuando intentaron quitármela.

Era un miércoles por la noche, y yo estaba en casa viendo una serie mientras mi marido estaba de vacaciones en Miami. (Ya sé que te estás preguntando por qué estaba de vacaciones sin mí, pero luego hablaré de eso).

Hombre de vacaciones | Fuente: Freepik

Hombre de vacaciones | Fuente: Freepik

Publicidad

De repente, alguien llamó al interfono. Fui a la puerta y vi a una mujer con un bebé en brazos en la pantalla del interfono.

Alguien se ha equivocado de puerta, pensé. Abrí la puerta y mantuvimos una conversación:

"¿En qué puedo ayudarle?", pregunté.

Mujer con un bebé en la pantalla del interfono | Fuente: Midjourney

Mujer con un bebé en la pantalla del interfono | Fuente: Midjourney

"Soy la futura esposa de tu exmarido. Ahora viviré aquí. Por cierto, ésta es May, su hija", declaró con una seguridad que me dejó atónita.

"¿Cómo dices? ¿De qué estás hablando?", conseguí balbucear.

"Stan me lo ha contado todo. Están separados. Dijo que podía mudarme hasta que consiguiéramos nuestra casa".

Publicidad
Mujer conmocionada se señala a sí misma | Fuente: Pexels

Mujer conmocionada se señala a sí misma | Fuente: Pexels

"¡Eso es absurdo! No estamos separados. Sólo está de vacaciones".

"Pues no es eso lo que me dijo. Y ahora no tengo adónde ir".

"Lo siento, pero no puedes quedarte aquí. Tienes que irte".

"Mira, no tengo dinero ni casa. Mi contrato de alquiler ha expirado. Creía que esto estaba arreglado".

Mujer sorprendida con la boca abierta | Fuente: Pexels

Mujer sorprendida con la boca abierta | Fuente: Pexels

Publicidad

"Stan nunca me mencionó nada de esto. Esta es mi casa".

"Dijo que dirías eso. También dijo que podías permitirte un hotel".

No podía creer lo que estaba oyendo. Al parecer, Stan conoció a esta mujer y le dijo que estábamos legalmente separados. También afirmó que era dueño de la mitad de mi empresa y de todo lo demás que yo poseía.

Toma en blanco y negro de una pareja | Fuente: Pexels

Toma en blanco y negro de una pareja | Fuente: Pexels

Cuando la mujer quedó embarazada, él empezó a gastarse su sueldo en ella. No me alarmé porque no sabía lo que hacía con su dinero. Ahora, él está en Miami de vacaciones, y el contrato de alquiler del apartamento de la chica ha expirado, así que se ha presentado en mi puerta con su bebé.

Publicidad

"Esto es ridículo. Tienes que irte ya", le dije con firmeza.

"No. No me voy a ninguna parte. No tengo adónde ir, y Stan dijo que esto estaría bien", insistió.

Mujer bebe té en casa | Fuente: Pexels

Mujer bebe té en casa | Fuente: Pexels

"Si no te vas, llamaré a la policía".

"Adelante. Yo me quedo aquí".

No sabía qué más hacer. Se negó literalmente a salir, así que llamé a la policía y me encerré en el invernadero. Cuando llegó la policía, ella estaba desempaquetando la ropa del niño en la sala de estar.

Luces de policía | Fuente: Pexels

Luces de policía | Fuente: Pexels

Publicidad

También había llamado a mi suegra, y ella también apareció. Las dos empezaron a gritar, insistiendo en que se merecían la mitad de mi casa porque pertenecía a Stan después del divorcio.

"Esto es ridículo", grité por encima de su clamor. "No pueden quedarse con la mitad de mi casa".

Anciana enfadada | Fuente: Pexels

Anciana enfadada | Fuente: Pexels

"Stan se merece su parte", insistió mi suegra, con el rostro enrojecido por la ira. "Después del divorcio, debería recibir lo que le corresponde por derecho".

"Queremos el cincuenta por ciento", insistió la mujer, estrechando más al bebé. "Él me lo ha contado todo. Esta casa es suya a medias".

