"Draw with me": el emotivo documental sobre Brendon, el sobrino transgénero de Jennifer López

Mayra
26 ene 2021
23:35
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El proceso para que la sociedad entienda y acepte todo aquello que se aleja de lo establecido es lento, pero hay algunos seres llenos de valor que allanan caminos.

Publicidad

La historia de Brendon Scholl es compartida por miles de adolescentes en el mundo, así como su gran sufrimiento para lograr la aceptación propia, de su familia y de la sociedad.

A través del documental ‘Draw With Me’, una emotiva pieza audiovisual, Brendon narra cómo fue el proceso de aceptación de su identidad sexual transgénero y cómo lo sacó a la luz pública.

Publicidad

DRAW WITH ME

El documental contó con la dirección de Constantine Venetopoulos, quien también estuvo a cargo del guion, y fue producido por Marco Maranghello. Tiene grandes posibilidades de ser nominado al premio Óscar como uno de los mejores cortometrajes documentales.

Para Constantine, conocer a Brendon fue una experiencia maravillosa, no solo porque de alguna manera se identificó con su proceso, sino por el gran ser humano que descubrió.

Publicidad

Pronto surgió la idea de documentar el proceso de transición por el que había pasado el joven. La familia se sumó con entusiasmo al proyecto.

“Me di cuenta de que un cortometraje podría ayudar a un joven que está luchando para sentirse comprendido y menos solo. Eso para mí es el éxito”, comentó Venetopoulos, según recoge la revista Vanity Fair

Publicidad

GÉNERO FLUIDO

Nacido como Rebecca, el sobrino de Jennifer López siempre se sintió incómodo con el género con el que había nacido. Cuando estaba saliendo de su infancia, la situación empeoró mucho para él.

Los cambios físicos que ocurrían en su cuerpo le desconcertaban, y cuando su madre Leslie Ann López quiso llevarlo a comprar su primer sujetador, debió hacerle frente a la realidad. Solo quería ocultarlos.

Publicidad

Cuando su madre le preguntó con preocupación si ya no quería ser una niña, Brendon le respondió con inusitada seguridad: “No soy una niña, mamá”.

Después de afrontar algunas crisis familiares y recibir ayuda terapéutica, Rebecca cambió su nombre a Brendon y asumió su verdadera identidad sexual, lo cual representó un alivio total.

Publicidad

El joven se define como "género binario" o "género fluido", pues oscila entre lo masculino y lo femenino. En el documental explica que sintió mucho miedo de confesarlo a sus padres porque pensó que correría con la misma suerte de otros jóvenes.

Afortunadamente, en su caso no fue así. Aunque para su madre fue difícil dejar ir a su niña, finalmente logró entender el proceso. JLo por su parte está muy orgullosa de su sobrino y ha sido su gran apoyo. Brendon ha podido contar con el amor y el apoyo de su familia sin condiciones. 

Publicidad