Dramática historia de mujeres que escaparon de una vida de restricciones en Arabia Saudita

Dos hermanas hicieron todo lo que estuvo en sus manos para escapar del infierno que representaba seguir con su familia.

La realidad de las mujeres que viven en países como Arabia Saudita es tan restringida que a la mayoría de las féminas del mundo les resultaría imposible de creer.

Estas dramáticas historias pondrán en contexto a más de uno con respecto a las limitaciones que enfrentan estas personas ante el machismo represivo que predomina en esos territorios.

Como el caso de Salwa, de 24 años, y su hermana, de 19, quienes escaparon de su casa por temor a que su familias las mataran.

Las chicas huyeron de su familia hace ocho meses y pidieron asilo en Canadá. Ya llevaban planeando esto desde hace unos seis años, pero les resultaba una misión complicada, pues para lograrlo, necesitaban el pasaporte y una tarjeta de identidad nacional.

Según la reseña que publicó la BBC, para que las chicas lograran esto, requerían de la ayuda de su guardián (un familiar hombre que les da permiso para hacer muchas cosas). De lo contrario, seguirían de manos atadas. 

Y es que las mujeres en Arabia Saudita pueden ser arrestadas si desobedecen a sus padres.

Salwa cuenta que afortunadamente ya contaba con una tarjeta de identidad porque su familia accedió a dársela cuando estudiaba en la universidad.

También contaba con un pasaporte, pues tuvo que obtenerlo para presentar un examen de inglés hace dos años. Sin embargo, su familia se lo quitó.

La joven logró robar las llaves de la casa de su hermano y les sacó copias. “No podía salir de casa sin permiso, pero me escapé mientras dormían”, detalló. “Fue muy arriesgado porque, si me hubieran atrapado, me habrían hecho daño”.

Cuando tuvo las llaves, pudo recuperar su pasaporte y conseguir uno para su hermana. También  tomó el teléfono de su padre cuando este estaba durmiendo, para poder ingresar a su cuenta en la página del Ministerio del Interior y cambiar el número telefónico que tenía registrado por el de ella.

“También aproveché en su cuenta para darnos a mi hermana y a mí autorización para salir del país".

Las dos hermanas finalmente huyeron de casa y volaron hacia Alemania desde el Aeropuerto Internacional Rey Khalid. Pero la travesía fue sumamente estresante, pues se escaparon de noche cuando todos estaban durmiendo.

“No podíamos conducir, así que llamamos un taxi. Afortunadamente, la mayoría de los choferes de taxi en Arabia Saudita son extranjeros, así que no les parecía extraño que estuviéramos viajando solas”, recordó.

Esa era la primera vez que ella y su hermana abordaban un avión, lo que para ella fue una experiencia inigualable que la hizo sentir peliz, pero temerosa. Era esa típica situación donde todos los sentimientos chocaban, encontrándose casi por primera vez.

Finalmente, cuando su padre se dio cuenta de todo lo que estaba pasando, llamó a la policia para denunciar lo que estaba sucediendo, pero ya era demasiado tarde para hacer algo. 

“Debido a que había cambiado el número telefónico en su cuenta con el Ministerio del Interior, cuando las autoridades intentaron comunicarse con él, en realidad me estaban llamando a mí”, explicó.

Salwa, llena de tristeza, recordó el daño que le hacían cuando vivía con su familia: “Me hicieron daño, me decían cosas horribles como que los hombres son superiores. Me forzaban a rezar y también a hacer ayuno durante Ramadán”.

Una vez en Alemania, se dirigió al centro de asistencia legal para buscar un abogado para su petición de asilo. Llenó unos formularios y les contó su historia.

Ella escogió Canadá, debido a su excelente reputación en temas de derechos humanos. Y su petición fue aceptada.

Desde que llegó a Toronto, Salwa y su hermana solo conocen la felicidad, pues ya no deben pedir permiso para salir. Simplemente lo hacen cuando lo necesitan.

“Ya no tengo más contacto con mi familia pero creo que es mejor para mí y para ellos. Siento que este (Canadá) es mi hogar ahora. Estoy mejor aquí".

MUJER ESCAPÓ PARA EVITAR QUE SUS HIJOS FUESEN TERRORISTAS

Shima Essanoor, una mujer británica descendiente de somalíes, logró escapar de su esposo que quería convertir a sus futuros bebés en terroristas.

Essanoor huyó de su esposo, quien era miembro de EI / Foto: Pikxabay

Essanoor huyó de su esposo, quien era miembro de EI / Foto: Pikxabay

La madre contó en una entrevista a The Sunday que tuvo que escapar de “las garras terroristas” de su violento marido, miembro del grupo Estado Islámico a quien conoció en Inglaterra mientras estudiaba en la universidad.

Haz click aquí para conocer más detalles de esta impactante historia.

Artículos relacionados
Historias Feb 15, 2019
La verdadera historia detrás de una de las mejores películas de Hollywood, "La Dalia Negra"
Historias virales Mar 07, 2019
Historia de mujer que fue raptada por 245 días como esclava sexual hasta su "milagroso" escape
Jan 15, 2019
Llevaban años divorciados, pero ella igual halló una razón para donarle un riñón y salvar su vida
Dec 29, 2018
Emotiva reunión de mujer que estuvo desaparecida por 32 años y su hermana