NoticiasNoticias España

05 de octubre de 2020

5° aniversario de la muerte del duque de Calabria: recordando a Carlos de Borbón Dos-Sicilias

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

A pesar de haberse cumplido cinco años del fallecimiento del primo de Don Juan Carlos, no se llevará a cabo ninguna misa multitudinaria en su honor debido a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

Todos los 5 de octubre la nobleza recuerda el fallecimiento del Infante de España, Carlos de Borbón Dos-Sicilias, quien murió con 77 años de edad por una enfermedad neurológica.

El duque de Calabria llevaba años arrastrando las secuelas de un ictus que sufrió en el año 2012. Tres años después, su cuerpo no resistió más.

Carlos de Borbón-Dos Sicilias en la reunión bianual de la Orden de San Hermenegildo, el 28 de mayo de 2013 en Madrid, España. │ Foto: Getty Images

Publicidad

Carlos de Borbón murió en su finca ‘’La Toledana’’ dejando a cinco hijos (Cristina, María, Pedro, Inés y Victoria) y a su esposa, Ana de Francia, llorando su partida.

El Infante era sumamente querido entre la familia real, no solamente porque él y Don Juan Carlos tuvieron una relación muy estrecha desde pequeños, sino también debido a la inquebrantable lealtad que demostró a lo largo de su vida.

El duque siempre apoyó tanto a su primo, como al Conde de Barcelona, Don Juan, pero sin duda, una de las mayores muestras de fidelidad fue la que tuvo en los años sesenta.

Publicidad

En esa época, Don Jaime de Borbón trató de recuperar los derechos sucesorios a los que ya había renunciado, algo que el franquismo quiso aprovechar para debilitar a Juan Carlos.

Sin embargo, durante todo este tiempo el duque estuvo a la altura de las circunstancias, siempre del lado del Conde de Barcelona y de su primo.

Es por esto que cuando murió el Infante, Don Carlos decidió que su cuerpo fuese enterrado en el Panteón de Infantes del Monasterio de El Escorial, donde reposan la mayoría de los miembros de la Familia Real.

Publicidad

Cabe resaltar, que Carlos de Borbón Dos-Sicilias solo esperaba ser enterrado en un convento de Ciudad Real. Sin embargo, ya han pasado cinco años desde que todo esto ocurrió y aunque es una fecha importante para la nobleza, en esta ocasión no se podrá realizar una misa funeral multitudinaria como se tenía previsto.

De acuerdo a los medios locales, la misa será totalmente privada y sin la presencia de los reyes para evitar los riesgos de expansión del coronavirus.

Publicidad