Niña canta canción de cuna por última vez a amado gato familiar de 14 años antes de su muerte

Stef Colina
12 ene 2019
09:36
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El verdadero significado de la amistad lo enseñó la pequeña Abby, de 3 años.

Publicidad

Un gatito de 14 años logró morir en paz gracias al amor de su dueña, una pequeña de 3 años que lo arrulló hasta que exhaló su último suspiro.

El amor que la chiquilla muestra a su agonizante mascota se evidencia en el corto clip que grabaron sus progenitores.

Publicidad

UN AMOR QUE PUEDE SANAR CUALQUIER ALMA

Abigail abrazó a Bailey por más de tres horas, mientras lo hacía cantaba para él “Tú eres mi sol”.

Según People, Erin Merry publicó el video donde se ve a la niña cantando la canción de cuna en la página en Facebook e Instagram de Bailey.

Merryn, publicó un video de Bailey abrazada contra su hija Abigail, de 4 años, que estaba en la serenata del felino con "Tú eres mi sol".

Publicidad

"Ellen Show compartió el video de Bailey en Instagram con el estado. Los 60 millones de espectadores de Ellen lo vieron y, de repente, la página de Bailey recibió miles y miles de seguidores más en Instagram”, relató Merryn.

La mujer dijo que con Bailey se ganó la lotería y que dentro de él había un pequeño humano.

Abby había compartido con el felino desde que ella nació. Fueron muchas las fotografías que compartieron en las redes sociales del gatito junto a la pequeña y sus hermanitas.  Era tratado como un miembro de la familia.

Publicidad

UN ENCUENTRO MARAVILLOSO

Bailey llegó a Erin un día mientras caminaba en el campus; ella lo llevó a su habitación pero las autoridades de la casa de estudio le dieron un plazo de 48 horas para sacar al felino.

Erin consiguió una nueva dueña para Bailey pero él no se acostumbró y tuvo q ser devuelto. “Nunca imaginé que un día él estaría jugando con mis hijos”, contó la mujer.

Publicidad

Luego de acompañarlo por varias horas y cantarle, murió producto de una insuficiencia renal.

EL ÚLTIMO PASEO DE ZEUS

En otra historia similar, Zeus, un perro policía fue despedido de la fuerza policial por sus compañeros rindiéndole honores en Ridgefield, Connecticut.

Publicidad

Tras nueve años en la fuerza, en 2014, fue retirado por problemas en su cadera. Todos sus compañeros se vistieron de gala y el jefe de la policía dijo un discurso emotivo y hermoso.  

El can tuvo que ser sacrificado y paseado en una camilla le dijeron adiós.  "Es un honor estar aquí en sus últimos momentos. La enfermedad que lo atomentaba se deterioró a tal punto, que se volvió díficil para él existir y continuar. Hoy todos estamos muy, muy tristes de perder a un compañero oficial aquí en el Departamento de Policía de Ridgefield ", dijo Roche. 

Publicidad