logo
instagram.com/marisajarab
Fuente: instagram.com/marisajarab

Marisa Jara: la bulimia, su lucha contra un tumor y el sueño de ser madre

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Marisa Jara afirma que se encuentra mejor de salud y que aún mantiene su deseo de convertirse en madre.

Publicidad

En la actualidad, Marisa Jara se está recuperando de un tumor que le ha sido operado varias veces. La modelo explicó en el pasado que le descubrieron su enfermedad cuando se sometió a unas pruebas para quedar embarazada.

A pesar del tumor estomacal y de la bulimia que la ha aquejado, la modelo se ha mostrado optimista y con gran fortaleza. En sus propias palabras, ha expresado que lo más importante es "tener una actitud positiva. No me gustan las penas."

Publicidad

"Te sientes mal, con la autoestima baja y eso te crea problemas de salud. Yo llegué a ingresar con el esófago quemado", admite Jara.

SU LUCHA CONTRA LA BULIMIA

Marisa se inició en el mundo de la moda a los 15 años, cuando acompañó a su hermana a una agencia de publicidad, donde le pusieron el ojo también a ella. Así fue como inició su carrera como modelo y sus trastornos alimenticios.

Publicidad

La modelo ha hablado en el pasado sobre su primer trabajo en Tokyo, donde participó en campañas publicitarias, editoriales de revistas y desfiles.

Fue en aquel mundo donde sintió por primera vez la presión por perder peso.

"Todos los días me pesaban y me medían todo el cuerpo con una cinta métrica para tener la seguridad de que me mantenía en los 52 kilos que tenía cuando llegué. Con el paso del tiempo me fui obsesionando con que cada mañana tenía que dar la talla, y nunca mejor dicho", reveló la sevillana.

Publicidad

Sin darse cuenta cayó en las garras de la bulimia, comía en exceso para luego provocarse el vómito.

"La obsesión por perder peso me atormentaba constantemente y pensaba que, si vomitaba todo lo que había comido, no engordaría. Pero estaba muy equivocada, a pesar de eliminar de mi cuerpo lo que había ingerido, seguía engordando".

Marisa Jara asiste a los premios Marie Claire Prix de la Mode 2008 en Madrid, España. | Fuente: Getty Images

Marisa Jara asiste a los premios Marie Claire Prix de la Mode 2008 en Madrid, España. | Fuente: Getty Images

Publicidad

Marisa empezó a notar los terribles síntomas de la bulimia nerviosa cuando comenzó a sufrir desmayos en los castings, bajadas de tensión y debilidad:

"También empezó a caérseme mucho el pelo. Aquellas deficiencias nutricionales afectaron también a mis uñas, que empezaron a volverse quebradizas y blandas", cuenta la modelo.

Marisa Jara asiste al desfile del décimo aniversario de Gillette Venus Design Award en junio de 2011. | Fuente: Getty Images

Marisa Jara asiste al desfile del décimo aniversario de Gillette Venus Design Award en junio de 2011. | Fuente: Getty Images

Publicidad

La sevillana describió cómo vivía su enfermedad y comparó sus trastornos alimenticios con la adicción a las drogas en su libro:

"Cada vez que pensaba en la comida era como si planease un asesinato: buscaba estrategias para conseguir comer sin engordar. Se trata de una adicción y es igual que las drogas."

Publicidad

"Te sientes mal, con la autoestima baja y eso te crea problemas de salud. Yo llegué a ingresar con el esófago quemado", admite Jara.

Por fortuna, Marisa ha dejado los trastornos alimenticios atrás y ha aprendido a aceptarse tal y como es. A sus 39 años, es modelo curvy y ha plasmado su lucha contra la bulimia en su libro "la talla o la vida."

Con su libro, busca inspirar y ayudar a todos aquellos que hayan padecido esta mortal enfermedad.

Publicidad

FUE OPERADA DE UN TUMOR

Jara siempre ha soñado con ser madre, pero sufre endometriosis. Para lograr su sueño, quiso someterse a una inseminación artificial.

Pero su deseo de ser madre se vio truncado cuando le detectaron un tumor durante las pruebas ginecológicas: un liposarcoma NEOM peritoneal.

La modelo tuvo que someterse a una larga cirugía para remover el tumor.

Publicidad

"Fueron cinco horas de cirugía, me dieron 45 puntos y a mitad de la operación las constantes vitales se me vinieron abajo, se me llegó a parar el corazón."

El tumor de Jara era bastante grave y se encontraba cerca del cólon. Contó: "El oncólogo me ha dicho que ahora me olvide de ser madre. Por lo menos, en dos años. Mis planes se van al traste. Ahora tienen que estar pendientes de que el cáncer no se me reproduzca."

Publicidad

NO DESISTE DE LA MATERNIDAD

A pesar de las dificultades, la diseñadora todavía desea convertirse en madre. Según ella, está esperando que su médico le de luz verde para volverlo a intentar en diciembre de este año.

En la actualidad, se está terminando de recuperar: "No estoy del todo recuperada, ojalá pudiera decirte eso pero estamos pasando las 'ITV' y cada tres meses paso las pruebas y de momento estoy bien, no me puedo quejar", explica.

Poco a poco, Marisa ha ido recuperando su vida. En febrero volvió a la pasarela junto al diseñador Toni Fernández y ha disfrutado de un verano tranquilo en familia en Los Ángeles.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer que tuvo mellizos a los 64 años debe renunciar a ellos por ser considerada inhabilitada para cuidarlos

02 de mayo de 2022

Anciana es retirada de asilo para ancianos por un hombre al que no ha visto en 56 años - Historia del día

04 de mayo de 2022

Mamá se encuentra con su hijo en cementerio y le pregunta por qué está allí: "No sé quién eres", responde él - Historia del día

25 de febrero de 2022

Gemelos envían a papá a un ancianato y se enteran de que dejó su herencia al conserje, que es idéntico a ellos - Historia del día

28 de febrero de 2022