MediosTV

21 de junio de 2021

Cómo homenajea Liam Neeson a su esposa en cada película desde que la perdió hace 13 años

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Un inevitable flechazo, una hermosa e intensa relación, dos hijos y un inesperado y doloroso final resume el matrimonio de Liam Neeson y Natasha Richardson.

La historia de amor entre estos reconocidos actores de Hollywood comenzó en una obra de teatro donde coincidieron en 1993. El momento no era el ideal, Natasha Richardson estaba casada con el productor Robert Fox.

Pero nada impidió que vivieran su gran amor, y en 1994 tuvieron una bella boda. Para Liam Neeson, ni siquiera la muerte ha logrado separarlos y aún espera que entre por la puerta. En AmoMama te contamos lo que ocurrió.

Liam Neeson asiste al estreno irlandés de su película, The Commuter, en Cineworld. Enero de 2018. | Foto: Shutterstock.

Publicidad

"ANNA CHRISTIE"

La suerte reunió a Liam y Natasha en Broadway, mientras participaban en la obra de teatro ‘Anna Christie’. Aunque años después la actriz diría que el momento no fue bueno, ellos simplemente se enamoraron.

Tan pronto ella concretó su divorcio, compraron juntos una casa de campo en Nueva York y en esa misma propiedad celebraron su matrimonio. Era el mes de julio. En diciembre de ese año, hicieron su primera película juntos, ‘Nell’.

Para ese momento, ya esperaban a su primogénito. Micheál nació el 22 de junio de 1995, y un año después, el 27 de agosto de 1996, vino al mundo Daniel.

Publicidad

UNA MALA CAÍDA

Tras 16 años de feliz matrimonio, Liam recibió una llamada telefónica que cambiaría su vida. Natasha le contó que se había caído en la nieve, pero que todo estaba bien. Esa fue la última vez que hablaron.

La verdad es que se había golpeado la cabeza sin la protección de un casco. La actriz no quiso atención médica y se quedó en su habitación. Por desgracia, había sufrido una lesión cerebral traumática.

En el hospital de Montreal, determinaron muerte cerebral. Así la encontró Liam, y en respeto al acuerdo que habían hecho, le dijo cuánto la amaba y pidió que la desconectaran.

Publicidad

Liam Neeson Y Natasha Richardson en los 62.os premios anuales del Globo de oro en el Beverly Hilton Hotel. Enero de 2005. | Foto: Shutterstock.

SINCERO HOMENAJE

A partir de ese momento, la vida para Neeson cambió radicalmente. Una parte de él aún no asimila la pérdida y espera verla llegar a casa. Otra parte se paraliza de dolor sin poder evitarlo.

Publicidad

Sin embargo, encontró sanador entregarse al trabajo. Los guiones que lo han inspirado desde entonces tienen algo en común, su personaje ha sufrido alguna pérdida dolorosa. 

El año pasado, trabajó al lado de su hijo Micheál en la producción ‘Made in Italy’. Como en la vida real, padre e hijo habían perdido a la mujer más importante de sus vidas, y se reúnen para vender su mansión en ruinas. 

Y a través de estas interpretaciones, Neeson le hace un silencioso y emotivo homenaje a la mujer con la que aprendió a amar en forma incondicional.

Publicidad