Una chica de 14 años embarazada asesinada por su novio: la historia que inició el "Ni una menos"

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

En 2015, la indignación tras el femicidio de Chiara Páez fue la chispa que dio inicio al movimiento "Ni Una Menos". Su madre sigue pidiendo justicia.

Todo comenzó el 10 de mayo de 2015, en la localidad argentina de Rufino, provincia de Santa Fe. Chiara Páez, de 14 años y embarazada de dos meses, fue brutalmente asesinada por Manuel Mansilla, quien era su novio.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Él intentó ocultar su crimen y, con ayuda de familiares, enterró su cuerpo en la casa de su abuelo. Tan pronto como se conoció su desaparición, el pueblo entero se movilizó para buscar a la joven.

Mientras familia, amigos y montones de vecinos buscaban a la adolescente por todas partes, el asesino compartía un asado familiar. Los restos mortales de Chiara yacían a pocos metros de la mesa.

Mansilla, quien por entonces tenía dos años más que su novia, fue condenado a 21 años y 6 meses de prisión. Su madre, Carolina Gallegos, y la pareja de ella, Carlos Cerrato, no recibieron condena: para ellos se aplicó el criterio de "excusa absolutoria" por ser familiares del condenado.

Cargando...

Publicidad

Verónica Camargo, madre de la fallecida, manifiesta su amargura por ese criterio judicial: para ella resulta claro que la responsabilidad de la familia del femicida fue mayor.

"Desgraciadamente la justicia por ahí no actúa como corresponde", afirma, "a veces los padres nos tenemos que transformar, como digo siempre, en peritos, fiscales y abogados como para tratar de activar la causa".

Resaltó la importancia del diálogo con otros padres de víctimas de femicidio y las redes de apoyo que se construyen. Afirmó que esas redes son de vital importancia a la hora de aprender a manejarse con el sistema judicial.

Cargando...

Publicidad

Ella ha tenido que involucrarse mucho, pero como mamá, hay un límite: "Lo que nunca hice fue mirar imágenes. Eso es lo único que no puedo hacer", cuenta, con la angustia en la voz.

"Los únicos que tenemos perpetua somos nosotros", lamenta.

Hoy por hoy, la madre de Chiara prefiere atesorar los buenos recuerdos de su hija. Agradece que a la adolescente le encantaba sacarse fotos, porque tiene muchas para recordarla todos los días.

Al día de hoy, el movimiento colectivo "Ni Una Menos", continúa visibilizando las muertes por femicidio, concientizando, y exigiendo justicia y un accionar más eficiente de las autoridades para evitar este tipo de casos. Como señala Verónica, queda mucho camino por recorrer.

Si eres víctima de maltrato y necesitas ayuda, o conoces a alguien que sufre violencia de género y requiere asistencia, llama a la línea de atención especializada que corresponda a tu país. Consulta aquí el número que debes marcar.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.