NoticiasNoticias España

15 de abril de 2021

Rocío Carrasco habla de su día a día con Rocío y David cuando vivían con ella

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Horarios, estudios y tiempo en familia eran parte fundamental de la rutina de los retoños de Carrasco mientras estaban con ella.

Además de los momentos llenos de tensión que ha vivido en los últimos 25 años, la hija de Rocío Jurado también ha pasado días encantadores, en especial, junto a sus hijos David y Rocío.

Publicidad

AMOR Y DISCIPLINA

Según comentó Carrasco en una emisión reciente de su documental, cuando le tocaba pasar los 15 días con sus chicos, ella se aseguraba de que llevaran una rutina llena de actividades.

La empresaria aseguró que se considera una madre disciplinada y que, a diferencia de lo que los chicos hacían cuando estaban con el papá, con ella Rocío y David debían cumplir con sus deberes siguiendo ciertos parámetros.

LA RUTINA EN CASA DE ROCÍO

“Ellos llegaban del colegio, merendaban y hacían los deberes conmigo. Siempre conmigo. Algunas veces, también los hacían con Fidel porque a él se le daban mejor unas asignaturas y a mí otras", compartió la empresaria.

Publicidad

Carrasco agregó que si bien los chicos debían cumplir con sus deberes escolares al pie de la letra, siempre tuvieron oportunidad de divertirse. Al terminar sus tareas jugaban o veían alguna serie o película, mientras que los fines de semana iban al cine o al parque.

Publicidad

TENÍAN QUE ADAPTARSE

Aunque al parecer los chicos disfrutaban la rutina en casa de su mamá, existía un proceso de adaptación en el que David llegaba muy cansado. Según las declaraciones de Carrasco, en casa de Antonio David Flores los pequeños no tenían límites.

"Venían de no tener un horario a la hora de acostarse, de estar rodeados de gente mayor y de poder hacer en buena forma lo que les diera la gana. Desde los nueve años mi hija quería un móvil, yo no se lo compraba y en casa de su padre lo tenía", reveló Carrasco.

SE ARREPIENTE

La hija de Pedro Carrasco admitió que el convenio de custodia que le permitía tener a sus hijos 15 días al mes para que el padre pasara las otras dos semanas con ellos, fue determinante en la ruptura de la relación entre ellos.

Publicidad

"Lo hice pensando que hacía un bien y me arrepiento porque al final lo que he conseguido ha sido ofrecerle y ponerle en bandeja más tiempo para que consiguiera lo que hoy por hoy ha conseguido", reflexionó Carrasco en el documental, de acuerdo a la reseña de Lecturas.

Por ahora, el medio del espectáculo español sigue atónito ante sus declaraciones, mientras se desconoce si ha tenido algún tipo de contacto con sus hijos en las últimas semanas.

Publicidad