Rocío Flores sobre lo que vivió tras distanciarse de su madre: 'Hace ocho años que no hablamos'

Aunque siempre ha sido discreta, en esta oportunidad no pudo callar más y habló fuerte y claro sobre su relación con su madre.

Rocío Flores reveló que “hace ocho años que no hablo con ella”, refiriéndose a Rocío Carrasco, de quien se distanció debido a los conflictos que su progenitora tenía con su padre.

La nieta de Rocío Jurado declaró que, aunque no le guste, la relación de sus padres es pública y claramente dejó ver que apoya a Antonio David Flores.

RELACIÓN DETERIORADA

Rocío fue consultada por Jorge Javier Vázquez quien quería saber la opinión de la hija del Guardia Civil, luego de la dura conversación que tuvo él con Mila Ximénez en ‘GH VIP 7’ y fue entonces cuando decidió abrirse y contar detalles del distanciamiento con su madre.

Son muchos años de deterioro y problemas los que acumula la relación de Rocío Flores y su madre, Rocío Carrasco. Tan grande es la brecha que existe entre ambas que cuando su progenitora se casó con Fidel Albiac, no fue invitada.

“No hubiera estado mal la invitación, aunque hubiera sido por cortesía” dijo, aunque no sabría si hubiera ido al evento.

Rocío expresó que, en la búsqueda de solucionar los problemas con su mamá, ella hizo lo que pudo, pero no tuvo la respuesta que esperaba.

“¿Quién tiene que dar el paso?”, preguntó Jorge Javier, a los que Flores respondió: “Yo ya di el paso que tuve que dar y no obtuve respuesta. Y no una, varias veces (…) Esta situación me hace sufrir”.

Roció Carrasco en la presentación de zapatos 'MTC' de María Teresa Campos el 12 de enero de 2016 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Roció Carrasco en la presentación de zapatos 'MTC' de María Teresa Campos el 12 de enero de 2016 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

"Si yo no supiera el padre que tengo yo no estaría aquí defendiéndole. Te garantizo al cien por cien que yo no estaría aquí sentada y lo estoy con la cabeza bien alta porque no dice ni una sola mentira.”

Agregó que ella tiene la “conciencia muy tranquila".

UN PROFUNDO DOLOR

Rocío Flores destacó que no tener una buena relación con su madre la ha hecho acumular durante toda su vida un profundo dolor y precisó que lleva muchos años lidiando con eso.

“Llevo mucho tiempo ya asimilándolo, tuve ayuda en su momento y luego no quise retomarla, pero no lo descarto, creo que me vendría bien.”

Y aunque no se lleve bien con Rocío Carrasco, señaló: “Es mi madre, se me remueve claro, es tontería. Pero también pienso otras cosas más y digo ‘¡qué lástima!’. Hace ocho años que no hablo con ella”.

Sobre lo que se dice de ella y su familia, la hija de Antonio David manifestó: “Me hace tanta gracia la gente que habla tanto como si conocieran mi vida y no saben si respiro y no tienen ni idea de lo que vivo”.

Indicó que su silencio es una manera de evadir la realidad, al tiempo que expresó que hay cosas que nunca revelará por cuidar a su hermano.

LA RELACIÓN CON EL ESPOSO DE SU MADRE

Sobre su trato con Fidel, Rocío Flores declaró que si su madre estuviera con otra persona “probablemente tendrían buena relación”.

Incluso insinuó que habría algunas cosas que perdonaría, “pero no te lo voy a decir. No me duele por mí, me duele por mi hermano”.

La joven de 23 años ha tenido una dura vida familiar y su dolor reflejado durante su participación en el plató de ‘GH VIP 7’ es una muestra de ello.

Lo confesado por la hija de Rocío Carrasco y Antonio David Flores demostró a la audiencia que la relación con su madre es inexistente, muy al contrario de la que tiene con su padre, a quien apoya totalmente. Conoce más detalles aquí.