NoticiasPersonas

04 de febrero de 2021

Liberan a inmigrante mexicana que pasó 18 años encarcelada injustamente en Estados Unidos

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Gracias al apoyo constante del Consulado de México en Austin, Texas, así como de varias organizaciones, Rosa Estela Jiménez Olvera salió en libertad condicional.

Tras permanecer en prisión por 18 años en Estados Unidos, finalmente pudo ser liberada la inmigrante mexicana que fue arrestada en 2003 por la muerte de un pequeño a su cuidado.

A sus 37 años, Rosa Estela Jiménez Olvera pudo volver a abrazar a sus hijos Enmanuel y Brenda, de 18 y 19 años respectivamente, quienes han crecido sin su amor y cuidado debido a una sentencia injusta.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

“Me siento afortunada porque voy a poder estar en la boda de mi hija y si Dios permite establecer una relación con mis hijos”, dijo Rosa con gran emoción.

Con el apoyo incondicional del Consulado de México y la organización The Innocence Project, que actuó en última instancia, no solo se logró que un juez declarara la muerte del pequeño como accidental, descartando el asesinato, sino que se impidió que Rosa fuera deportada.

Cargando...

Publicidad

INMIGRANTE ILEGAL

Rosa Estela es una de las miles de mujeres mexicanas que migran a los Estados Unidos en búsqueda de un futuro distinto lleno de oportunidades. Con apenas 17 años, entró en forma ilegal a través de la frontera, y se estableció en Austin. 

En su condición de inmigrante indocumentada, su forma de trabajar fue en casas de familias con niños pequeños, a los cuales cuidaba y atendía.

Cargando...

Publicidad

De a poco las cosas fueron mejorando en la vida de Rosa; conoció a Fidel Juárez, un buen hombre originario de Guanajuato, México, con el que contrajo matrimonio. Nació su primogénita y en pocos meses ya estaba embarazada de su segundo hijo. De repente, todo su mundo se puso de cabeza.

UN TERRIBLE ACCIDENTE

A pesar de los años en Estados Unidos y su gran estabilidad, Rosa seguía siendo indocumentada. En 2003 estaba a cargo del cuidado de un niño de 21 meses, el cual aparentemente se ahogó con unos trozos de papel.

Cargando...

Publicidad

Los esfuerzos de los paramédicos no lograron salvar al pequeño, y de inmediato, Rosa Estela fue detenida y acusada de maltrato del menor y de su muerte.

En el juicio, Allison Wetzel, fiscal a cargo del caso, fue implacable al afirmar que la muerte del menor había sido producto de la crueldad de la cuidadora y que sus acciones habían sido totalmente premeditadas.

Cargando...

Publicidad

No se consideró el hecho de que el niño no presentaba ninguna lesión que apoyara el supuesto maltrato. La labor de los defensores no pudo contrarrestar en forma eficiente las anomalías que se cometieron en el juicio. 

En el caso de Jiménez Olvera se asumió su culpabilidad y no su presunta inocencia, como es el deber ser. El ser indocumentada y sin instrucción contribuyó a esto.

Cargando...
Cargando...

Publicidad