NoticiasNoticias España

29 de diciembre de 2020

María la Brava: la vida de la valiente madre del rey Juan Carlos y la tragedia que la cambió

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Conoce la increíble vida de María de las Mercedes de Borbón, la esposa de Don Juan de Borbón, Conde de Barcelona, y madre del rey emérito, Don Juan Carlos.

María de las Mercedes de Borbón y Orléans fue una aristócrata española. María fue descendiente de la Casa de Borbón-Dos Sicilias, además de contraer matrimonio con el Conde de Barcelona.

Sin embargo, lo que sellaría por siempre su lugar en la historia fue haber traído al mundo a Don Juan Carlos, el primer rey de España tras la restauración de la monarquía. Su legado sigue hoy gracias a su nieto, el Rey Felipe.

María Mercedes de Borbón Dos Sicilias y Orléans y el Infante Juan de España en Barcelona en 1932. | Foto: Getty Images

Publicidad

PRIMEROS AÑOS

María Mercedes nació en Madrid, en 1910. Hija del Príncipe Carlos de las Dos Sicilias y su segunda esposa, la Princesa Louise de Orléans, María fue además bisnieta del Rey Ferdinando II de Dos Sicilias.

Al nacer, se le concedió el título de Infanta de España, aunque siempre usó su título de Princesa de Borbón y de las Dos Sicilias. Su familia debió vivir en el exilio durante la Segunda República Española. Se refugiaron en Francia, y María estudió artes en el Louvre.

Don Juan de Borbón, María Mercedes de Borbón y su hijo Juan Carlos en un balcón en Estoril en 1960. | Foto: Getty Images

Publicidad

MATRIMONIO

En la boda de la Infanta Beatriz de España, en enero de 1935, María conoció al hombre de su vida: el Infante Juan, hermano de Beatriz y heredero del Rey Alfonso XIII. Para el mes de octubre de ese año, Juan y María llegaron al altar.

Su boda tuvo lugar en Roma. Al poco tiempo, su marido asumió el título de Conde de Barcelona, y ella se convirtió en condesa. Tuvieron cuatro hijos: Pilar, Juan Carlos, Margarita, y Alfonso.

Sofía de Grecia, infantas Cristina y Elena, María Mercedes de Borbón, Francisco Franco y esposa en bautizo del príncipe Felipe en Madrid, en 1968. | Foto: Getty Images

Publicidad

TRAGEDIA

La familia vivió entre Cannes y Roma por algunos años. Durante la Segunda Guerra Mundial, vivieron con la Reina Victoria Eugenia, madre del Infante Juan, y tras el fin de la guerra, se mudaron a Portugal. En 1953, María representó a la familia real española en la coronación de la Reina Elizabeth II.

Tres años más tarde, aún en Portugal, la tragedia tocó a las puertas de la familia. En un terrible accidente durante el Jueves Santo, el pequeño Alfonso perdió la vida, víctima de un disparo accidental por parte de su propio hermano. Fue un duro golpe para la familia.

Infanta Cristina, don Juan de Borbón y María Mercedes de Borbón en La Granja en 1988. | Foto: Getty Images

Publicidad

DEPRESIÓN

El evento trastocó la relación de Don Juan con su hijo, a quien obligó a jurar que no había sido a propósito. Sin embargo, nadie se vio tan afectado como María, quien cayó en una profunda depresión marcada por el abuso del alcohol.

Luego de un largo duelo y una ardua recuperación, la condesa poco a poco salió del foso, apoyada en su fe. Veinte años después, su hijo ascendió al trono español luego de que la monarquía fuese restaurada. En esa época, la aristócrata medió entre Don Juan de Barcelona y el nuevo Rey de España, quienes llevaban años sin hablar.

María de las Mercedes de Borbón en el entierro de su esposo, Juan de Borbón, en Madrid en 1993. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sus esfuerzos no fueron en vano, y logró que padre e hijo volviesen a interactuar. De hecho, Juan Carlos I hizo oficial el título de Conde de Barcelona que había asumido su padre más de 30 años atrás.

María Mercedes murió en el año 2000, en Lanzarote, víctima de un ataque al corazón. Tuvo los honores fúnebres de una reina. Yace enterrada en la Cripta Real del Monasterio de El Escorial, cerca de Madrid.

Publicidad