14 de enero de 2019

Hombre de 80 años y su esposo de 25 están juntos nuevamente tras dolorosa separación

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La pareja se casó en abril del año pasado, pero tras una serie de diferencias, decidieron tomar caminos diferentes.

Philip Clements, un exvicario inglés de 80 años, se casó en abril del año pasado con un hombre 55 años menor que él y de origen rumano.

El joven que le robó el corazón se llama Florin Marin y por el mismo amor que sentía por él, se mudó de su casa en Kent, donde ejerció como reverendo durante 60 años, y se mudó a un piso de £ 100.000 en Bucarest.

Publicidad

No obstante, a los cinco meses de haber contraído matrimonio, la pareja se separó por discusiones tumultuosas, debido al estilo de vida de Marin, ya que se la pasaba de fiesta en fiesta, cosa que a Clements no le hacía ni un poco de gracia.

Pero el amor es así, cuando las peleas abundan, sientes que no quieres saber más nada de esa persona, hasta que se marcha y te das cuenta de la falta que hace.

Y esto fue justamente lo que sucedió con esta pareja, que se conoció a través de una aplicación para personas Lgbti, llamada Gaydar. Una vez que tomaron caminos diferentes, con el tiempo se dieron cuenta de que no podían estar el uno sin el otro y ahora mantienen una “relación abierta”.

Publicidad

El octogenario explicó que cuando Marin se fue de casa sintió como si parte de él se hubiese ido junto al joven. “Fue como perder un brazo o una pierna. Sabía con certeza que lo necesitaba”, explicó.

Publicidad

Al menos para Marin fue un poco más fácil, pues debido a su juventud se le hizo más sencillo conseguir pareja, ya que estuvo saliendo con un empresario millonario en España, a donde se mudó después de la separación.

Pero ahora, los tórtolos informaron a los medios de comunicación que se volvieron a dar otra oportunidad y que esperan volver a vivir juntos algún día. Mientras tanto, mantienen viva la llama del amor a través de llamadas y mensajes por Whatsapp.

A pesar de vivir separados, están resolviendo sus diferencias, pero Florin afirmó que ha sido Clements quien ha tenido que aprender algo sobre el amor.

Publicidad

"Ahora es mucho mejor que en el pasado. Philip tuvo que cambiar desde el principio para entender más mi cultura, de dónde vengo, cómo soy… A veces no entiende la cultura: es inglés, soy rumano, tengo mis modales, tiene sus modales. No pensamos lo mismo”, explicó Marin.

Florin quiere ser el cuidador de Philip el día que lo necesite y dice que no le importa la atención negativa que recibe.

Las reglas de la Iglesia de Inglaterra establecen que el clero no puede entrar en matrimonios entre personas del mismo sexo. Las asociaciones civiles están permitidas pero deben permanecer célibes.

Publicidad

Clements explicó dijo que había reprimido su sexualidad a lo largo de su carrera debido a la postura de la iglesia sobre la homosexualidad, pero ahora puede ser quien realmente es.

Pero a pesar de todo eso y de las cosas que han tenido que pasar, el exreverendo asegura que no quiere divorciarse del aspirante a modelo, aunque el tema se ha puesto sobre la mesa algunas veces.

DESCONSIDERACIÓN EN ALASKA AIRLINES

Una pareja gay pasó un rato bastante desagradable en un avión e Alaska Airlines, cuando se vio obligada a bajarse de la nave tras negarse a concederle los asientos a una pareja heterosexual.

Publicidad

Uno de los afectados es David Cooley, propietario de The Abbey, un popular bar gay de West Hollywood. El hombre compartió su historia en una publicación de Facebook.

“Nunca antes había sido tan discriminado cuando viajaba. Fui sacado de un vuelo 1407 de Alaska Airlines del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy a LAX para dar tratamiento preferencial a una pareja heterosexual”, escribió Cooley en su post.

Más detalles de la noticia están en este link.

Publicidad