Respiré hondo, intentando mantener la calma en medio del caos. "Tienen que escuchar con atención. Stan y yo sólo estábamos en unión de hecho. No habrá bienes que repartir tras la separación".

Publicidad
Mujer sorprendida | Fuente: Pexels

Mujer sorprendida | Fuente: Pexels

Sus ojos se abrieron de golpe. "¿Qué quieres decir?", preguntó la amante, con voz temblorosa.

"Nunca estuvimos legalmente casados. Stan te mintió. No puedes reclamar ninguna parte de esta casa".

"Eso no puede ser verdad", exclamó mi suegra. "Él no mentiría sobre algo así".

Mujer conmocionada se tapa la boca | Fuente: Pexels

Mujer conmocionada se tapa la boca | Fuente: Pexels

Publicidad

"Pero lo hizo", repliqué con firmeza. "Les mintió a las dos".

La mujer parecía a punto de echarse a llorar. Se volvió hacia mi suegra, buscando algún tipo de consuelo. "Dijo que todo estaba arreglado", susurró, con lágrimas corriéndole por la cara.

Mi suegra guardó silencio, con el rostro pálido y demacrado. Por fin pareció darse cuenta del alcance del engaño de Stan.

Las mujeres consolándose | Fuente: Freepik

Las mujeres consolándose | Fuente: Freepik

"Vámonos", dijo en voz baja a la mujer. "Aquí no podemos hacer nada".

Pero antes de que se marcharan, me fijé en el biberón que había sobre la mesa. Una idea surgió en mi mente. Mientras recogían sus cosas, tomé discretamente el biberón y lo metí en mi bolso.

Publicidad

Al día siguiente, llevé el biberón y unos mechones de pelo de Stan de su cepillo a un centro de pruebas de ADN. Tenía una sospecha que debía confirmarse.

Centro de pruebas de ADN | Fuente: Midjourney

Centro de pruebas de ADN | Fuente: Midjourney

Unos días después, llegaron los resultados. El bebé no era hijo de Stan.

No pude evitar sentir una sombría satisfacción al escudriñar el informe. Todas las mentiras de Stan se estaban desvelando. Hice una foto de los resultados y se la envié a mi ex con un sencillo mensaje: "Mira por quién me has cambiado".

Su respuesta no se hizo esperar. "¿Qué significa esto?", respondió.

Una mujer mira los documentos | Fuente: Pexels

Una mujer mira los documentos | Fuente: Pexels

Publicidad

"Significa que te la han jugado", respondí. "Igual que tú intentaste jugar conmigo".

Después no hubo respuesta. Sólo podía imaginar el caos que esa noticia causaría en su vida.

En los días siguientes, empecé a recuperar una sensación de paz. Mi casa volvía a estar tranquila y por fin podía ver mi serie sin interrupciones. El drama del engaño de Stan me había sacudido, pero también me había hecho más fuerte. Me había enfrentado directamente a sus mentiras y había salido del otro lado.

Mujer enviando un mensaje de texto | Fuente: Pexels

Mujer enviando un mensaje de texto | Fuente: Pexels

Una noche, mientras estaba sentada en el salón, recibí una llamada de mi exsuegra. Dudé antes de contestar, pero me picó la curiosidad.

Publicidad

"Lo siento mucho", dijo, con voz cansada. "No tenía ni idea de que Stan nos estaba mintiendo".

"No es culpa tuya", respondí. "Nos engañó a todas".

Mujer al teléfono | Fuente: Pexels

Mujer al teléfono | Fuente: Pexels

Suspiró profundamente. "Si hay algo que pueda hacer para ayudar, por favor, dímelo".

"Cuídate", le dije. "Solo tenemos que superar esto".

Cuando colgué el teléfono, sentí que me quitaba un peso de encima. La verdad había salido a la luz y por fin podía empezar a sanar. Mi casa volvía a ser mía, y mi paz también.

