GettyImages
Fuente: GettyImages

Muere Flor Silvestre, querida cantante y madre de Pepe Aguilar, a los 90 años

Stef Colina
25 nov 2020
22:14
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Medios aseguran que la aclamada actriz y cantante falleció rodeada de sus hijos y nietos.

Publicidad

Este 25 de noviembre México asumió el luto para despedir a una de sus más grandes exponentes del histrionismo nacional. Flor Silvestre, madre de Pepe Aguilar, partió a otro plano para descansar en paz junto a su amado, el difunto Antonio Aguilar.

Publicidad

ESTUVO RODEADA DE AMOR

Diversos medios de comunicación como Televisa hicieron eco de la triste noticia que se conoció en la tarde del miércoles. Según una publicación hecha por la cadena, Guillermina Jiménez Chabolla murió en su rancho, ubicado en Zacatecas.

"El cansancio detuvo su corazón rodeada de sus hijos y sus nietos. Flor Silvestre descansará al lado de quien fuera su gran amor, Antonio Aguilar", se lee en el tuit del canal.

Publicidad

JUNTO A SU AMADO

Aunque la familia Aguilar aún no ha hecho declaraciones en torno al fallecimiento de la matriarca, se conoce que venía lidiando con problemas cardíacos y que deseaba ser sepultada junto a los restos de su marido, en El Soyate.

"El tiempo que Dios me tenga aquí, aquí lo quiero pasar lo que me quede de vida, en el cerrito que está ahí, la cripta donde está mi esposo, ahí voy a estar yo con él, juntitos", dijo Silvestre en una entrevista que reseñó Tribuna.

Publicidad

SU LEGADO SEGUIRÁ VIVO

Si bien su partida deja un vacío en los corazones de sus admiradores y seres queridos, el talento que Flor demostró a lo largo de su sorprendente trayectoria, sigue vivo en su descendencia. Especialmente en su hijo Pepe y en su nieta Ángela, quien ha estado conquistando corazones con su chispa.

La jovencita de 17 años ya es toda una estrella de la música regional mexicana. Y aunque es una adolescente, está dejando claro que lleva consigo la herencia musical de sus abuelos y que es capaz de llevar la dinastía Aguilar a las nuevas generaciones. 

Publicidad