38 cirugías casi la matan, pero se someterá a una más para tener el pecho más grande del mundo

Georgimar Coronil
22 jun 2021
15:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Sheyla Hershey es una mujer de 41 años que se colocará unos expansores mamarios en el pecho para aumentar aún más su tamaño.

Publicidad

La estrella de la telerrealidad ha desestimado las advertencias y preocupaciones de los especialistas sobre su próxima operación. Ella asegura que tener un busto grande es lo único que la hará feliz.

Su primera cirugía estética fue una liposucción a los 20 años, después de que le dijeran que tenía "cuerpo de hombre" durante años.

Publicidad

Un año después, Sheyla se sometió a la primera de las 38 operaciones de pecho para transformar su copa B en una C.

Luego de que su expareja la animara a parecerse a Dolly Parton, Hershey desarrolló una peligrosa adicción a la cirugía plástica.

Sheyla explicó que esto le permitió batir un récord mundial con sus senos copa MMM. “Algunas personas tienen una obsesión con el gimnasio, la mía es tener los pechos más grandes del mundo”, declaró, según The Sun.

Comentó que tiene mucho tiempo fantaseando con parecerse a Parton, ya que le encanta su cuerpo. Señaló que ahora sus senos son más grandes que los de la artista.

Publicidad

"Me preocupa mi próxima operación porque estoy abriendo de nuevo la caja de Pandora, pero prefiero morir feliz con unos pechos enormes que estar triste e infeliz”, dijo.

Desde que Sheyla comenzó su aventura en el mundo de la cirugía plástica hace 21 años, ha tenido que enfrentarse a ciertas complicaciones de salud.

Publicidad

Hershey casi fallece por dos infecciones que contrajo tras pasar por el quirófano. Su primera experiencia cercana a la muerte fue en 2005, cuando se hizo una liposucción. La segunda infección se originó luego de una operación de extracción de costillas. Su vida estuvo en riesgo.

Cuatro años después descubrió que estaba embarazada. Los médicos le dijeron que debía reducir sus implantes de 6.500 cc a 1.000 cc para asegurarse de que su hija sobreviviera al parto.

La dama no dudó en seguir el consejo de los médicos para poder salvar a su hija. Sin embargo, desarrolló una depresión postparto que también la afectó.

Ahora, tras haber superado esas difíciles experiencias, se encuentra enfocada en su próxima operación que sería la número 39. Hershey ha gastado más de 320.000 euros.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.