logo
shutterstock
Fuente: shutterstock

El príncipe Harry es criticado por hacerse la víctima mientras vive en una mansión de USD 14 millones

Stef Colina
14 may 2021
22:22
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

El Príncipe confesó en una entrevista que se siente más cómodo desde que se mudó a Estados Unidos, donde puede caminar con la frente en alto sin que nadie lo aborde en la calle.

Publicidad

Ha pasado poco más de un año desde que Harry renunció a sus obligaciones con la Corona Británica. Desde entonces ha sido el blanco de críticas por parte de personalidades como la biógrafa de la realeza Angela Levin, quien acaba de lanzar una dura acusación contra él.

Publicidad

NO SE SENTÍA LIBRE

El Príncipe dijo en una entrevista con Dax Shepard que cuando estaba en Londres tuvo que disfrazarse más de una vez para ver a Meghan en público.

Harry explicó que en una oportunidad él y la duquesa se citaron en un supermercado donde pretendieron ser desconocidos.

"Usaba una gorra de béisbol y miraba hacia el suelo, tratando de permanecer de incógnito", compartió Harry al actor estadounidense.

SE SINTIÓ INDIGNADA

Si bien muchos entendieron la sensación de enclaustramiento a la que el duque de Sussex se refería, a Angela Levin le pareció contradictorio su argumento.

Publicidad

La biógrafa calificó la actitud de Harry como victimista y arremetió contra él con un trino que no dejó indiferente a los internautas.

"Harry es la víctima nuevamente en el podcast de Dax Shepard. Aunque nació siendo privilegiado ahora cree que 'se puede empezar en un lugar y cambiar en el tiempo'. Entonces su casa de 16 baños no es un privilegio", apuntó la escritora en su cuenta de Twitter.

Publicidad

EL DOLOR GENÉTICO

De acuerdo a Levin, el hijo de Diana de Gales está sufriendo de "dolor genético" y que por eso ha estado arremetiendo con polémicas declaraciones contra su familia.

Para la autora de 'Harry: Conversations with the Prince', el príncipe de 36 años de edad se está quejando mucho, teniendo en cuenta todos los recursos a su disposición para construirse una vida llena de satisfacciones.

Sin embargo, todo apunta a que Harry está dejando atrás todas las emociones que tenía estancadas. Desde que se mudó con su mujer y su hijo de dos años a la mansión californiana de 14 millones de dólares, se le ve más fresco y sonriente.

En varias ocasiones el príncipe ha asegurado que en Estados Unidos puede hacer cosas que antes eran imposibles para él: como ir en bicicleta con Archie o simplemente caminar por la calle con la frente en alto.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad