Mujer se casa con enfermo terminal. Pero tras cambiar su dieta, los doctores dieron inesperadas noticias

Rob se quejaba de dolores de estómago y, en el transcurso de un año, había perdido más de 27 kilos.

Rob Mooberry y su futura esposa, Amanda, se conocieron mientras trabajaban en el Cosmopolitan Hotel de Las Vegas, informó Liftable. Amanda era camarera de cócteles, y Rob era barman. Una vez que comenzaron a salir, se enamoraron.

Rob no estaba actuando normal y estaba perdiendo peso rápidamente. Se quejaba de dolores de estómago y, en el transcurso de un año, había perdido más de 27 kilos.

La pareja acudió a numerosos médicos, pero ninguno pudo descubrir qué sucedía. Finalmente, un cirujano decidió realizar una cirugía exploratoria, "porque ningún hombre sano pierde 27 kilos en un año".

Después de la cirugía, recibieron noticias devastadoras: Rob tenía cáncer colorrectal terminal en etapa cuatro. Durante la cirugía exploratoria, los médicos extirparon un tumor del tamaño de un puño.

Pero las noticias solo empeoraron. El cáncer ya se había extendido a su arteria aorta, sus linfoides y su vejiga. Los médicos estimaron que solo le quedaban unas pocas semanas de vida.

Esa noche, mientras procesaban las noticias, Rob se dio cuenta de que no tenía tiempo que perder.

Mira el siguiente vídeo para que conozcas más detalles.

“Esa noche, mientras estaba acostada en la cama del hospital junto a Rob, se giró hacia mí y me susurró: 'Quiero casarme'”.

"Yo también", dijo Amanda. Así que mientras Rob estaba en su permiso de dos semanas fuera del hospital antes de la quimioterapia, los dos se casaron.

Y dos días después de casarse, Rob comenzó el tratamiento. Sin embargo, después de su primera ronda, todavía no mostraba signos de mejora.

Pero en lugar de continuar con la radiación y la quimioterapia, decidieron parar y tomar un enfoque de tratamiento holístico.

"Los dos cambiamos nuestras dietas por estrictamente veganas, experimentamos con diferentes hierbas e incluso hicimos enemas de café", dijo Amanda.

Sus doctores les dijeron que estaban locos por hacerlo. ¡Pero milagrosamente, después de solo tres semanas, el cáncer de Rob había desaparecido en un 80%!

Para diciembre de 2014, todos los signos del cáncer habían desaparecido por completo. Agradecidos por la salud de Rob, tanto él como Amanda querían formar una familia juntos.

Debido a que la radiación hizo que fuera muy poco probable que pudieran quedar embarazados por sí solos, recurrieron a la fecundación in vitro (FIV).

Después de un aborto desgarrador, pronto quedaron embarazados de gemelos. Los nuevos padres dieron la bienvenida al mundo a sus bebés en 2016.

"Es una locura pensar que hace unos años teníamos todas las probabilidades contra nosotros, pero eso demuestra que el amor puede crear milagros", dijo Amanda.

¿Quieres ver más videos de tus estrellas favoritas? Suscríbete a nuestro Canal de Youtube!