En un refugio abarrotado, una perra trató desesperadamente de proteger a su único bebé

El amor de madre no tiene barreras. En todas las especies, lo que muchos consideran ‘instinto’ se expresa de diferentes formas.

Un video publicado recientemente en Facebook, muestra cómo dos perras temblaban frente a la mujer que las grababa con su teléfono celular. Ambas estaban aterrorizadas, y la bebé mantenía su rostro oculto entre las patas traseras de su madre y la pared de bloques de cemento de su jaula en el refugio donde fueron abandonadas.

Según lo reseñado por The Dodo, el tiempo de las asustadas perras se estaba agotando, y varios voluntarios sabían que no saldrían de allí con vida si alguien no las adoptaba.

Rescue Dogs Rock, un rescate de crianza temporal en la ciudad de Nueva York, compartió el desgarrador video, acompañado de una petición de ayuda.

"Mamá Sadie no sabe qué hacer. Ella no sabe cómo ayudar a su bebé, Benzy. Ella sabe que ambas están en peligro de muerte en el refugio en el que fueron abandonadas. La pequeña Benzy está tan petrificada que se esconde detrás de su mamá, con la esperanza de que pueda protegerla", escribió Rescue Dogs Rock en Facebook.

"Estaban muy, muy, muy asustadas, especialmente la bebé", dijo Stacey Silverstein, cofundadora de Rescue Dogs Rock, a The Dodo. "Sólo necesitaban ayuda".

LA SALVADORA

Cuando Dava Hammack descubrió el video y se comunicó con el refugio rural, no podía creer que las dos dulces perritas todavía estuvieran sufriendo allí.

Entonces, tomó la decisión de que las salvaría, aunque para ello fuera necesario conducir por 9 horas desde su casa al lugar en donde se encontraban los animales para adoptarlos.

Pero antes de que ella llegara, un grupo de voluntarios locales dio un paso adelante para ayudar a transportar a los dos perros pequeños a través de Texas, haciendo paradas en Austin y San Antonio, y finalmente reuniéndose con Hammack en Fort Worth.

Fuera del refugio y en el acogedor automóvil con aire acondicionado, las dos agotadas perras pudieron sentirse a salvo finalmente.

La hija de Hammack, de 12 años, las vigiló cuidadosamente durante todo el camino a casa, y pronto, comenzaron a relajarse.

"La mamá puso su cabeza sobre el bebé, y durmieron en el camino de regreso", dijo Hammack.

UN HOGAR TEMPORAL

Mientras que Sadie y Benzy estaban claramente felices de estar fuera del refugio, Hammack pudo ver que la perra madre todavía era extremadamente protectora de su pequeña cachorra.

Sadie no quería a nadie cerca de Benzy, y Hammack tuvo que abrazarla mientras sus perros jugaban con la perrita para mostrarle a la cariñosa madre que todo iba a estar bien. Benzy, por otro lado, estaba ansiosa por pelearse con sus nuevos amigos pit bull.

Después de aproximadamente una semana, los dos perras se unieron al grupo de cuatro que ya vivía en casa de su salvadora, comenzaron a jugar en grupo, y la manada de Hammack le enseñó a Sadie y Benzy todas las reglas de la casa.

Mientras Sadie tenía miedo al principio, encogiéndose al ver a Hammack, en las últimas tres semanas finalmente se abrió y comenzó a mostrar su verdadera personalidad.

No está claro dónde terminará el par, pero hay algo que es seguro: no importa a dónde vayan, Sadie y Benzy permanecerán juntas.

LA HISTORIA DE UNA MADRE PIDIENDO COMIDA PARA CACHORROS

Cuando un comprador en un mercado de Bangkok, capital de Tailandia, vio a una perra pidiendo comida, le dio uno de sus trozos de pollo a la parrilla, pero en lugar de comerlo, el animal lo tomó entre sus fauces y se lo llevó.

El hombre tenía curiosidad por saber adónde iba, así que tomó su cámara y la siguió, según lo reseñado por Shareably.

El hombre y la perrita caminaron algunas cuadras, saliendo del mercado hacia un área residencial de la ciudad. Al principio, ella no pareció notar al operador de la cámara detrás de ella.

Sin embargo, más adelante se dio la vuelta y lo miró, deteniéndose por un momento antes de decidir si podía confiar en él.

Fuente: YouTube/Viralhog

Fuente: YouTube/Viralhog

Entonces siguió andando con el muslo entre los dientes y lo llevó a un patio trasero con un cobertizo, donde la esperaban cuatro adorables cachorros, por lo que el hombre se percató de que esos eran sus hijos.

Tres de los cachorros fueron a su mamá, mientras que uno caminó directo hacia el operador de la cámara, que tenía una bolsa llena de pollo asado para que todos los chicos y su preocupada madre pudieran disfrutar de un gran bocado.

La perra y sus cachorros no podrían haber estado más emocionados al ver toda esa comida.

Cuando termina el video que se hizo viral y puedes ver a continuación, la perrita mira al amable hombre y menea su cola.

Casi parece que le está agradeciendo por traer todo ese alimento para sus bebés.

Entretanto, en España una perra callejera desnutrida y herida en una de sus patas fue auxiliada por voluntarios que querían rescatarla de las calles, pero ella les dio una demostración de que el amor de madre está por encima de todo.

Al ver que los humanos tenían buenas intenciones, la noble peluda los guió hasta donde estaban sus cachorros, para que los ayudaran también.

Los rescatistas dejaron que Vera, como la llamaron en honor a la ciudad donde la encontraron, les mostrara el camino y recorrieron casi tres kilómetros por carreteras y campos hasta llegar a un automóvil abandonado.

Dentro del auto había diez cachorros sanos, que Vera había cuidado incluso mientras estaba gravemente lesionada.

Pulse aquí para ver el video y conocer más detalles de esta conmovedora historia.