logo
Fuente: undefined

Chica de 18 años se negó a dejar que doctor negro tratara su puñalada, por el color de su piel

Diego Rivera Diaz
07 jun 2018
01:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Zena Edwards gritó "no puedes limpiarlo, ¡tú estás sucio!" a un doctor negro, luego de una fiesta en la cual no recuerda cuándo la apuñalaron.

Publicidad

Según reporta el diario británico Daily Mail, una adolescente escupió en el rostro de oficiales de policía y comenzó a despotricar de manera racista contra un doctor negro que intentaba darle tratamiento por una puñalada que sufrió durante un maratón de alcohol y drogas.

Zena Edwards, de 18 años, oriunda de Llandudno, Gales, se rehusó a dejar que un doctor negro la tratase, gritando "No puedes limpiarlo, ¡tú estás sucio!".

La corte de magistrados de Llandudno escuchó testimonios que revelaron que Edwards escupió en el rostro e intentó dar cabezazos a los oficiales que condujeron una requisa en un apartamento en Rhyl el 6 de mayo, donde hallaron a Edwards dormida en la alcoba.

Publicidad

Se determinó que fue apuñalada luego de haberse ido de farra, consumiendo alcohol y drogas en una fiesta. Cuando la policía no le dejó buscar un vaso de agua y le puso las esposas, escupió a los oficiales y amenazó con darles cabezazos.

Imagen tomada de: Shutterstock

Imagen tomada de: Shutterstock

Edwards fue llevada a la estación de policía de St. Aleph, y luego al departamento de emergencia del Hospital Glan Clwyd, donde continuó el abuso. Fue en el hospital donde hizo el comentario racista al doctor que intentaba tratar su herida.

En la corte,el juez de distrito Gwyn Jones le dijo a la chica de 18 años que "un doctor que trabaja en un hospital no debería tener que experimentar tan desagradable conducta".

Publicidad

Edwards se declaró culpable de un cargo de desorden público con agravante racial, dos cargos de asaltar a un oficial de policía, y uno de posesión de una pequeña cantidad de cocaína.

Andy Hutchinson, por la defensa, dijo que Edwards estuvo de fiesta, y que había sido apuñalada en la espalda, y ni eso podía recordar, debido a la influencia del alcohol y las drogas. Agregó que Edwards quería disculparse con el doctor y los demás que estuvieron presentes.

"Ella no es racista, pero fue una mala elección de palabras", asestó el abogado.

El juez de distrito dijo que se justificaba dictar una inmediata sentencia de custodia, ya que escupir a oficiales en el rostro es un acto extremadamente desagradable. Edwards recibió 12 meses de trabajo comunitario como castigo, teniendo que realizar 200 horas de trabajo sin paga.

También recibió una multa de 250 libras esterlinas que deberá pagar al doctor, y 150 libras a cada uno de los oficiales, además de 85 libras en gastos de la corte y 85 libras en cargos adicionales.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer da a luz en secreto en el baño y deja al recién nacido en la puerta del vecino con una nota

15 de mayo de 2022

Mujer demanda a su marido para recibir compensación: su hija apoya a su padrastro, no a ella - Historia del día

15 de mayo de 2022

Hombre abandona a esposa con trillizos recién nacidos: años después se encuentran accidentalmente - Historia del día

21 de marzo de 2022

Hombre sin hogar finge ser médico para ganarse el corazón de la mujer que ama - Historia del día

16 de marzo de 2022