La reina Elizabeth ha sufrido una silenciosa pena por sus 5 mascotas

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Se cree que dicho padecimiento se debo a ciertas toxinas que afectan el sistema nervioso y eventualmente paralizan el intestino del animal.

Publicidad

Cinco de los amados ponis de la reina Elizabeth II han muerto a causa de una enfermedad devastadora, reveló ayer su gerente de sementales, según reseñó Daily Mail.

Los ponis murieron en la finca de la monarca ubicada en Balmoral, Escocia, donde pertenecían a un programa establecido para preservar la histórica raza.

La reina Elizabeth II a las puertas de Balmoral, durante el verano de 2019 en Escocia. | Foto: Getty Images

Publicidad

HAN MUERTO CINCO

Sylvia Ormiston, gerente de la yeguada, dijo que cinco ponis del criadero, incluidos dos sementales, fallecieron debido a la enfermedad del pasto equino en el transcurso de dos años.

Se cree que dicho padecimiento es provocado por toxinas que atacan el sistema nervioso y eventualmente paralizan el intestino del animal.

La Sra. Ormiston, de 55 años, que ha dirigido el criadero desde 2007, espera que, tras una mayor investigación, se pueda encontrar una cura para la enfermedad que ha causado las muertes de los ponis de la reina.

La reina Elizabeth II habla con el pony mayor Mark Wilkinson en las puertas de Balmoral, durante el verano de 2019 en Escocia. | Foto: Getty Images

Publicidad

AYUDAN EN LA FINCA

Los resistentes animales de las tierras altas son utilizados para colaborar realizando trabajos en el lugar, donde gran parte de la inmensa finca es de difícil acceso por medio de vehículos.

Durante la temporada de caza del ciervo, tiran de las carretas que transportan los cuerpos, que pueden pesar hasta cincuenta kilos.

También transportan pícnics para la familia real y sus invitados en los eventos de tiro impulsado al urogallo y transportan las aves en grandes cestas.

La reina Elizabeth II en Home Park, el 11 de mayo de 2019 en Windsor, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

COMENZÓ EN EL VERANO DE 2017

Según reseñó Daily Mail, la Sra. Ormiston habló del impacto que ha causado la enfermedad en el criadero de Balmoral, durante una entrevista con la revista de la British Horse Society.

Dijo que, durante el verano de 2017, primero se enfermó la potranca llamada Friendly, y a las 24 horas se enfermó su madre, Clunie.

Más tarde ese año, un potro de tres años llamado Omar también falleció, y en 2018, los dos sementales del criadero, Balmoral Hercules y Balmoral Lord, murieron con dos semanas de diferencia.

La reina Elizabeth II inspecciona a la Compañía Balaklava, a las puertas de Balmoral, durante el verano de 2019 en Escocia. | Foto: Getty Images

Publicidad

RAZA EN RIESGO DE EXTINCIÓN

Las muestras del ADN de Balmoral Lord, que era el campeón de sementales, se almacenaron antes de su muerte en el primer banco de genes de ganado del Reino Unido, pues la raza está en riesgo de extinción.

La muerte de los dos sementales supuso una grave amenaza para el programa de cría en la finca, en el que la Reina se ha interesado personalmente.

La monarca de 94 años aprueba los nombres que se le dan a cada poni criado en Balmoral, y cuando ella se encuentra en la residencia, algunos de los animales son trasladados cerca del castillo para que pueda observarlos desde su ventana.

Publicidad

La reina Elizabeth II acaricia a su caballo 'Balmoral Erica' en Home Park, el 17 de mayo de 2014 en Windsor, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Según indicó el medio de comunicación británico, la Sra. Ormiston señaló que en Balmoral están preparados para ayudar en todo lo que puedan para impulsar la creación de una cura para esa enfermedad.

Estos ponis son nativos de Escocia, pero ahora el Fideicomiso para la supervivencia de Razas Raras los considera vulnerables.

La reina montó uno de los especímenes cuando era adolescente y ahora es patrona de la Highland Pony Society. Elizabeth II también cría ponis otra variedad nativa del Reino Unido, llamada Fell, que también está clasificada como vulnerable.

Publicidad