PopularRealeza

09 de diciembre de 2019

La vida de Jaime de Marichalar 12 años después de su sonado divorcio de la infanta Elena

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El que fue yerno del Rey emérito se ha enfocado en sus compañías especializadas en moda.

Jaime de Marichalar se separó de la infanta Elena hace 12 años y ahora lleva una vida como empresario nacional e internacional.

Aunque el exduque tuvo sus conflictos con la hija don Juan Carlos, parece que Marichalar era mejor partido que Urdangarin, quien se encuentra en la cárcel por delito de corrupción.

La infanta Elena y Jaime de Marichalar en el Torneo Internacional de Salto Club de Campo Villa Nº 97, el 20 de mayo de 2007 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

HOMBRE DE NEGOCIOS

El ex de la Infanta se convirtió en un hombre de negocios al que le va muy bien. Es consejero de grandes empresas que ha mantenido conservar la discreción a pesar del vínculo que tiene con la realeza, al compartir la paternidad con Elena.

Jaime ha enfocado su visión empresarial hacia las compañías relacionadas con la moda. De hecho, está asociado con Gregorio Fernández y Federico Zanolla, con quienes fundó Bench Corner, una empresa de sastrería de lujo a medida.

La infanta Elena y Jaime de Marichalar en el XXI Trofeo Shaling "Copa del Rey", el 4 de agosto de 2002 en Palma de Mallorca, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

El exduque nunca imaginó que invertiría en el mundo de la moda, y ahora, no solo tiene sus propiedades en dicha área, sino que está relacionado con empresas internacionales.

Por ejemplo, es consejero y apoderado de Fendi en España, una filial de Fendi Internacional, una de las firmas de moda más prestigiosas del mundo. También aconseja a Loewe desde 2008.

La infanta Elena y Jaime de Marichalar en el Castillo de Berg, el 1 de julio de 2006 en Luxemburgo. | Foto: Getty Images

Publicidad

EN EL MERCADO DEL CALZADO Y EL TEXTIL

Asimismo, Jaime, desde 2015 es el único administrador de Broabreimad SL, empresa fundada 10 años antes por Naty Abascal y David Bernat que se dedica a la distribución de calzado, tejidos, prendas de vestir y complementos.

A pesar de su auge y de que su nombre sigue vinculándose con la familia real española, si algo ha sabido hacer Marichalar es pasar desapercibido.

La infanta Elena y Jaime de Marichalar en la boda del príncipe danés Frederik y Mary Elizabeth Donaldson, el 14 de mayo de 2004 en Copenhague, Dinamarca. | Foto: Getty Images

Publicidad

ASPIRANDO CARGOS

Cabe recordar, que antes de su divorcio con la infanta, Jaime esperaba poder obtener altos cargos en firmas financieras internacionales.

Lo nombraron en 1997, asesor del director de operaciones de Credit Suisse First Boston en Madrid, lo que le permitió tener estabilidad económica cuando se separó de Elena en 2007.

Jaime de Marichalar saliendo de la Clínica Ruber en Madrid, el 02 de noviembre en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

También se convirtió en consejero de Axa Vida Sociedad Anónima de Seguros y Reaseguros y una vez firmado su divorcio, fue nombrado consejero de la Sociedad General Inmobiliaria de España.

Cuando sus cargos en ambas instituciones cesaron, el exduque enfocó hacia otro norte sus intereses como empresario.

Jaime de Marichalar en el aniversario Nº 160 de la cena de Loewe, el 8 de junio de 2006 en Madrid, España. | Foto: Getty Images

Publicidad

EN LO PERSONAL

La vida personal de Jaime ha sido casi un secreto. Lejos de aquel efecto mediático que tuvo su vínculo con la realeza, ahora poco se sabe de lo que ocurre en su vida.  

No se le conoce pareja y lleva una existencia bastante aristocrática en un tríplex con piscina en la calle Ortega y Gasset y se codea con grandes personalidades del mundo de la moda.

Incluso, es común verlo en los grandes desfiles en París a los que asiste acompañado de amigas, como Naty Abascal. Poco habla con la prensa y, de hecho, él mismo decide cuando salir y cuando no.

Publicidad

Jaime de Marichalar en la presentación de Givenchy Ready to Wear Primavera/Verano 2011, el 3 de octubre de 2010 en París, Francia. | Foto: Getty Images

OTROS DETALLES

En otros detalles en la vida de Jaime Marichalar, se pueden mencionar que tiene un gusto exquisito por la sastrería clásica y no cabe duda de que está al tanto de todo lo que ocurre en el mundo de la moda.

Publicidad

Incluso, uno de sus más grandes aciertos, es el concepto creado sobre trajes “heredables”, con el que busca estimular a los amantes de la sastrería, a que compren piezas que perduren con el tiempo, para que sean traspasadas de sus padres a los hijos. Para ello, en BCorner, ofrecen modelos que conectan con cualquier generación.

Jaime de Marichalar en la presentación de Louis Vuitton Primavera/Verano 2013, el 3 de octubre de 2012 en París, Francia. | Foto: Getty Images

Publicidad

SOBRE SU SEPARACIÓN

Fue en noviembre de 2007 cuando un portavoz del Palacio de la Zarzuela dijo que entre Jaime Marichalar y la infanta Elena, habría un cese temporal de la convivencia.

Desde ese momento se le puso el punto y final al matrimonio que había durado 12 años.

Los reyes eméritos habían aconsejado a la entonces pareja a darse un tiempo para que pensaran en su futuro y así lo hicieron, pero la distancia nada ayudó, pues en noviembre de 2009 firmaron su divorcio.

Jaime de Marichalar en la presentación de Christian Dior - Haute Couture Otoño/Invierno 2014-2015, el 7 de julio de 2014 en París, Francia. | Foto: Getty Images

Ha pasado más de una década desde su separación legal, una de las más sonadas de la realiza europea.

Jaime y Elena tuvieron una boda sobria, elegante y con toda la atención que un evento como éste causa. Conoce más detalles sobre la vida que llevaron juntos el exduque y la Infanta, aquí.

Publicidad