Anne Igartiburu cumple 51 años: la vida de la icónica presentadora dentro y fuera de las pantallas

Viviendo una de las mejores etapas de su vida, la presentadora de “Corazón” celebra su cumpleaños número 51 y cada día está más hermosa.

Para Anne Igartiburu, la comunicación es su pasión, y a sus 51 años la combina en forma perfecta con su familia y sus otros intereses.

Su rostro es visto a diario por los españoles a través de sus pantallas de televisión desde hace más de 20 años en el programa “Corazón”, donde con una hermosa sonrisa, una imagen impecable y su empatía enamora a sus televidentes.

UNA ADOLESCENCIA DIFÍCIL

La exitosa presentadora nació el 18 de febrero en Elorrio, Vizcaya, y desde pequeña tuvo gran pasión por los deportes, pero la prematura muerte de su madre a los 17 años, a raíz de un accidente en helicóptero, la obligó a tomar su puesto en el hogar y cambiar su visión del futuro.

Se dedicó a sus estudios universitarios en Marketing Industrial, estudió inglés y complementó sus estudios en varios países como Estados Unidos, Luxemburgo y Francia. Pero de regreso a España, comenzó a trabajar sin paga en la televisión local.

Decidió ampliar sus estudios, graduándose en Arte Dramático en la Universidad del País Vasco, y haciendo sus primeros trabajos de actuación en series como “Mi familia y otros animales”.

CORAZÓN

Pero su destino quedó sellado cuando entró a Telecinco en 1995 como presentadora de “Una pareja feliz”, que arrasó en sintonía y le abriría las puertas a interesantes propuestas como “Mira quien baila”, “Las campanadas de Año Nuevo”, y claro, “Corazón”.

Sin embargo no dejó de un todo la actuación, participando en la obra de teatro “Educando a Rita”, en series como “Luna negra”, y películas como “El lápiz del carpintero”.

Tampoco dejó de un todo su pasión por el deporte que le dio una beca cuando joven, el atletismo, y en la actualidad ama correr y participa con cierta frecuencia en maratones.

VIDA PERSONAL

Anne tiene tres hijos, dos chicas, Carmen y Noa y un niño, Nicolás, que es su hijo biológico. Noa fue la primera que llegó a su vida, adoptándola en el 2004 mientras estaba casada con el bailarín Igor Yebra. Carmen fue adoptada en 2013 y Nicolás nació en el 2016 y es fruto de su relación con Pablo Heras-Casado, su actual esposo.

De sus hijas dice que la llenan de vida y la hacen sentir cuidada: “Son de orígenes distintos, una viene de India y otra de Vietnam. Las dejo que sean como quieran”, dice Anne.

Respecto a su esposo, el director de orquestas Pablo Heres-Casado, confiesa que ser un viajero constante resulta un estímulo muy agradable en su relación, por cuanto con frecuencia disfrutan de encuentros maravillosos.