Enfermera pinta las uñas de anciana y, al notar lo que otros no ven, decide tomar una foto

La historia de esta anciana que despreciaba sus manos, pero cuya opinión cambió gracias a una enfermera que la cuidaba, te va a hacer cambiar tu perspectiva sobre la vida.

No es secreto para nadie que la vejez deteriora el cuerpo de las personas. A medida que pasan los años, tanto el interior como el exterior de ese individuo sufre cambios que, a menudo, no son bien recibidos por la persona.

Envejecer no es fácil. Verse al espejo y notar nuevas manchas en nuestros brazos, manos o pecho, arrugas bajo nuestros ojos y en nuestra frente y que nuestra piel está floja y se ‘cae’ no puede causar un impacto bueno, ¿o sí?

Aquellas personas que trabajan con gente mayor, ya sea en hospitales o en ancianatos, saben muy bien a qué nos referimos cuando hablamos de ‘impacto’.

Imagen tomada de:  Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

Brandalyn Mae Porter había estado trabajando en un asilo de ancianos cuando decidió pintarle las uñas a una nueva residente.

A veces, a estas abuelitas hay que darles cariñitos para alegrarles sus grises días y hacerlas sentir mejor cuando están solas sin su familia.

Brandalyn entonces quedó sorprendida cuando esta anciana le pidió que usara un esmalte para uñas sin color, o sea, transparente.

Mae Porter acudió a la cuenta de Facebook, Love What Matters, para contar su historia.

Imagen tomada de:  Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

En la publicación, ella mencionó que a medida que ella y la anciana exploraban qué colores podían usar en sus uñas, la viejita mencionó que quería el esmalte transparente.

“El único pensamiento que vino a mi mente fue, ‘¿Transparente? Eso no es divertido’", escribió Brandalyn.

Intrigada por su inusual elección, la cuidadora le preguntó por qué solo quería lucir un color sin vida y tan aburrido en sus dedos.

"Mis manos son feas, no quiero dirigir atención hacia ellas", dijo la abuela en su honesta respuesta a Brandalyn.

Imagen tomada de:  Pixabay

Imagen tomada de: Pixabay

La trabajadora quedó sorprendida por su pequeña confesión, pero tuvo la respuesta perfecta para ella.

Brandalyn escribió en su publicación que le dijo: “Tus manos cuentan la historia de tu vida. Cuentan una historia de amor, de cuidado y aventura. Estas manos han tocado y sostenido cosas que la mayoría de las personas solo pueden desear un día”.

Seguidamente, decidieron que no usarían esmalte transparente, sino un lindo color rosado.

Brandalyn concluyó su experiencia, diciendo:

“A veces, con lo que nos sentimos tan inseguros, otros le encuentran belleza”.

La próxima vez que te sientas baja en autoestima por todas esas cositas que tú llamas ‘imperfecciones’, recuerda que todas ellas traen una historia, y que no serías la mujer que eres si no fuese por ellas.

Tus cicatrices son un recordatorio de que has pasado por momentos difíciles, ¡pero que sobreviviste!

A veces las personas mayores son quienes necesitan algo que les mejore el día y, en ocasiones, son las cosas más sencillas las que hacen que la vida valga la pena.

En el reciente clip, una anciana recibió un pastel sorpresa de cumpleaños, y su reacción arrugará tu corazón.

 Imagen tomada de:  YouTube.com / Steel boy

Imagen tomada de:  YouTube.com / Steel boy

Cuando se le acercan las autoras de la sorpresa, la mujer aplaude de la emoción, manteniendo sus manos firmemente aferradas. Entonces, mira hacia arriba con dicha pura, mientras otra mujer trae un pequeño postre sorpresa.

Parece ser que la anciana está sentada junto a un caballero, quien podría ser su esposo, en un restaurante donde parecen conocerlos bien. Claramente hay un vínculo real, ya que una mesonera trae los dulces, mientras otra trae una bolsa con un regalo.

La cumpleañera apenas y puede contener su emoción. Lo primero que hizo fue levantarse a abrazar a la mesonera, y gentilmente se limpia una lágrima mientras continúa sintiéndose abrumada por la escena frente a ella.