Mujer feliz | Fuente: Pexels

Mujer feliz | Fuente: Pexels

Publicidad

Mi novio cruzó todos los límites con sus bromas, y yo le enseñé una lección inolvidable

El mundo de Sophie está lleno de giros inesperados, gracias a su novio Max, el bromista por excelencia. Sus bromas pueden iluminar cualquier habitación, pero cuando una broma va demasiado lejos, desencadena una cadena de acontecimientos que podrían cambiarlo todo. ¿Sobrevivirá su amor a la prueba definitiva de paciencia y humor? Únete a su impredecible aventura para descubrirlo.

Una pareja enfadada | Fuente: Pexels

Una pareja enfadada | Fuente: Pexels

Soy Sophie, una estudiante universitaria de 20 años a la que le encantan las tardes tranquilas y los buenos libros. Pero la vida dio un giro tremendamente impredecible hace un año, cuando conocí a Max, mi novio.

Publicidad

Max tiene 29 años, trabaja en diseño gráfico y es el tipo de chico al que es imposible pasar por alto. Con una risa estruendosa y una personalidad igual de grande, tiene un sentido del humor salvaje capaz de alegrar al instante cualquier habitación en la que entre.

Un joven trabajando en su portátil | Fuente: Pexels

Un joven trabajando en su portátil | Fuente: Pexels

Nos conocimos en la fiesta de cumpleaños de un amigo común, en la que él era el alma de la fiesta, gastando bromas inofensivas y haciendo chistes que hacían reír a todo el mundo.

Me atrajo su carisma y la facilidad con la que hacía reír a la gente. A partir de ahí, nuestra relación se convirtió en un torbellino de risas e imprevistos.

El espíritu juguetón de Max es una de las cosas que más aprecio de él. Es de los que planean salidas sorpresa, deja notas graciosas en mis libros de texto y siempre sabe cuándo necesito que me animen.

Publicidad
Una joven pareja riendo | Fuente: Pexels

Una joven pareja riendo | Fuente: Pexels

Su creatividad no se limita a su trabajo, sino que se extiende a todos los aspectos de su vida, haciendo que nuestros días juntos sean vibrantes y estén llenos de sorpresas.

Sin embargo, vivir con un bromista perpetuo también significa que a menudo estoy alerta, sin saber nunca qué juguetón plan se le ocurrirá a continuación.

¿Quieres saber qué pasó después? Haz clic aquí para leer el resto de la historia.

Esta obra se inspira en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

Publicidad

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

4 historias de suegras que intentaron convertir la vida de sus nueras en un infierno

19 de abril de 2024

Mi suegra puso un programa espía en mi teléfono y no le gustó mi sorpresa como respuesta

13 de junio de 2024

Mi suegra se negó a que me quedara en su casa después de perder la nuestra - 5 meses después, el karma tuvo la última palabra

09 de mayo de 2024

Oí a mi suegra mentir a sus amigas sobre que yo no hacía ningún quehacer en casa y decidí hacerle una jugarreta

20 de mayo de 2024

Mi suegra estropeó mi vestido de novia durante la ceremonia, pero el karma le devolvió el golpe inmediatamente

18 de junio de 2024

El viejo libro de recetas de mi suegra reveló un horrible secreto que destrozó a nuestra familia

02 de abril de 2024

Me alejé de mi suegra por lo que le dijo a mi hija sobre mí cuando llegué al hospital

22 de marzo de 2024

Descubrí que mi hija tenía una aventura con el esposo de su mejor amiga - ¿Soy una mala madre después de lo que hice?

12 de junio de 2024

Mi suegra intentó arruinar mi boda, pero tuvo su "paseo de la vergüenza"

01 de abril de 2024

Suegra cambió el nombre de mi bebé mientras yo estaba en urgencias tras dar a luz, no lo dejé pasar

21 de mayo de 2024

Mi suegra de 51 años me suplicó que adoptara a sus gemelos recién nacidos tras su muerte - Historia del día

06 de junio de 2024

Mi suegra me regaló una báscula por mi cumpleaños - Pero mi marido no tardó en darle a probar su propia medicina.

06 de junio de 2024

Grité "¡No acepto!" en mi propia boda tras una conversación con la madre del novio cuyo plan casi salió bien

26 de abril de 2024

Mi suegro dudaba de que yo hubiera dado a luz a la hija de su hijo – El resultado del ADN lo destrozó

09 de mayo de 2024