20 de marzo de 2018

Extraños ayudan a anciano en un juego de béisbol. Entonces, mujer mayor dice 6 palabras conmovedoras

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una mujer lloró después de que una anciana le susurrara algo. Con todas las malas noticias que abundan en el mundo cada día, ella sintió que debía compartirlo.

Según reportó Good Inside Us, Lauren Hinksto Hitzsche y su esposo, John, estaban en un juego de los Cubs cuando ella notó a una pareja de ancianos que atravesaba las gradas en busca de sus asientos.

Los tickets de la pareja de ancianos los ubicaba en un área muy retirada de las gradas que ella sabía cuán difícil de transitar era. Por suerte, había dos caballeros amables sentados frente a la pareja que ayudaron al anciano a llegar a su asiento.

Hinksto Hitzsche supo que los dos hombres colaboradores eran hermanos. Ella pudo darse cuenta de que los dos estuvieron atentos al anciano durante todo el juego de béisbol.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

“Durante el juego, ellos ayudaban al anciano a pararse cuando la multitud se ponía de pie emocionada, y uno de los hombres permaneció sentado en muchas ocasiones para no obstruir la vista del juego al anciano,” compartió la mujer.

Cargando...

Publicidad

La testigo presencial de la bondad de estos dos hermanos quedó muy conmovida al ver cuánto estaba disfrutando la pareja de aquel juego de béisbol gracias a la amabilidad de aquellos extraños que se preocuparon por el anciano.

En medio del tercer inning, la esposa del anciano se acercó a la conmovida mujer y le susurró algo que la dejó paralizada:

Él está recibiendo tratamiento de quimioterapia”, dijo la anciana. Hinksto Hitzsche rompió a llorar al escuchar aquello, de acuerdo con Good Inside Us.

 La anciana agregó que ellos ya habían intentado todo para que él superara la enfermedad, y la quimioterapia era ya el último paso que daban.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

En medio de su asombro, la mujer vio al anciano inclinarse sobre su mujer para decirle cuánto estaba disfrutando de aquel momento. La mujer no pudo contener el llanto mientras veía a la pareja disfrutar sus últimos días juntos.

Ella se sentía muy inspirada por la capacidad de unos completos desconocidos para ser tan amables y considerados a pesar de no tener conocimiento de lo que estaba atravesando el anciano.

Los hermanos incluso ayudaron al hombre a subir las escaleras al salir del juego, antes de despedir a la pareja cariñosamente. Hinksto Hitzsche no pudo hacer menos que acercarse a los dos hombres y darles grandes abrazos en agradecimiento por su generosidad.

Cargando...
Cargando...

Publicidad