twitter.com/PDI_Tarapaca
Fuente: twitter.com/PDI_Tarapaca

Contrató sicarios para asesinar a exesposa y ellos lo mataron a él para “no dejar un hijo sin madre”

Mayra Pérez
15 may 2021
20:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Un presunto caso de sicariato terminó con la muerte del instigador, en un giro desconcertante de los hechos. ¿Es posible que la conciencia les impidiera llevar a cabo su encomienda?

Publicidad

La mañana del 10 de abril, la población de Alto Hospicio en Tarapacá, Chile, se despertó con la noticia de un asesinato en una de sus calles. Aunque en un principio todo apuntaba a un robo violento, el caso era mucho más complicado.

Publicidad

El cuerpo sin vida de Crescencio Gómez, de 59 años, apareció en un terreno baldío. Había recibido múltiples heridas mortales por arma blanca y no se encontró su billetera ni su celular.

La investigación del tráfico de llamadas y mensajes del celular robado llevó a las autoridades a los asesinos. La historia que contaron fue por demás desconcertante.

SICARIATO

Los presuntos responsables de la muerte del hombre son Marvin Estupiñan Hurtado y Brayán Díaz Ardila. Los jóvenes de 21 y 25 años habrían confesado el robo y el homicidio.

La versión que dieron a las autoridades es que el hombre los había contratado para llevar a cabo un doble asesinato. Algunos días antes del trágico evento, Gómez los contactó para proponerles que eliminaran a una mujer y un hombre.

Publicidad

A cambio, recibirían un pago único y por adelantado de 600 mil pesos. Supuestamente, la mujer tenía una gran deuda con él y esa era su venganza.

Sin embargo, cuando el hombre les mostró el lugar donde vivía la mujer, supieron que la víctima era su exesposa y que el hombre que vivía con ella era su hijo. Ambos estaban residenciados en la misma casa que Crescencio, pero en el segundo piso.

Según le explicaron los jóvenes al abogado asignado para su defensa, no se sintieron cómodos con el encargo y así se lo hicieron saber a Crescencio.

“Qué les importa, si les estoy pagando. Esto no es gratis. A ustedes no les importa quién es la persona. Hagan el trabajo no más”, cuentan ellos que respondió Gómez, según cita La Nación.

Publicidad

Patrullas de policía. | Foto: Shutterstock

OTRO PLAN

Antes de reunirse por última vez con Crescencio, los jóvenes decidieron no llevar a cabo los asesinatos. En su lugar, una vez hubieran recibido el pago, acabarían con la vida del hombre para eliminar vínculos con él y lo robarían para despistar. 

“La madre es sagrada y no íbamos a dejar un hijo sin madre”, dijeron a su abogado defensor, según recoge Noticias Caracol.

Marvin y Brayán están detenidos y la Fiscalía de Alto Hospicio les ha imputado cargos por el delito de robo con homicidio.

Publicidad