Niño chino de 8 años llega al aula con el cabello congelado después de caminar millas para llegar

Un niño de 8 años camina hacia el aula con la cabeza congelada mientras el profesor lo mira detenidamente y se le rompe el corazón.

La mayoría de los de los niños no tienen grandes preocupaciones. A la edad de 8 años los niños se concentran en hacer su tarea o elegir el juguete con el que van a jugar. Desafortunadamente, este no es el caso del pequeño Wang Fuman, quien tiene mucho más de que preocuparse. Fuman vive en la localidad de Zhaotong, en una zona rural de la provincia de Yunnan, al sur de China.

La alarmante situación del niño llamó la atención de su maestro, quien decidió tomarle unas fotos cuando llegó a la escuela una mañana. El cabello de Wang estaba totalmente cubierto de nieve y sus mejillas se veían enrojecidas debido a la baja temperatura. 

¿Pero qué hacía un niño de 8 años caminando en la nieve? 

La razón detrás de tan peculiar escenario es desgarradora. La madre de Wang abandonó a su familia cuando él era muy joven. lo que hizo que tuvieran que mudarse a una ciudad más grande por motivos de trabajo.

Por desgracia, no hay medios de transporte públicos para llevar al niño a la escuela desde la casa de su abuela y de regreso. Desde entonces, debe caminar todos los días una hora y media para asistir a clases. 

No falta a sus clases en días lluviosos ni los días calurosos. El menor recorre 4,5 kilómetros diariamente, a veces con una temperatura de hasta nueve grados bajo cero. El clima no detiene al admirable chico.

En las frías mañanas de invierno, Wang usa su abrigo más grueso para ir a la escuela. 

Desconcertado por el cabello congelado y manos hinchadas de Wang, su profesor decide tomarle fotos para dar a conocer su situación en las redes sociales. Las imágenes llamaron la atención de los medios locales.

En las fotos se puede apreciar la leve congelación en las puntas de los dedos que sufrió el chico.

El pobre niño apenas podía mover sus ojos, pero tristemente, lo único en lo que sus compañeros de clase podían enfocarse era en su apariencia.

Los estudiantes señalaron y se rieron hasta que Wang simplemente agachó la cabeza apenado. Ninguno sabía sobre las bajas temperaturas que el pequeño debía soportar para ir a clases. 

Según el medio de noticias, Wang estaba especialmente concentrado en llegar a la escuela esa mañana debido a una examen final. Solo un puñado de niños de 8 años habrían hecho lo mismo para mejorar su vida y la de sus familiares.

Fuente: Freepik

Fuente: Freepik

Su para aprender era más fuerte que su miedo a ser frío. ¡Esta es una lección de persistencia para sus que sus crueles compañeros de clase!

En una historia similar, una niña de la misma edad lucha contra la lluvia para terminar su tarea después de que su familia se quedara sin hogar en Filipinas. El video de la pequeña se volvió viral. Las imágenes muestran a Lorensalie Elaine Dolfo luchando contra la lluvia mientras su madre duerme al lado. 

Wang no ha sido el único chico con la suerte de tener un profesor que se preocupe por él. Una maestra de kinder, tras ver a muchos niños asistir a clases sin haberse bañado y sin haber comido, decidió hacer algo al respecto.

Con la ayuda de otros maestros, organizó un "clóset de la comodidad" en la escuela, donde niños que así lo necesiten pueden entrar y buscar suplementos higiénicos y ropa limpia. Todos los objetos son donados.