Rocío Flores se quiebra al hablar de Olga: "Me ha convertido en la persona que soy"

Stef Colina
05 may 2021
15:24
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La exsuperviviente tuvo que abandonar el plató luego de escuchar las palabras que su madrastra compartió en Los Cayos Cochinos.

Publicidad

Rocío Flores tiene los sentimientos a flor de piel. En una reciente edición de 'Tierra de Nadie' no pudo contener el llanto al escuchar a Olga Moreno hablando sobre ella y David con dulzura, en un arrebato de orgullo maternal.

Publicidad

COMO UNA MADRE

La diseñadora se sinceró con sus compañeras de concurso en una conversación que dejó ver la importancia que tienen los hijos de Antonio David Flores en su vida.

En tono de confidencia, Moreno le comentó a Marta López que aunque no parió ni a Rocío ni a David, se ha dedicado a criarlos como una madre, algo que ambos le han sabido agradecer con creces.

HA RECIBIDO MÁS DE LO QUE HA DADO

"Me han dado más a mí que yo a ellos, soy yo la que tiene que agradecer. Siempre digo que de estos tres dedos que cuál me corto. Y a Lola la he parido yo. Y no me corto ninguno", admitió Olga a Marta mientras reposaban en las costas hondureñas.

Publicidad

A pesar de la fuerte conexión que la esposa del ex Guardia Civil comparte con Rocío y con David, ella reconoce que madre solo hay una, y que esa es Rocío Carrasco, de quien espera que algún día le coja el teléfono a los hijos.

Publicidad

ROCÍO NO CONTUVO LAS LÁGRIMAS

Siendo la defensora de Olga en el plató, Rocío Flores fue testigo de la confesión de la mujer que la crio durante los últimos 20 años. Aunque trató de ocultar su emoción, no pudo evitar que las lágrimas comenzaran a correr por su rostro cuando Carlos Sobera le dio la palabra.

"Lo único que te puedo decir es que Olga no me ha parido, pero es una persona fundamental en mi vida y tengo mucho que agradecerle. (...) Me ha enseñado mucho", admitió la influencer mientras luchaba por no dejarse llevar por sus emociones.

ABANDONÓ EL PLATÓ

Publicidad

La conmoción que Rocío sintió al escuchar a Olga hablando de ella como una hija más, hizo que el sentimiento se apoderara de ella y recalcara su compromiso por brindarle su apoyo incondicional. Sin embargo, fue tan intenso lo que sintió que abandonó el plató para calmarse un poco.

Al poco tiempo volvió a ocupar su sitio pidiendo disculpas por haberse ausentado. Y es que para nadie es secreto que Rocío está atravesando un duro momento y que basta con tocar el tema familiar para que salgan a flote esas sensibilidades que ya no pude ocultar.

Publicidad