PopularRealeza

21 de diciembre de 2020

Princesa Diana: sus duros traumas infantiles junto a su padre

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El diario británico Daily Mail publicó recientemente unas grabaciones en las que Lady Di recuerda la agonía que fue para ella su infancia.

Andrew Morton entregó unas reveladoras grabaciones al Daily Mail con la condición de que no salieran a la luz hasta el estreno de su libro: 'Diana: Su verdadera historia'.

Las cintas fueron grabadas por Diana Spencer en el palacio de Kensington, mientras su matrimonio con el príncipe Charles se caía a pedazos. El autor usó las siete horas de audio para escribir su obra.

La princesa de Gales luce atuendo con los colores de Canadá durante visita de estado a Edmonton. | Foto: Getty Images

Publicidad

GRABACIONES REVELADORAS

La cadena NBC afirma que la desdichada princesa habría registrado sus confesiones entre septiembre de 1992 y diciembre de 1993, cuando atravesaba una crisis matrimonial.

Estos relatos personales fueron usados por Morton para escribir su libro, el cual fue reimpreso 25 años después de la publicación original. La nueva versión incluye algunos extractos del audio.

Publicidad

HOGAR INESTABLE

En la cinta, Lady Di recuerda los traumas de su triste infancia que allanaron el camino a su fracaso matrimonial. Sus primeros años estuvieron marcados por las constantes discusiones de sus padres, John Spencer y Frances Roche.

Tanto ella como su hermano sufrieron mucho con la relación volátil de sus progenitores. Siendo apenas unos niños veían a su madre llorar frecuentemente. Diana describe el ambiente de su hogar como "inestable".

Publicidad

RECUERDO DOLOROSO

Para empeorar la situación de aquellos niños, tampoco podían hacer preguntas sobre el estado de Frances. Uno de los recuerdos más dolorosos que guardaba la princesa fue el de la vez que vio a su padre abofetear a su madre en la cara.

"Recuerdo haber visto a mi padre pegando a mi madre. Estaba escondida detrás de la puerta y mamá estaba llorando. Recuerdo a mamá llorando muchísimo", reveló.

Princesa Diana dando un discurso en la Conferencia 93 de Trastornos de la Alimentación en Kensington, West London el 27 de abril de 1993. | Foto: Getty Images

Publicidad

DIVORCIO DE SUS PADRES

Cuando Lady Di cumplió siete años, Frances dejó a John por el magnate del papel tapiz, Peter Shand Kydd. Fue un golpe devastador para los niños, ya que su progenitora se mudó de la casa familiar para irse a Londres.

John Spencer tampoco habló con sus hijos sobre lo que ocurría, y ellos no se atrevían a preguntarle. Tiempo después se enamoró de otra mujer llamada Raine.

Diana en los escalones de su casa en Highgrove, Gloucestershire, el 18 de julio de 1986. | Foto: Getty Images

Publicidad

DE UNA CASA A OTRA

Frances quiso quedarse con los niños, pero perdió la batalla por la custodia. Debido a ello, sus hijos pasaban los fines de semana con su madre en su hogar en Londres. Las vacaciones eran particularmente amargas para la joven Diana.

“El trauma de ir de casa en casa, y cada padre tratando por su cuenta de compensarlo de su parte con cosas materiales en lugar de las cosas tangibles reales, que es lo que ambos anhelábamos, pero nunca obtuvimos", añadió.

Publicidad

TRAUMA INFANTIL

Otro trauma infantil de la princesa fue la decepción de sus padres tras su nacimiento. Diana siempre estuvo consciente de que ellos querían un varón, lo que la llevó a sentirse como un estorbo para ellos.

Posteriormente descubrió que Frances y John habían perdido un bebé antes de su nacimiento: 

“Era un varón, John, que murió 10 horas después de su nacimiento en 1960, y mis padres estaban locos por tener un hijo y un heredero. 'Qué aburrimiento, vamos a tener que intentarlo de nuevo'. Y luego viene una tercera hija".

Publicidad