Celebridades

30 de septiembre de 2020

Ágatha Ruiz de la Prada: la depresión de su madre, la colección de arte de su padre y la mala relación con sus hermanas

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

La diseñadora de moda contó que su madre era una persona muy divertida, sin embargo, nunca supo ser feliz.

Samanta Villar tuvo como invitada a Ágatha Ruiz de la Prada en su programa ‘Samanta y la vida de...’, donde se ahondó en la vida de la diseñadora de moda, pasando por su infancia, el amor de su padre por el arte y la personalidad taciturna de su madre.

Juan Manuel Ruiz de la Prada y Sanchiz fue un reconocido arquitecto, cuya obra es muy reconocida en Madrid. Además, era conocido por coleccionar arte.

Publicidad

LA DEPRESIÓN DE SU MADRE

En 1958, se casó con María Isabel de Sentmenat y Urruela, una aristócrata que siempre se sintió infeliz con su vida y su matrimonio, y vivió en una constante depresión.

De su unión nació su primogénita, Ágatha, y otros cuatro hijos. Se separaron cuando ella tenía 15 años. La forma de ser de su madre impulsó a la diseñadora a alejarse de la tristeza y vivir una vida en la que reinaran los colores.

Publicidad

María Isabel era la única niña de varios hermanos. Según contaron dos de las tías de la diseñadora, su madre era algo mimada, pero también se podía notar que se crio entre niños, pues era una persona muy abierta y de buen trato.

Según contó Ágatha, era una mujer muy divertida y era querida por todos. Sin embargo, no supo disfrutar de la vida y tuvo la desdicha de no trabajar.

Publicidad

En su opinión, si su madre hubiera trabajado se habría sentido mucho mejor. María Isabel de Sentmenat tenía 70 años de edad cuando se quitó la vida en el año 2005.

Tras pasar tres años, la diseñadora pasó a ser marquesa de Castelldosrius, además de baronesa de Santa Pau.

Ella no estaba de acuerdo con que el hijo varón tuviera primacía sobre la mujer, a pesar de la edad, para heredar los títulos nobiliarios y, tras una batalla legal, los juzgados le dieron la razón.

Publicidad

COLECCIONISTA DE ARTE

El padre de Ágatha se destacaba en el mundo de la arquitectura y era reconocido en el circuito artístico. Poseía una de las colecciones de arte contemporáneo más grandes de España.

Gracias al gran amor que Juan Manuel Ruiz de la Prada y Sanchiz sentía por el arte, la diseñadora pudo conocer las obras de Andy Warhol y Miró. Ambos artistas fueron gran influencia en su estilo creativo.

“Él fue el gran coleccionista español de los 60, tenía un ojo increíble para las vanguardias, algo que no he heredado, porque a mí por ejemplo me horroriza el videoarte”, dijo a AD sobre su padre, según reseñó Vanity Fair.

Publicidad

La marquesa de Castelldosrius explicó que su progenitor estaba obsesionado con el arte y aseguró que no es fácil ser hija de un coleccionista, pues le importaban más los cuadros que cómo estaba su familia.

Publicidad

Aunque considera que era una persona agradable, señaló que no era buen padre. Sin embargo, admite que aprendió mucho sobre el arte y la belleza a su lado. El arquitecto falleció en septiembre de 2015, a los 88 años de edad.

Publicidad

MALA RELACIÓN CON SUS HERMANAS

El asunto de los títulos nobiliarios fue una de las razones por las que la diseñadora rompió relación con su familia, especialmente con sus hermanos. Sin embargo, uno de los motivos de mayor peso fue lo que ella considera una traición por parte de sus hermanas.

Durante su conversación con Samanta Villar en ‘Samanta y la vida de...’, Ágatha señaló que, cuando comenzó a trabajar, se llevó a sus hermanas para que trabajaran en el estudio.

Publicidad

A ella le parecía muy bonito poder trabajar junto a sus hermanas menores. Sin embargo, le hicieron pasar el mayor disgusto de su vida.

La diseñadora contó que, en una ocasión cuando fue de visita a Barcelona, intentó incontables veces comunicarse con ellas. Después de muchos intentos, finalmente contestaron su llamada.

Publicidad

Cuando preguntó por qué no le habían contestado, una de sus hermanas le digo que venía de casarse. Esto dejó impactada a Ágatha, pues, aunque ella les contaba todo y pasaba mucho tiempo a su lado, se dio cuenta de que estas no le correspondían igual.

“Yo tenía una sociedad y para que nadie se sintiera ofendido, di el 33% a cada uno, fue uno de los mayores errores de mi vida. Ellas tenían el 66% de la sociedad, pero para mí, mis hermanas eran todo. Ahora para mí la familia no es el centro del universo”, dijo.

Publicidad

Además, la diseñadora confesó que tiene una hermana por parte de su padre, de la cual se enteró tras su muerte y, según aseguró, tampoco mantienen relación. No dio grandes detalles sobre ella y señaló que no se conocen en persona.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad