Sobre AM
MediosHistorias virales

23 de junio de 2021

Lloraron la muerte de su gato e incluso lo cremaron, pero él apareció vivo un mes después

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Lo lloraron y despidieron, pero de pronto lo tenían entre ellos nuevamente y ahora se preguntan a quién corresponden las cenizas del felino que incineraron.  

Lloraron la muerte de su gato e incluso lo cremaron, pero él apareció vivo un mes después. El hecho ocurrió en Stretton, un suburbio del Reino Unido.

La familia de Frankie, un gato de 16 años, experimentó el milagroso regreso de su adorada mascota, quien había desaparecido la noche del pasado 19 de mayo. ¡Sigue leyendo y entérate de lo que sucedió con el peludo animal!

SE HABÍA PERDIDO

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Días después de haberse perdido, Rachel Fitzsimons iba de regreso a casa por la autopista desde Lymm cuando vio un gato muerto en la orilla de la carretera.

A su mascota la habían buscado por toda la zona e incluso contaron con la ayuda de muchos residentes. Al ver al felino sin vida se detuvo y junto a su esposo intentó identificarlo.  

Sin embargo, las heridas que tenía eran tan graves que no pudieron tener la certeza completa de que era su gatito.

A pesar de la duda, Rachel dijo que las marcas coincidían y como su residencia estaba cerca de la autopista, se convenció de que era Frankie.

Cargando...

Publicidad

RECUPERARON EL CUERPO

La familia se comunicó con la Agencia de Carreteras para proceder a la recuperación del cuerpo. Una vez que se corroboró la muerte del animal, los restos fueron entregados a Rachel y su esposo.

Era un gato atigrado esponjoso con marcas blancas que coincidían con las de la mascota extraviada días atrás. La patrulla de la carretera no logró escanear su chip de rastreo.

Lo cierto es que los reclamantes cremaron el gato y el hijo de Rachel dispuso las cenizas junto a su cama porque siempre dormía a su lado.

Cargando...

Publicidad

EN LA PUERTA TRASERA

Días después de la cremación, escucharon en la puerta trasera de la casa un maullido igual al de Frankie. Cuando el chico corrió hasta el lugar, allí estaba el gato.

Había regresado a su hogar desaliñado y muy delgado. Maullando como si nada hubiera pasado. La familia quedó en shock y lloró.

Se sienten con mucha suerte de tener a su amado felino todavía con ellos, pero ahora tienen la interrogante en sus mentes. Les gustaría saber de quién es la mascota que incineraron.

Cargando...
Cargando...

Publicidad