Su esposo y su amante la llamaban "gorda", así que bajó 47 kilos y se volvió una inspiración

Susana Nunez
13 dic 2018
21:13
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Betsy Ayala había luchado con los kilos de más toda su vida. Su peso era de unos 95 kilos, pero luego de dar a luz a su primera hija en el año 2013 fue aumentando considerablemente.

Publicidad

Betsy llegó a pesar 117 kilos después de dar a luz a su hija en 2013. Sin embargo, eso no parecía ser un problema ni para ella, ni para su esposo. O al menos eso pensaba.

Lamentablemente, apenas seis meses después parir, descubrió los mensajes que su esposo se enviaba con una compañera de trabajo. Le estaba siendo infiel.

Publicidad

"Estaba devastada. Me enteré a través de algunos mensajes que leí en su Facebook donde me llamaban vaca y gordita, y simplemente me destrozaban", dijo.

Lo curioso es que su esposo nunca había criticado su apariencia frente a ella, e incluso había alentado sus hábitos poco saludables. "Él siempre me decía que me veía bien o intentaba hacerme comer basura". " ella dijo.

Pero su marido infiel era exactamente el catalizador que Betsy necesitaba para cambiar.

“En ese momento, pensé, 'Esto no va a definir quién soy', y me llevó a hacer un cambio permanente en mi vida", expresó.

Publicidad

Ella quería continuar su vida de una manera más saludable, no solo para sentirse bien con ella misma y gozar de mejor salud, sino también para darle buen ejemplo para su hija.

A principios de 2014, comenzó a hacer cambios positivos. Inició con una rutina de ejercicios y sumó una dieta balanceada.

Ayala logró bajar 47 kilos y comprometerse con su estilo de vida saludable. "Al principio fue difícil, pero honestamente, no es tan difícil como crees. Una vez que te sientes bien, solo se convierte en parte de tu vida”, contó.

Publicidad

Sin duda, los cambios son importantes en el estilo de vida y el equilibrio entre ser madre. Betsy se formó como entrenadora de bienestar y jura que la mejor parte de la pérdida de peso ha sido obtener una perspectiva más positiva de la vida.

Publicidad

Otro aspecto que según Ayala resulta gratificante es poder ayudar a otras personas con su trabajo: "A través de mis resultados, puedo ayudar a otras personas a hacer lo mismo", concluyó.

¿Qué piensas de la increíble transformación de Betsy? ¡Cuéntanos tu opinión en los comentarios.

Publicidad