logo
Una familia celebra una cena de cumpleaños | Fuente: Freepik
Una familia celebra una cena de cumpleaños | Fuente: Freepik

Mi esposo desapareció el día después de mi cumpleaños - El brindis de mi suegra fue la razón

Guadalupe Campos
28 jun 2024
10:20

El día de mi cumpleaños, mi marido organizó una fiesta perfecta y, a la mañana siguiente, desapareció dejando sólo una críptica nota. Su repentina partida me llevó a descubrir verdades ocultas sobre nuestro matrimonio y, en última instancia, a encontrar la felicidad que no sabía que me faltaba.

Publicidad

Mi cumpleaños empezó perfectamente. Mi marido, Tom, organizó una fiesta increíble e invitó a todos nuestros amigos y familiares. La casa se llenó de risas, música y olor a comida deliciosa. Tom hizo todo lo posible para que la velada fuera especial. Me sentí muy querida y apreciada por él.

Celebración de cumpleaños | Fuente: Pexels

Celebración de cumpleaños | Fuente: Pexels

Mientras nos mezclábamos con los invitados, Tom se acercó y dijo: "Tengo una sorpresa para ti". Me entregó una cajita con una gran sonrisa en la cara.

"Tom, ¿qué es?" pregunté, curiosa.

"Ábrela y verás", me instó, con los ojos brillantes de emoción.

Desenvolví la caja y encontré dentro un juego de llaves de automóvil. "¡No puede ser!" Exclamé.

Publicidad

"Venga, vamos a verlo", dijo Tom, llevándome fuera.

Las llaves del Automóvil en una caja | Fuente: Midjourney

Las llaves del Automóvil en una caja | Fuente: Midjourney

Allí, en la entrada, había un automóvil, no un deportivo de lujo, sino el coche práctico y elegante que siempre había deseado pero que nunca podría permitirme. "¡Tom, no lo puedo creer!" exclamé, con lágrimas de alegría en los ojos.

"Pues sí, es tuyo", dijo sonriendo. "Sabía que necesitabas algo fiable y con estilo. Feliz cumpleaños, cariño".

Todo el mundo se reunió alrededor, aplaudiendo y vitoreando. Abracé a Tom con fuerza. "Te amo tanto", susurré.

Automóvil aparcado en la entrada con un arco | Fuente: Midjourney

Automóvil aparcado en la entrada con un arco | Fuente: Midjourney

Publicidad

"Yo también te amo, Carol", respondió él, besándome la frente.

Volvimos dentro y la fiesta continuó. Mi suegra, Jane, hizo tintinear su copa para llamar la atención de todos. "Me gustaría hacer un brindis", anunció.

Jane siempre me había tratado como a su propia hija. Sonrió cálidamente y dijo: "Por mi maravillosa nuera. Has traído mucha alegría a nuestra familia. Verlos juntos a Tom y a ti es una bendición. Brindo por muchos años más de felicidad".

Jane brinda en la fiesta | Fuente: Midjourney

Jane brinda en la fiesta | Fuente: Midjourney

"Gracias, Jane", dije, conmovida por sus palabras. La sala volvió a llenarse de aplausos y vítores.

A medida que avanzaba la velada, noté que Tom parecía un poco distante. No estaba tan animado como solía estar en las fiestas. "¿Estás bien?" le pregunté en voz baja.

Publicidad

"Sí, estoy bien", dijo, pero no me miró.

"¿Estás seguro? Pareces un poco raro", insistí.

Tom sumido en sus pensamientos | Fuente: Midjourney

Tom sumido en sus pensamientos | Fuente: Midjourney

"No es nada. Sólo estoy cansado", respondió, dedicándome una débil sonrisa.

Nos despedimos de nuestros invitados y nos fuimos a la cama, pero no podía quitarme la sensación de que algo iba mal. Tom estaba tumbado a mi lado, mirando al techo, sumido en sus pensamientos.

"Tom, ¿qué ocurre?" volví a preguntar.

