logo
Fuente: undefined

Niño de 2 años hace sándwiches para las personas sin hogar y sus perros, y no se detiene

Fabricio Ojeda
09 nov 2018
23:22
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El pequeño Lincoln quedó impresionado al ver un documental sobre la gente en situación de calle. Ahora está demostrando que tiene un gran corazón.

Publicidad

Con apenas 2 años de edad, Lincoln Hanley se está dedicando a repartir alimentos a las personas sin hogar de Peterborough, su ciudad natal en Inglaterra. Y no conforme con eso, también planificó invitar a un grupo de ellos a su fiesta de cumpleaños.

La misión que se trazó este bondadoso niño fue dada a conocer por una publicación en Facebook, y de inmediato fue replicada por los principales medios británicos, que se conmovieron al enterarse de su enorme sensibilidad ante los más necesitados.

El pasado 25 de septiembre, el Daily Mail publicó un reportaje sobre Lincoln. En el trabajo periodístico informaba a sus lectores de la existencia de este chiquillo que ha mostrado gran empatía con quienes han sido menos afortunados que él, que tiene una casa donde vivir y unos padres que lo adoran y se sienten orgullosos de su pequeño buen samaritano.

Publicidad
Publicidad

PROGRAMA INSPIRADOR

Elissa Hanley, de 28 años, y Jamie Hanley, de 29, son los progenitores del chico, que ahora es bien conocido en la ciudad por sus actos caritativos.

“Jamie y yo estábamos viendo un documental sobre personas sin hogar. Lincoln estaba jugando en la habitación y no creíamos que le prestara demasiada atención”, contó Elissa al Daily Mail.

'Había un perro con la mujer sin hogar en la pantalla y él comenzó a decir que había un perro y que no tenía comida. Estaba preguntando dónde dormía la dama. Le explicamos que el perro y la dama no tenían nada de comida y el dijo que quería ir a alimentar a la gente", agregó Elissa, que trabaja en un centro de comunicaciones.

Publicidad

El chico siguió hablando de cómo quería darle comida a las personas sin hogar y a sus perros y siguió mostrando interés en eso.

Publicidad

Entonces, su padre le dio a Lincoln 20 libras y lo llevó al supermercado, donde compraron pan, sopa, relleno de sándwich, comida para perros y dulces.

Luego regresaron a casa e hicieron sándwiches, calentaron sopa y prepararon kits de almuerzo para entregar en el centro de la ciudad ese viernes por la noche.

"Todo fue idea de Lincoln. No hemos trabajado con personas sin hogar antes y cuando él quiso hacerlo, dijimos ‘adelante’. Queríamos animarlo. Él sólo quería alimentar a la gente y los perros. Estoy increíblemente orgullosa de él, y espero que la gente esté más consciente".

CUMPLIENDO LA MISIÓN

Publicidad

El día llegó y fueron a cumplir la tarea que Lincoln había ideado. Al llegar, Lincoln ofreció sándwiches, papas fritas, chocolate, dulces, caldo de pollo y jugo, y comida para perros a cualquiera que estuviera acompañado de un perro.

Se le acercaba a la gente sin hogar y muy emocionado, les preguntaba si querían algo de comida. Encontraron a un hombre llamado Joseph, a quien Lincoln realmente le gustaba, y él le dio muchos dulces y sándwiches.

Publicidad

Había otro hombre sin hogar llamado Henry que tenía un perro, y Lincoln estaba feliz de poder darle algo de comida a su perro. Cuando el pequeño se reunió y habló con varias personas sin hogar en su ciudad, comenzó a mencionar su próxima fiesta de cumpleaños, que se celebraría en octubre.

Invitó a Joseph a su fiesta el mes que viene y comenzó a decir que quería regresar y compartir con los necesitados un pastel de cumpleaños.

"Ahora, cada vez que salimos, cuando pasamos por las personas sin hogar con las que hablamos y les ofrecimos comida, a menudo escuchamos ‘hola Lincoln’, seguido de una conversación breve pero amistosa y un apretón de manos educado", dijo el orgulloso padre.

Publicidad

NUEVOS PLANES

Pero Lincoln consideró que eso no era suficiente. Según sus padres, él ya está pensando en los meses de invierno y planea repartir mantas, comida, sopa caliente, sombreros, guantes y bufandas.

Publicidad

Sus padres confían en que esta filantropía es simplemente una parte de quién es su hijo, y creen que siempre será el tipo de persona que buscará formas de ayudar a otros a lo largo de su vida.

“Amamos a nuestro hijo y estamos muy orgullosos de él. Animamos a cualquier padre a hacer lo mismo con sus hijos ya que es muy gratificante. Lincoln ha respondido muy bien a esto: ha hecho amigos de por vida y ha desarrollado una actitud muy aguda hacia los necesitados y menos afortunado que él. Es un niño muy amable y tiene una mente muy fuerte”, dijo Jamie.

“Creo que seguirá ayudando a la gente cuando sea mayor. Eso lo hace tan feliz”, concluyó.

Publicidad

CÓMO AYUDAR

La página Pocketsense, que se especializa en dar orientación a todas aquellas personas interesadas en solidarizarse con los necesitados, publicó un breve manual en el que indican a los generosos cómo pueden hacer para ayudar a las personas sin techo.

Conscientes de que arrojar una moneda no es la mejor manera de garantizar que realmente ese apoyo -aunque bien intencionado- sea realmente efectivo, el sitio web estadounidense dedicó su artículo a explicar cuáles son las mejores maneras de canalizar la ayuda de una forma más eficiente.

Publicidad

Estas son inscribirse como voluntario en una organización de beneficencia; donar tiempo, dinero o artículos a una de esas instituciones; organizar una iniciativa usted mismo o apoyarlos a través de la defensa y la educación.

A través de este enlace, puede conocer en detalle cada una de estas propuestas, que garantizarán que su aporte se verdaderamente utilizado para llevarle ropa, comida, medicinas y educación a las personas en situación de calle.

Y si desea conocer otra historia inspiradora, no deje de leer la de Leonardo Nicanor Quinteros, un humilde niño argentino que creó una rudimentaria escuelita que bautizó como “Escuela Unidad y Patria”, con el objetivo de ayudar a educar a los niños pobres.

Publicidad
Fuente: YouTube/GhostX

Fuente: YouTube/GhostX

El lugar cuenta con pizarra, libros, armarios, e incluso una campana para anunciar el inicio de clases.

Entérese aquí de los detalles de esta institución solidaria creada en el patio de su casa por un pequeño de solo 12 años de edad.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niños de familia rica fingen ser mendigos: "Queremos ayudar a nuestro amigo", le dicen a la gente - Historia del día

14 de abril de 2022

Dueño de tienda echa a un empleado por dar comida a gente sin techo: cambian roles meses después - Historia del día

21 de febrero de 2022

Chica rica se burla de mesero pobre hasta que un día él le salva la vida a su padre - Historia del día

24 de marzo de 2022

Niño llora y llama a su mamá encerrado en casa hasta que un indigente entra a escondidas - Historia del día

24 de abril de 2022