NoticiasPersonas

04 de octubre de 2020

Abuelo de 89 años que debe repartir pizza para vivir recibe una increíble propina que cambia su vida

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Una familia decidió organizar una recaudación de fondos para sorprender al hombre y ayudarlo dándole todo el dinero reunido como propina por su trabajo.

Un señor de 89 años de edad llamado Derlin Newey vivió recientemente una historia tan hermosa que ha logrado darse a conocer alrededor del mundo.

Publicidad

Todo empezó cuando una familia decidió pedir una pizza a la famosa cadena “Papa John’s” y conoció a Newey quien les entregó su pedido.

La familia de los Valdez descubrió que su repartidor era un anciano que se había visto en la necesidad de trabajar 30 horas a la semana a pesar de su edad, para poder pagar sus facturas.

Derlin Newey no logra contener las lágrimas tras enterarse del gran monto de su propina. │ Foto: Captura de Twitter/ Alex Cabrero

Publicidad

Como clientes habituales de la cadena, empezaron a ver cada vez más seguido a Derlin, y crearon un lazo tan importante con él, que pedían que no fuese otra persona quien les realizara las entregas.

Un día a los Valdez se les ocurrió empezar a grabar todas las entregas que les hacía el repartidor y subirla a la aplicación “TikTok”.

Derlin Newey entregando una pizza. │ Foto: Captura de Twitter/ Alex Cabrero

Publicidad

“Hola, ¿estás buscando pizza?”, fue el saludo con el que se hizo viral Derlin.

En poco tiempo, los videos empezaron a llamar la atención y viralizarse por la simpatía de Derlin, por lo que a la familia se le ocurrió ir un paso más allá y hacer que valiera la pena la receptividad que estaba teniendo.

Los Valdez explicándole al repartidor lo que hicieron por él. │ Foto: Captura de Twitter/ Alex Cabrero

Publicidad

Los Valdez decidieron proponerles a sus seguidores que se recaudara dinero para entregárselo al señor mayor, en forma de propina.

El monto del donativo terminó siendo de 12 mil dólares, algo que sorprendió muchísimo al repartidor cuando los recibió.

El repartidor agradeciendo el gesto.│ Foto: Captura de Twitter/ Alex Cabrero

Publicidad

“¿Cómo puedo dar las gracias? No sé qué decir”, expresó anonadado el hombre humilde.

La familia le explicó que se había tratado de un esfuerzo grupal, y que fue su atención y personalidad lo que los animó a hacer algo más por él.

Otra historia conmovedora que se ha hecho viral recientemente, es la de un profesor que se va todos los días a un cibercafé para poder dar sus clases en línea en estos tiempos de coronavirus. Para leer más sobre este caso, ingrese aquí.

Publicidad