Suspiró profundamente. "Nada, de verdad, Carol. Sólo tengo muchas cosas en la cabeza".

Tom yace insomne | Fuente: Midjourney

Tom yace insomne | Fuente: Midjourney

Publicidad

No quería presionarle, así que lo dejé estar. Pero no podía dormirme. Mi mente no paraba de dar vueltas a preocupaciones. ¿Por qué estaba tan raro? ¿Qué podía estar molestándole?

A la mañana siguiente, me desperté y Tom se había ido. Lo llamé, pero no respondió. Entré en pánico y busqué por toda la casa. En la cocina, encontré una nota sobre la encimera. Era una sola palabra: "Perdóname".

Nota en el mostrador | Fuente: Pexels

Nota en el mostrador | Fuente: Pexels

El corazón me latía con fuerza. Cogí el teléfono y lo llamé, pero no atendió. Lo intenté una y otra vez, pero nada. Sentí que una profunda ansiedad se instalaba en mi pecho. ¿Dónde podría estar? ¿Por qué se fue tan de repente?

Desesperada por obtener respuestas, llamé a Jane. "Jane, ¿has visto a Tom?" pregunté, intentando mantener la voz firme.

Publicidad

"No, querida. ¿Qué ha pasado?", preguntó preocupada.

Jane preocupada por su teléfono | Fuente: Midjourney

Jane preocupada por su teléfono | Fuente: Midjourney

"Se ha ido. Dejó una nota que decía 'Perdóname'. No sé qué hacer", dije, con lágrimas en los ojos.

"Oh, querida", dijo Jane en voz baja. "Anoche parecía preocupado. Habló conmigo después de mi brindis. Dijo que sentía que se engañaba a sí mismo, que no te quería de verdad".

"¿Qué? ¿Por qué no me lo dijiste?" pregunté, sorprendida.

"Oh, Carol, pensé que sólo había bebido de más y decía tonterías de borracho", dijo Jane. "Le dije que no se tomara sus pensamientos demasiado en serio".

Shocked Carol | Fuente: Midjourney

Shocked Carol | Fuente: Midjourney

Publicidad

"Pero se fue", dije, sintiéndome más confusa que nunca.

"Lo siento mucho, cariño", dijo Jane. "Nunca pensé que haría algo así".

Mi mente bullía con todo tipo de posibilidades. Me sentía abandonada, traicionada y con el corazón roto. No tenía ni idea de dónde estaba Tom ni de por qué se sentía así. No sabía qué hacer a continuación.

Mientras estaba de pie en la cocina, aferrando la nota que Tom había dejado, un millón de pensamientos se agolpaban en mi mente. Volví a llamar a Jane, desesperada por obtener más información.

Carol aferra la nota | Fuente: Midjourney

Carol aferra la nota | Fuente: Midjourney

"¿Dijo adónde iba?" pregunté, esperando alguna pista.

Publicidad

"No", respondió Jane. "No mencionó nada concreto. Sólo que necesitaba resolver algunas cosas".

"Gracias, Jane", dije, sintiendo una mezcla de rabia, tristeza y confusión. Colgué el teléfono y me hundí en una silla, intentando procesarlo todo.

Carol, agotada, se hunde en su silla | Fuente: Midjourney

Carol, agotada, se hunde en su silla | Fuente: Midjourney

Durante los días siguientes, viví aturdida. Amigos y familiares se pusieron en contacto conmigo, ofreciéndome su apoyo e intentando ayudarme a entender la repentina partida de Tom.

Pero cuanto más pensaba en ello, más me daba cuenta de que había estado ignorando mis propios sentimientos durante mucho tiempo. Había estado tan centrada en mantener unido nuestro matrimonio que no me había dado cuenta de mi propia infelicidad creciente.

Publicidad
Carol sumida en sus pensamientos | Fuente: Midjourney

Carol sumida en sus pensamientos | Fuente: Midjourney

Una noche, mientras estaba sentada sola en el salón, Jane volvió a llamarme. "He estado pensando", me dijo. "Quizá ésta sea una oportunidad para que vuelvas a evaluar lo que realmente quieres".

