logo
shutterstock.com
Fuente: shutterstock.com

Chiste del día: Una madre llevó a su hijo al médico con dolor de oído

Vanessa Guzmán
15 sept 2019
17:40
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un médico descubrió por las malas que siempre debería escribir las prescripciones de dosis completas para sus pacientes después de su encuentro con una mujer y su hijo.

Publicidad

La mujer había traído a su hijo, que tenía dolor de oído al médico para que lo examinara.

El hijo de una mujer sufría un problema de salud y siempre estaba llorando. La perturbada madre rápidamente llevó a su hijo al médico de familia.

Una doctora y su asistente cuidando a un niño pequeño. | Imagen: Getty Images

Una doctora y su asistente cuidando a un niño pequeño. | Imagen: Getty Images

Publicidad

Al llegar a la clínica, el médico examinó al niño e inmediatamente determinó que estaba sufriendo de dolor de oído.

El médico escribió rápidamente una receta de gotas para los oídos para el niño y se la entregó a la mujer, que a su vez se la llevó al farmacéutico.

En la receta, el médico indicó que se deben colocar dos gotas del medicamento recetado en el oído derecho del niño cada cuatro horas. Sin embargo, no pudo escribir la palabra, "derecho" en su totalidad, y eligió abreviarla como una "R" en un círculo.

Foto de una doctora examinando a un niño pequeño. | Imagen: Getty Images

Foto de una doctora examinando a un niño pequeño. | Imagen: Getty Images

Publicidad

Pasaron algunos días y la mujer volvió al médico con su hijo. El niño todavía sufría de dolor de oído, un fenómeno que conmocionó al médico.

La madre preocupada se quejó de que su hijo todavía tenía dolor, pero que sus nalgas se habían puesto grasientas. El doctor estaba perplejo ante esta información y dudaba de la mujer.

Foto de una doctora cuidando a un niño. | Imagen: Getty Images

Foto de una doctora cuidando a un niño. | Imagen: Getty Images

Publicidad

Le pidió que le diera las gotas para los oídos que le había recetado. Inmediatamente vio la etiqueta en la botella, el médico se dio cuenta de cuál era el problema. El farmacéutico había escrito las palabras:

"Ponga dos gotas en el oído R cada cuatro horas", confundiendo a la mujer que lo interpretó como trasero.

Qué debe sentir el niño enfermo, al que le pusieron gotas para los oídos en el trasero. Ahora, el médico al menos sabría mejor que usar palabras abreviadas para recetar medicamentos para sus pacientes.

Fuente: Startsat60.com

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mamá llora hasta dormirse tras la muerte de su hijo: se despierta y ve a chico idéntico a él en su patio - Historia del día

18 de mayo de 2022

Viuda de 91 años atrapa a los ladrones que tratan de robar su casa - Historia del día

28 de enero de 2022

Hijo echa a su madre de 80 años a un asilo de ancianos: años después no la encuentra allí - Historia del día

13 de mayo de 2022

Cada día, viuda ve a joven solitario limpiando la basura afuera de su casa - Historia del día

23 de abril de 2022