James Hewitt, el hombre al que Lady Di adoraba y que la traicionó

Karina Martín
09 ene 2021
17:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Aunque desde hace muchos años se sabe que Charles le fue infiel a Diana, lo que la mayoría ni siquiera imaginaba hasta ahora es que la princesa también tuvo un romance extramatrimonial.

Publicidad

El príncipe Charles siempre ha sido como un galán de la nobleza por la cantidad de amoríos que ha tenido a lo largo de su vida.

Incluso, cuando el heredero al trono estuvo casado con Lady Di, cometió adulterio y se le criticó en diversas ocasiones por eso.

Príncipe Charles y Princesa Diana en enero de 1985. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sin embargo, aparentemente la princesa también le habría sido infiel a su marido con un apuesto militar y jinete llamado James Hewitt.

Según un libro que publicó el propio amante de la princesa de Gales, la relación se mantuvo desde el año 1986 hasta 1991. Cabe recordar que el matrimonio de Charles y Diana duró desde 1981 a 1996.

Hewitt habría conocido a la princesa durante una fiesta y tras ofrecerle clases privadas de equitación, empezó a surgir la relación.

Ambos estaban tanto tiempo juntos, que su presencia en el Palacio de Kensington y en el de Highgrove se hizo bastante usual.

Publicidad

De hecho, según cuenta Tina Brown en ‘The Diana Chronicles’, hasta William y Harry desarrollaron un cariño especial por él.

Sin embargo, la relación empezó a enfriarse cuando Hewitt fue enviado a Alemania en 1989 porque debió permanecer sirviendo allá por dos años.

“Diana se sintió traicionada. Él había elegido su carrera por encima de ella”, afirmó Ken Wharfe en su libro sobre la princesa, según reseña el medio Town & Country.

James Hewitt en el Hotel Soho de Londres el 13 de abril de 2005. | Foto: Getty Images

Publicidad

Aparentemente, la esposa de Charles trató de utilizar sus influencias para evitar que enviaran al militar al extranjero, pero no lo consiguió.

La pasión continuó entre ellos durante un tiempo más a través de las cartas, pero luego de que en 1990 enviaran a Hewitt a la Guerra del Golfo, todo llegó a su fin.

Más adelante, el jinete utilizó esas cartas para mostrarle al mundo la aventura que tuvieron y sacar provecho de ello.

Hewitt no solo sacó un polémico libro, sino que además concedió una serie de entrevistas pagadas en las que afectó mucho a la princesa.

Diana terminó confirmando su aventura con el jinete y dejó claro que a pesar de lo enamorada que estuvo, todo acabó por la traición que cometió y se reafirmó con la decepción que sintió al haber sido expuesta.

Publicidad