"He estado pensando lo mismo", admití. "Es sólo que ahora me cuesta verlo así".

"Dale tiempo", dijo Jane amablemente. "Encontrarás el camino".

Jane habla con Carol | Fuente: Midjourney

Jane habla con Carol | Fuente: Midjourney

Publicidad

Cuando las semanas se convirtieron en meses, empecé a recomponer lentamente mi vida. Me centré en mí misma por primera vez en años, fui redescubriendo viejas pasiones y encontrando otras nuevas. Me apoyé en amigos y familiares, que me ayudaron en los días más oscuros. Y poco a poco, el dolor empezó a desaparecer.

Me di cuenta de que Jane tenía razón. La marcha de Tom, por devastadora que fuera, me había dado la oportunidad de reevaluar mi vida y lo que quería de ella. Había estado viviendo de una forma que no me hacía verdaderamente feliz, y ahora tenía la oportunidad de cambiar eso.

Carol | Fuente: Midjourney

Carol | Fuente: Midjourney

Decidí aceptar este nuevo comienzo y centrarme en construir una vida que me aportara alegría y satisfacción. Empecé persiguiendo mis propios sueños y objetivos, que había dejado de lado por el bien de nuestro matrimonio. Volví a estudiar, me aficioné a nuevos hobbies y dediqué tiempo a las cosas que me hacían feliz.

Publicidad

Unos años más tarde, me encontraba en una situación mucho mejor. Había conocido a Mark, que era amable y cariñoso y compartía mis sueños de tener una familia. Nos casamos y ahora tenemos dos hijos preciosos, con un tercero en camino. No podría ser más feliz.

El novio y la novia bailan sujetando un ramo de novia | Fuente: Pexels

El novio y la novia bailan sujetando un ramo de novia | Fuente: Pexels

Me senté en la tranquilidad de la madrugada, sorbiendo mi té y pensando en lo mucho que había cambiado mi vida. Me di cuenta de que estaba agradecida por todo lo que había ocurrido.

Fue un camino doloroso, pero me condujo a donde estoy ahora, verdaderamente feliz y rodeada de amor. La marcha de Tom fue una bendición disfrazada, y el brindis de Jane, aunque al principio pareció una maldición, al final me liberó para encontrar la felicidad que merecía.

Publicidad

Mark entró en la cocina, frotándose los ojos. "Buenos días, cariño", dijo, inclinándose para besarme.

Tea party | Fuente: Unsplash

Tea party | Fuente: Unsplash

"Buenos días", respondí, sonriéndole. "¿Has dormido bien?"

"Sí, bastante bien. ¿Y tú?", preguntó, sirviéndose una taza de café.

"Igual que yo", dije. "Sólo pensaba en lo mucho que han cambiado las cosas".

Mark se sentó a mi lado y me cogió la mano. "Para mejor, ¿verdad?"

Pareja cogida de la mano | Fuente: Pexels

Pareja cogida de la mano | Fuente: Pexels

Publicidad

"Absolutamente", dije, apretándole la mano. "Estaba pensando en cómo el brindis de Jane me pareció una maldición al principio, pero en realidad me liberó".

"A veces las cosas más difíciles conducen a los mejores resultados", dijo Mark, con los ojos llenos de comprensión.

Justo entonces, nuestra hija, Lily, entró corriendo en la cocina, con su pelo rizado rebotando. "Mamá, ¿podemos ir hoy al parque?".

Niña en la cocina | Fuente: Pexels

Niña en la cocina | Fuente: Pexels

"Claro, cariño", dije sonriendo. "Podemos hacer un picnic y pasar el día".

Publicidad

"¡Sí!" gritó Lily, corriendo a contárselo a su hermano Jake.

Mark y yo nos reímos al ver su entusiasmo. "Me encanta nuestra pequeña familia", dijo Mark en voz baja.

"A mí también", coincidí. "Es todo lo que siempre he querido".

