Niña de 2 años sufre de gases, pero los doctores encuentran un tumor del tamaño de un pomelo

Una niña de dos años llamada McKenna Shea Xydias se quejaba de dolor e hinchazón abdominal, por lo que sus padres y doctores pensaron que se trataba de gases.

Sin embargo, cuando la niña presentó fiebre de 40 grados centígrados, Mike and Meagan Xydias se preocuparon y la llevaron inmediatamente a emergencias. Una vez allí, los doctores realizaron diversos estudios con los que descubrieron tumores.

El sorpresivo diagnóstico oficial fue cáncer de ovario (tumor de saco vitelino específicamente) ya que el tumor más grande (14 centímetros) se encontraba en el ovario derecho. Sin embargo, había otro cerca de su hígado y varios más por todo el abdomen.

UN CASO MUY RARO

Como Daily Mail lo reportó, Kenni, como los padres de la niña la llaman por cariño, es la paciente más joven en ser diagnosticada con este tipo de cáncer, que de por si es poco común, ya que la mayoría de las personas que lo padecen son niñas y mujeres entre 10 y 30 años.

Doctores explican que solo el 20% de los tumores en ovarios son canceroso. Además, el 20% de todos los casos detectados se encuentran en el saco vitelino, lo cual lo hace altamente peligroso.

LA FAMILIA PIDE AYUDA

Mike indicó que el estado de cáncer es avanzado (etapa tres). En sus esfuerzos por salvar a Kenni, doctores extirparon el ovario derecho en su totalidad y removieron cinco pulgadas de su intestino delgado, donde pequeños tumores se alojaban.

Como consecuencia de la enfermedad, la familia creó una página de recaudación de dinero (GoFundMe) en donde el padre de la pequeña reveló que diferentes alternativas estaban sobre la mesa ya que tanto los tumores como la quimioterapia podrían afectar la vida de Kenni a largo plazo.

SE DEBEN SEGUIR LOS INSTINTOS MATERNOS

La madre de la niña le explicó a “Good Morning America” que, al principio, los doctores le dijeron que lo que los exámenes mostraban no eran tumores sino una gran formación de gas en los intestinos.

Sin embargo, las molestias nunca cesaron, por lo que Meagan llevó a la niña al hospital de nuevo y fue cuando descubrieron la terrible realidad. Por lo tanto, Meagan les aconseja a otras madres que deben confiar en sus instintos en este tipo de situaciones.

Además, indicó que desearía que la historia de Kenni se haga conocida para que las personas no se cohíban de pedirle a sus doctores que los chequeen a fondo las veces que crean necesaria.

Lamentablemente, Kenni no es la única niña que ha padecido de cáncer. Yarsleen, una joven que vivía en Sonora, México, falleció al no poder ganarle la batalla a tan semejante enfermedad.

ⓘ La información contenida en este artículo no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AMOMAMA.ES es para propósitos de información general exclusivamente. AMOMAMA.ES no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

Artículos relacionados
Crianza Mar 08, 2019
Niño de 2 años aún tiene tamaño de recién nacido y los doctores no saben la razón
Dec 19, 2018
Tumor inoperable de niña de 11 años milagrosamente "desaparece" antes de Navidad
Dec 16, 2018
A los 5 años vuelve a aprender a hablar y caminar tras sacarle tumor cerebral "tamaño limón"
Mascotas Mar 06, 2019
Niña enferma terminal de 7 años quiere recibir cartas de perritos, y ya le han llegado miles