Alejandra Espinoza habla de la experiencia de su familia luchando contra el coronavirus

Mayra
09 jun 2020
15:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La presentadora de Univisión dio a conocer a su hermana mayor, la cual forma parte de los sanitarios que están en la primera línea en defensa contra el COVID-19 y que ahora está contagiada junto a su familia.

Publicidad

La hermana de Alejandra Espinoza se llama Haydee, y es una enfermera mexicana que ha sido incansable en su trabajo y compromiso por ayudar a todos aquellos que llegan al hospital necesitando mucho más que atención médica en esta pandemia.

Publicidad

Con mucho orgullo, Alejandra elogiaba la dedicada labor desplegada por su hermana y expresaba a todos la gran admiración que siente por ella. Sin embargo, ahora le ha tocado dar una noticia muy lamentable, ya que Haydee terminó contagiada por el virus, al igual que su esposo e hijo.

En una reciente entrevista para ‘Sal y Pimienta’, y limitando mucho sus palabras por temor a que su hermana perdiera su trabajo, Espinoza comentó que Haydee labora en la misma clínica a la que Eugenio Derbez hizo referencia, luego de actuar como vocero de un amigo médico denunciando la precaria situación que vivían los sanitarios.

Publicidad

En aquel momento, Derbez hacía un llamado de atención sobre el riesgo que corrían los sanitarios de contagiarse con el COVID-19 por falta de insumos para protegerse apropiadamente, ya que los centros médicos adolecían de mascarillas, guantes, productos de limpieza, así como algunos de los implementos para atender adecuadamente a los pacientes.

“Ha tenido que hacer fila de 2, 3, 4 horas para comprar sus caretas, porque no sabe si cuando llegue a trabajar le van a dar, no sabe cuántas veces se las van a cambiar, entonces le ha tocado cuidarse ella mientras está trabajando”, expresó Alejandra, y cita People en Español.

Publicidad

Para Haydee la situación es muy complicada, porque además de cargar con los síntomas de la enfermedad, la culpa por haber infectado a sus seres queridos no la abandona, pues considera que ellos nunca debieron estar en riesgo por su culpa.

"Me dio mucho coraje porque ella es una persona que trabaja para servir a los demás, para que nadie más se enfermara y para que el enfermo se sanara", dice algo alterada Alejandra, quien lamenta no poder acompañar ni ayudar a su hermana.

Publicidad