Familia feliz | Fuente: Pexels

Familia feliz | Fuente: Pexels

Escuché a mi esposo decirle a sus amigos que luzco peor que su ex - La lección que le he dado es de no creer

Jane sigue disfrutando de su luna de miel y está más que preparada para empezar su nueva vida como esposa. Pero cuando escucha por casualidad una conversación entre su marido y sus amigos, descubre que su marido es de lo más superficial. ¿Se amoldará Jane al ideal de mujer que quiere Wayne, o ella se marchará?

Publicidad

Salir con Wayne era una cosa. Estar casada con él era otra muy distinta.

Una pareja sentada junta en un banco | Fuente: Unsplash

Una pareja sentada junta en un banco | Fuente: Unsplash

Hasta hace un año, creía que me había casado con el amor de mi vida. Wayne y yo nos conocimos justo cuando él había salido de una relación especialmente tóxica.

"¿Estás seguro de que estás preparada para mí?" le pregunté.

"Sí, por supuesto, Jane", dijo. "Nicole ya forma parte del pasado. Estoy preparado para seguir adelante, sentar la cabeza y ser feliz, ¿sabes?".

Una pareja sentada a la mesa y cogida de la mano | Fuente: Unsplash

Una pareja sentada a la mesa y cogida de la mano | Fuente: Unsplash

Publicidad

¿Quieres saber qué pasó después? Haz clic aquí para leer el resto de la historia.

Esta obra está inspirada en hechos y personas reales, pero se ha ficcionalizado con fines creativos. Se han cambiado nombres, personajes y detalles para proteger la intimidad y mejorar la narración. Cualquier parecido con personas reales, vivas o muertas, o con hechos reales es pura coincidencia y no es intención del autor.

El autor y el editor no garantizan la exactitud de los acontecimientos ni la representación de los personajes, y no se hacen responsables de ninguna interpretación errónea. Esta historia se proporciona "tal cual", y las opiniones expresadas son las de los personajes y no reflejan los puntos de vista del autor ni del editor.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias del espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
Publicidad
Publicaciones similares

Encontré un extraño anillo en el coche de mi esposo que puso mi vida patas arriba

26 de marzo de 2024

3 historias de sucios infieles cuyas traiciones se descubrieron de la forma más inesperada

29 de marzo de 2024

Mi madre me envió una foto de mis perros en el porche - ¿Está justificada mi reacción?

30 de mayo de 2024

Mujeres se sinceraron sobre sus bodas canceladas tras conocer la verdad sobre sus otras mitades

13 de marzo de 2024

3 historias sobre infieles que se enfrentaron al karma

13 de marzo de 2024

Mi hija de 4 encontró por accidente un test de embarazo positivo en el maletín de su padre - La verdad que hay detrás me destrozó

06 de junio de 2024

Cargué el viejo teléfono de mi esposo y vi una foto adolescente de nuestra nueva niñera - Pensé que me estaba volviendo loca hasta que llamé a mi suegra

04 de junio de 2024

Niña malcriada se burló de mi hija en la pijamada de su fiesta de cumpleaños - Mi esposa y yo le dimos una lección

08 de junio de 2024

Mi suegra nos visitó mientras yo estaba fuera de casa - Cuando volví, mi hija me contó algo que destrozó a nuestra familia

11 de abril de 2024

3 historias estremecedoras sobre seres queridos fallecidos que, de algún modo, resultan estar vivos

18 de abril de 2024

Mis hijos pusieron mi casa a la venta en Airbnb mientras yo estaba en el hospital - Encontré la forma de darles una lección

23 de junio de 2024

Trabajador insolente menospreció a mi esposa, que trabaja limpiando oficinas - Me enfurecí y lo puse en su lugar

18 de junio de 2024

5 historias de personas que se quedaron sin hogar en tiempos difíciles

07 de mayo de 2024

Mi cuñada menospreció a mi esposa por ser masajista - Mi esposa rió al último cuando el karma le devolvió el golpe

18 de junio de 2024