Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

15 de marzo de 2021

Cuidadora salva a dos ancianos de un incendio, pero pierde su vida

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La mujer de 57 años de edad recibió un homenaje post mortem y la admiración de todo el pueblo, donde hubo caravanas en su honor.

Natalia Beilovya estaba a cargo del cuidado de una pareja de ancianos cuando la casa que habitaban se incendió. Ante la situación ella no dudó en arriesgar su propia vida para salvar la de ellos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

MÁS QUE VOCACIÓN

Tras una explosión de gas, la vivienda ubicada en Cicerale, Italia, comenzó a arder en llamas, comprometiendo la vida de los abuelos de 88 y 85 años de edad. Sin pensarlo dos veces, Natalia luchó contra las llamas y los puso a salvo en el patio.

No bastando con este acto heroico, la cuidadora regresó al interior de la casa para rescatar objetos de valor para sus pacientes. Sin embargo, el humo y el fuego hicieron imposible para ella salir airosa de la situación.

Cargando...

Publicidad

EL TRÁGICO DESENLACE

Cuando los bomberos llegaron al lugar del siniestro Natalia se encontraba sin vida dentro de la casa. Bastaron minutos para que la historia se volviera pública.

El alcalde de Cicerale rindió tributo a su memoria, al igual que el resto de la población. Un día después del trágico desenlace, Beilovya fue homenajeada por las calles del pueblo. Caravanas y banderas a media asta marcaron la empatía de los habitantes hacia su noble obra.

Cargando...

Publicidad

UNA HEROÍNA

La convicción de Natalia se convirtió en algo muy admirable para muchas personas que no dudaron en catalogarla como una heroína. Pues además de haber entregado su vida para salvar la de sus pacientes, también vivió con actitud positiva.

Siempre con una sonrisa y dispuesta de ayudar a los más necesitados, esta mujer es un verdadero ejemplo para el mundo entero.

Cargando...

Publicidad

SALVANDO VIDAS

No todos los héroes tienen capa y, para sorpresa de muchos, no todos son humanos. En Franklin, Tennessee, una familia estuvo a punto de verse envuelta en llamas luego de que su casa comenzara a incendiarse.

Por suerte, Roux, la perrita de una familia vecina, alertó sobre la situación ladrando frenéticamente. Su alerta permitió que el asunto no pasara a mayores. Apagaron las llamas y nadie salió herido.

Cargando...
Cargando...

Publicidad