GettyImages
Fuente: GettyImages

Dayanara Torres narra los estragos del cáncer en su cuerpo

Valeria Garvett
19 ene 2020
20:42
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Dayanara Torres se sinceró a través de su cuenta de Instagram y contó los estragos que ha atravesado por culpa de su enfermedad.

Publicidad

El 4 de febrero, en una publicación en su cuenta oficial de Instagram, la Miss Universo de 1993 reveló que fue diagnosticada con cáncer de piel.

"Hoy tengo tristes noticias... fui diagnosticada de un cáncer de piel "melanoma", en un gran punto/lunar al que nunca le presté atención, a pesar de que era nuevo, llevaba años creciendo y tenía una superficie irregular. (…) Los resultados fueron desafortunadamente positivos ", expresó en esa oportunidad.

Publicidad

Desde ese momento, la expareja de Marc Anthony se ha sometido a varias rondas de tratamientos y procedimientos que, si bien atacan el cáncer, le han ocasionado múltiples efectos adversos.

Honesta y franca como siempre, Dayanara se pronunció en redes para compartir algunas vivencias con el cáncer.

Junto a una imagen en la que posa con un tapabocas, sentada dentro de un avión, Dayanara comentó que tener cáncer “ha sido mi nueva forma de vida durante este año”:

Publicidad

Luego, la jueza de ‘Mira quién baila’ mencionó lo que todo el proceso ha representado para su cuerpo.

“Ha sido un año fuerte, especialmente para mi cuerpo, dolores musculares, de espalda, hombros, cuello y cansancio”, indicó.

Además, agregó que la única manera en que ella puede viajar es si se encuentra completamente protegida, ya que sus defensas bajas la ponen en peligro de enfermarse.

Publicidad

Son 16 tratamientos de 18 los que lleva, aplicados cada 21 días. ¡Le queda poco para terminar la batalla contra el melanoma!

Esperamos que Dayanara siga evolucionando y que se mantenga tan fuerte como ha demostrado serlo desde que fue diagnosticada hace casi un año.

La modelo ha dejado claro que nada puede contra ella, y afortunadamente gracias al apoyo de su familia, el proceso ha sido un poco más sencillo. ¡Ánimo, Dayanara!

Publicidad