Empleados del palacio Buckingham contra Meghan Markle: despido y acusaciones de bullying

Alejandra Quintero
05 mar 2021
06:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La Casa Real británica ha mantenido su política de trabajo digno durante muchos años. Sin embargo, las acusaciones contra la ex actriz de Hollywood lo ponen en entredicho.

Publicidad

Meghan Markle vuelve a aparecer en los titulares con noticias que no la posicionan en un lugar agradable frente a la opinión pública.

Estas informaciones han visto la luz poco después de su victoria en los juzgados contra el Daily Mail y ad portas de su entrevista con Oprah Winfrey.

Publicidad

Muchas personas tienen los ojos puestos sobre la duquesa de Sussex y lo que dirá en esta conversación. Además, esperan que hable sobre los escándalos de acoso laboral que pesan sobre ella.

De acuerdo con la revista Vanitatis, durante el tiempo que Meghan convivió en Kensington dejaron de trabajar con ellos nueve empleados, quienes la acusaron de "bullying".

Publicidad

Al menos esa es la información que ha acaparado la atención de algunos medios de comunicación. En los informes, se habla que Markle no solía atender las recomendaciones sobre los protocolos reales.

Además, que ella enviaba mensajes a su equipo en la madrugada y no aceptaba negativas. Incluso, una de las renuncias más llamativas fue la de uno de sus oficiales de protección.

Publicidad

En ese momento se dijo que para él era difícil cumplir con su labor de velar por la seguridad de Meghan porque ella quería hacer todo a su manera.

En 2018, cuando la actriz y el Príncipe Harry aún no se habían casado, Edward Lane, su mano derecha por cinco años, decidió renunciar.

Publicidad

Después, vino una ola de renuncias como la de Katrina McKeever, Natalie Campbell y Samantha Cohen. Además, Melissa Touabti, también se despidió de la duquesa de Sussex solo seis meses después de estar ejerciendo como su asistente personal.

Algunos empleados decidieron quedarse trabajando para los duques de Cambridge, tras la separación de Meghan y el Príncipe Harry de sus deberes reales.

Entre ellos, Jason Knauf, quien era secretario de comunicaciones de los Sussex y habría presentado una denuncia oficial por el comportamiento de la actriz estadounidense con sus colaboradores.

Publicidad

El Palacio de Buckingham emitió el 3 de marzo un comunicado manifestando la preocupación de la Casa Real por estos acontecimientos y anunciando la apertura de una investigación para esclarecer los hechos, tras la publicación de esta noticia en un periódico británico.

Mientras tanto, los abogados de Meghan dijeron que se encuentra afectada por las acusaciones, teniendo en cuenta que fue alguien que sufrió bullying en su infancia y está comprometida con la erradicación de este problema.

Publicidad