Fama, gloria y un oscuro e inesperado final: la vida de Andy Gibb, el cuarto Bee Gee

El hermano menor de los Bee Gees alcanzó tanto éxito como sus hermanos. Sin embargo, los excesos y un mal amor hicieron que su vida terminará muy temprano.

El matrimonio Gibb se casó en 1944 y se fueron a vivir a la isla de Man, donde nacieron Barry y los gemelos Robin y Maurice. Después se mudaron a Manchester, donde nació Andy.

Los tres hermanos mayores empezaron haciendo música con el apoyo de su padre, Hugh, quien era baterista. Más tarde, terminaría siendo el manager del grupo, cuando alcanzaron el éxito.

SALTÓ A LA FAMA SIN LOS BEE GEES

Andy, por su parte, miraba a sus hermanos y quería hacer parte del grupo. Sin embargo, no tenía edad para hacerlo.

Al crecer, demostró que era el heredero del ritmo del que sus hermanos eran los reyes. Editó sus propios discos solitas y empezó a cosechar éxitos en el género disco. Solo con 22 años ya amasaba una fortuna de 10 millones de dólares.

Se casó con Kim Reeder, madre de su hija Peta, con quien compartió muy poco. El matrimonio duró solo unos cuantos meses.

En ese momento, conoció a quien para muchos fue la causante de su corta vida y carrera. El conoció a Victoria Principal, la estrella de la serie televisiva Dallas, en el programa de John Davidson, el 6 de enero de 1981.

Principal era una actriz que no gozaba aún de tanta fama como Andy. No obstante, tenía la entrada a Hollywood, las fiestas y los excesos. Ellos comenzaron un intenso romance marcado por el consumo de droga y alcohol, que duró muy poco.

En 1982, Victoria terminó su relación con Andy para empezar un nuevo romance con Harry Glassman, un cirujano plástico, que fue su esposo hasta 2006.

DESAMOR MORTAL

Desde ese momento, la vida de Andy se vino abajo. Bárbara, su madre, se instaló con él cuando cumplió 26 años. Para ese momento ya había pasado por un coma etílico y una sobredosis.

Su hermano Barry le pagó una rehabilitación en Betty Ford. Además, empezó a estudiar y consiguió un título como piloto para volar. Sin embargo, su mismo hermano habló con Chris Blackwell del sello discográfico Island, para que su hermano regresara a la música.

"No sabía cómo funcionaba la vida, no tenía ninguna perspectiva de cómo encararla o siquiera defenderse de ella", comentó Barry Gibb.

Londres recibió su trabajo con los brazos abiertos, pero con más excesos. El 5 de marzo cumplió 30 años y días más tarde comenzó con un dolor en el pecho que lo enfermó.

Su madre, Bárbara, pidió una ambulancia y lo llevó al John Radcliffe Hospital de Oxford, donde le dijeron a su madre que no podía quedarse a pasar la noche.

"No sabía cómo funcionaba la vida, no tenía ninguna perspectiva de cómo encararla o siquiera defenderse de ella."

uando ella abandonó el hospital, Andy durmió un poco. Según los registros, a la mañana siguiente falleció. La autopsia determinó que fue una pericarditis provocada por una infección viral.

Sin embargo, el imaginario colectivo insiste en que su muerte fue culpa de Victoria Principal, quien acudió al entierro para darle su último adios.

Artículos relacionados
Celebridades Mar 02, 2019
ABBA: el grupo que alcanzó el pico de la fama pero estuvo rodeado de pasiones y tragedia
Historias Jun 07, 2020
La trágica vida del amado actor Bill Bixby: divorcios, cáncer y la pérdida de un hijo
Jan 25, 2019
La triste y poco conocida vida de Keanu Reeves quien perdió a una hija y al amor de su vida
Crianza Feb 19, 2019
Como un "hombre gay", Andy Cohen jamás pensó que la paternidad "estaba en las cartas" para él