Chiste del día: Sherlock Holmes y el Dr. Watson van de campamento

El día de hoy te traemos la hilarante historia de dos grandes amigos y clásicos personajes, Sherlock Holmes y el Dr. Watson, que se fueron de vacaciones a acampar.

Sherlock Holmes y el Dr. Watson son un par de personajes que han alcanzado la fama a nivel mundial. Los dos hombres que resultaron ser genios en sus respectivos campos decidieron tomarse un descanso del trabajo. Entonces se fueron de viaje al bosque.

Su viaje de campamento requirió que estuvieran completamente equipados con elementos esenciales como alimentos, bebidas y, por supuesto, una tienda de campaña para descansar.

Un hombre retratando a Sherlock Holmes con pipa y sombrero. | Foto: Getty Images

Un hombre retratando a Sherlock Holmes con pipa y sombrero. | Foto: Getty Images

Habiéndose establecido en su destino, los alegres buenos amigos se sentaron a cenar y remataron con unas botellas de buen vino antes de dormir. Poco después de que se acostaron, Sherlock le dio un codazo a su amigo y le preguntó qué podía ver.

Sin perder el tiempo, el Dr. Watson respondió que no pudo evitar notar cuán alineado estaba el cielo con el millón de estrellas que encendían su superficie.

Esto impulsó a Sherlock a preguntarle qué podía hacer con ese análisis. El Dr. Watson, en un intento de mostrar su ingenio, comenzó a hablar sobre los cielos usando conceptos en términos de días, tiempo, planetas e incluso religión, para explicar su visión.

El científico dijo: "Bueno, astronómicamente... astrológicamente... horológicamente... teológicamente... somos una parte pequeña y significativa del universo.

Después de la charla, el médico notó que su amigo estaba algo callado y le preguntó si pensaba de manera diferente.

Antes de que Sherlock le respondiera a su compañero, respiró hondo, mostrando su preocupación y sorpresa de que Watson no hubiera notado que habían robado su tienda. Él respondió diciendo: "¡Watson, idiota! Alguien ha robado nuestra tienda".

A veces saber menos puede ser una bendición. Eso demuestra este otro chiste, sobre la aclamada ignorancia de George W. Bush.

En la puerta del cielo, San Pedro solicitó alguna identificación para la admisión. Albert Einstein se le acercó y le dio una ecuación; lo que hizo que el matemático pudiera entrar al cielo.

Picasso dibujó la pieza más bella y artística para el Santo y también se le concedió la entrada. Cuando llegó el momento de que George W. Bush presentara un medio de identificación, el ex presidente insistió en que no tenía nada con que demostrar su valía.

El Santo rápidamente afirmó que tenía que mostrar algún tipo de pase, y usó a Picasso y Albert Einstein como ejemplos.

Inmediatamente George escuchó esto; preguntó: "¿Quiénes son Albert y Picasso?" San Pedro sonrió y le dio la bienvenida, "Debes ser tú, George, entra".

Sí te gustaron estos chistes, te encantará leer el de un hombre que habló con su esposa luego de pasar varios meses en coma. La esposa quedó muy asombrada con lo que escuchó.

Artículos relacionados
Instagram.com/florencestgeorge
Celebridades Apr 20, 2020
La exnovia del príncipe Harry dijo que su romance la dejó con 'ansiedad y miedo a las cámaras'
http://instagram.com/paz_padilla
TV Jan 09, 2020
Paz Padilla: "He sacrificado muchos momentos maravillosos de estar con mi hija y me arrepiento”
instagram.com/albertbcomas
Relaciones Apr 17, 2020
Supervivientes: Barranco celebró el primer aniversario con su novia a pesar de estar lejos
Getty Images
Celebridades Mar 23, 2020
El Dr. Oz comparte foto de estantes vacíos de papel higiénico: 'Algo que nunca entenderé'